Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

14/07/2015

Actualidad

La boda de Demichelis y Anderson

“Eva y mis hijos son el mejor gol de mi vida”

Son tiempos de cosecha para la vida de Evangelina Anderson (31) y Martín Demichelis (34). Después de ocho años de relación en los que superaron una crisis que los fortaleció, la pareja coronó su amor durante el mediodía del sábado 11 con una emotiva boda civil en Rincón de Pilar. Acompañados por 78 invitados, entre ellos los familiares de Martín venidos exclusivamente en tres combis desde la ciudad cordobesa de Justiniano Posse, los novios entraron al salón a las 13:30 mientras se escuchaban los acordes de la canción “Sin principios ni final”, de Abel Pintos. Y la ceremonia tuvo dos anfitriones muy especiales, los pequeños hijos de la pareja, Bastián Martín (6) y Lola (2), quienes agarrados de la mano fueron los encargados de llevar las alianzas y dárselas a la jueza, ante la brillosa mirada de sus padres y al son el tema “Aleluya”. Una vez convertidos en marido y mujer sonó la canción “All you need is love”, luego de que la hermana del futbolista, Georgina, su tía, la mamá de la modelo, Silvia, y algunos amigos de ambos, como el abogado César Carozza, les dedicaran unas palabras a los recién casados. Así comenzó la fiesta al aire libre con una orquesta en vivo que continuó con la animación del payador Wilson Saliwonczyk, a pura milongas y una ronda de baladas en un fogón junto a los novios. También estuvieron las mejores amigas de “Eva”, Fernanda Vives (35), acompañada por su esposo, el futbolista Sebastián Cobelli (37) y sus hijos, Brisa (3) y Rocco (5 meses), y Mariana de Melo (34) con su pareja, José Fortunato. El menú a elección fue preparado por el chef de la estancia, quien deleitó a los presentes con toda clase de opciones: pastas, pernil de ternera, pollo asado, cazuelas de salmón y lomo, sushi, mariscos, sandwiches y finger foods. El postre fue volcán de chocolate con helado, y los invitados tuvieron a su disposición toda clase de bebidas y barra de tragos.
Por separado, “Eva” y Martín arribaron cerca de las 11 de la mañana al salón, donde comenzaron desde temprano con los preparativos en sus respectivas suites. Ella morigeró sus nervios junto a su pequeña Lola y a su hermana, Celeste, quien la maquilló. Y él se contuvo en su admirador número uno, Bastián, decidido en lucir el mismo gabán que su papá, diseñado por José Valosen. Por eso, como el jugador se olvidó el gabancito de su heredero en su casa, fue a buscarlo inmediatamente para cumplirle el sueño. “Estoy muy feliz. Eva y mis hijos son el mejor gol de mi vida, mi mayor contención”, dijo el defensor del seleccionado nacional, además de recordar el “empujón” que les dio Lionel Messi (28) en una cena para que se casaran: “Después del Mundial nos juntamos a comer con ‘Lio’ y su mujer, Antonella, y hablando sobre su posible casamiento, él nos preguntó: ‘¿Y ustedes cuándo se casan?’ Ahí se lo prometimos y hoy cumplimos”. Acto seguido, Eva expresó su emoción por haber encontrado al amor de su vida: “Me enamoró la resiliencia de Martín, su lucha diaria y cómo es como padre. Si bien al comienzo estaba un poco nerviosa, hoy soy la mujer más feliz del mundo. Lloré durante todo el día. Me propuso el casamiento el año pasado para mi cumpleaños y hoy se hizo realidad. Él es todo para mí, como lo soy yo para él”, se emocionó la modelo, muy sensual con un vestido de la diseñadora Stella McCartney (43), idéntico al que usó Beyoncé (33) durante el after party de los Oscar 2015.
La luna de miel comenzó este miércoles 15 en Marbella. Pero la ceremoria religiosa será en junio de 2016, en la Argentina, donde la pareja tiene pensado vivir tras el año que le queda de contrato a “Micho” con el Manchester City.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *