Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

08/09/2015

Actualidad

“Vamos a estudiar cocina juntos”

Maria, La ganadora y Lucas , semifinalista de mastercheff junior

Después de la gran final de MasterChef, en la que Alejo Lagouarde (26) se impuso como el mejor cocinero amateur, ahora le llegó el turno a los más chiquitos. Con un suculento plato de ravioles abiertos de salmón con crema reducida al vino blanco y una tarteleta de frambuesa con merengue italiano, la dulce María Sassola (13) se impuso a Lucas Di Giacomo (11) en la final de MasterChef Junior.
Los tres jurados, Donato de Santis, Christophe Krywonis y Germán Martitegui eligieron, en una pareja final, los platos de María quien sueña con un futuro en la gastronomía: “Los dos estuvimos re-parejos y ahora vamos a estudiar cocina juntos en el verano para seguir aprendiendo. La final es un momento fuerte, donde los sentimientos juegan un papel importante”, confiesa María a lo que agrega: “Me encantó poder aprender de ese jurado, son mis ídolos”. Lucas por su parte, con tan sólo 11 años, ya muestra un talento envidiable: “Mi sueño es convertirme en chef. Tener mi propio restaurant y ponerle de nombre El Chanchito”, en referencia a su amuleto de la suerte que lo llevó a la gran final. “A pesar de no haber ganado, estoy muy contento”, repite Lucas quien, en broma, afirma que se hubiese animado a hacerse “el malo” con Alejo, campeón de MasterChef de adultos.
En cuanto a sus especialidades, la campeona de MasterChef afirma que lo suyo es la comida italiana y que ya antes de ganar era la cocinera favorita de la familia y los amigos: “Todos me piden pastas: fetuccini, tallarines… Con bolognesa o con mi especialidad, la crema de verdeo”, repite.
Ambos comparten el asado y las milanesas con pure como plato favorito y tienen un deseo en común, además del restaurant propio: creen que quedarían muy bien en pantalla compartiendo un programa de recetas: “Estaría buenísimo hacerlo, con recetas para chicos”, afirma Lucas y María agrega: “Pondríamos en práctica los consejos de Christophe”, el jurado favorito de ambos, que le dijo: “Las emociones se pueden transmitir en la comida. ¡La cara con la que presentás tu plato transmite su sabor”…