Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

08/03/2016

Actualidad

“En nuestra familia se fomenta la solidaridad”

Daniel Vila y Pamela David, con Lola, en la vendimia solidaria

En la tierra del buen vino y de las tradiciones más de 700 personalidades, figuras de la política, empresarios y celebridades, se unieron el domingo 6 de marzo a Daniel Vila (62) y a su mujer, Pamela David (37), para celebrar la undécima edición de la Vendimia Solidaria, en su finca mendocina, conocida como “San Isidro”.
El director de América TV fue nuevamente el anfitrión del almuerzo que se realiza año tras año para recaudar fondos que luego serán destinados a obras de caridad en la provincia cuyana. “Todo lo que hacemos redunda en un beneficio para la gente de Mendoza. De la mano de la Reina de la Vendimia, le brindamos soluciones a los chicos en las escuelas, a los hospitales y comedores. Desde el sector privado tenemos que asumir nuestras responsabilidades y ayudar. Hace once años que la Vendimia ha hecho un montón de obras”, dijo.
Los invitados comenzaron a llegar a la finca pasado el mediodía, y fueron recibidos en la entrada principal por el empresario y la conductora. Los asistentes resaltaron la calidez de la pareja y el espíritu solidario.
La presencia destacada de la jornada fue la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, quien participó por primera vez de la Vendimia Solidaria. “Está bueno que los argentinos nos convoquemos para ayudar, y que creamos que cada uno, desde su lugar, puede hacer algo. La Vendimia representa el trabajo, valor que debemos transmitir en todo el país”, aseguró.
A pesar de que su marido, Ramiro Tagliaferro, estaba invitado al almuerzo, la Gobernadora se excusó por su ausencia, ya que el Intendente de Morón se quedó en su casa al cuidado de Camila, María José y Pedro, los tres hijos de la pareja, tal como le hizo saber a su llegada a los anfitriones del evento.
Vestida de blanco, Vidal despertó elogios por su renovada figura. “No hago dieta, ¡es el trabajo lo que me hace bajar de peso! Estuve muy exigida y el cuerpo también lo siente. De repente me doy cuenta que son las cinco de la tarde y no comí nada. Desde que empezó la campaña hasta ahora, o sea desde hace casi dos años, bajé como mínimo 15 kilos. Es la primera vez que no me tengo que preocupar por el peso, lo que es una novedad”, confesó al Diario Perfil.
Minutos antes de comenzar el almuerzo, la gobernadora acompañó a Pamela y a Vila durante la procesión de la Virgen de la Carrodilla, Patrona de los Viñedos, cuya imagen fue emplazada al ingreso de la finca. Durante el breve acto un sacerdote impartió la bendición a todos los presentes, dando por inaugurada una nueva edición de la Vendimia Solidaria.
“Me hace feliz acompañar a Daniel en este evento. Me parece maravilloso lo que hace por Mendoza. Esta es la sexta vez que lo acompaño. Me siento parte de ésto”, aseguró Pamela al hablar sobre el evento que organiza su marido y la Fundación UNO Medios.
El menú del almuerzo fue asado, acompañado por vinos de la Bodega Altus, propiedad de Vila. De postre, flan con mousse de dulce de leche; y para acompañar el café, tradicionales pastelitos de membrillo y batata.
El evento, conducido por Santiago del Moro y televisado en vivo por América TV, contó con un cierre de lujo de la mano de Soledad y Natalia Pastorutti, y recaudó la suma de 11.244.908 pesos, superando ampliamente la suma del año pasado.
“Mendoza festeja en la Vendimia el ciclo del crecimiento y la maduración de las uvas. En marzo se produce la cosecha y por eso la fiesta. Es la culminación de mucho esfuerzo. Cuando llega el momento en donde ese trabajo se traduce en algo maravilloso como es el vino. Nosotros todo el año vamos sembrando, trabajando y ayudando, y cuando llega ese momento nos sumamos a la Vendimia y empezamos a cosechar. Cosechamos la solidaridad, el apoyo y la presencia de gente que nos permite después desplegar nuestra tarea a lo largo del año”, dijo Vila.
Para llegar a recaudar esa suma de dinero Vendimia Solidaria contó con el apoyo de empresarios, figuras políticas y organizaciones, como la Fundación Zaldívar, que durante el año realizan valiosos aportes a la causa.
“Tengo una relación muy especial con la familia Vila. Con mi Fundación trabajamos hace 25 años llevando salud a quienes más lo necesitan. Es muy importante ayudar y que la gente contribuya”, dijo el doctor Roberto Zaldívar, reconocido oftalmólogo mendocino.
Otro de los presentes, el neurocientífico Facundo Manes, se mostró emocionado al poder vivir su primera Vendimia y destacó el poder de ayudar al otro. “Ayudar, ser altruista, hace bien al cerebro. Los circuitos de placer se activan cuando uno ayuda al otro. El altruismo produce bienestar en el cerebro de quien ayuda. Me parece que los argentinos tenemos que ser cada vez más solidarios. Un país es una comunidad de hermanos donde los sectores que pueden ayudar deben colaborar con los más vulnerables”, aseguró.
Para Jésica Cirio y Martín Insaurralde la solidaridad es un pilar fundamental. En Lomas de Zamora, municipio del que él es el intendente, la pareja realiza obras de beneficencia y aboga por incluir a los chicos a través de la danza y el arte. “Es el tercer año que venimos al evento y lo disfrutamos mucho. Es muy lindo venir a ayudar”, confesaron.
Los anfitriones del evento no sólo buscan concientizar al país sobre la importancia de ayudar a quienes más lo necesitan, sino que también lo hacen con sus hijos. “Para nosotros es fundamental ser solidarios con quienes menos tienen. En nuestra familia se fomenta la solidaridad. Ellos ven nuestra ayuda y disposición para con el otro y esa es la mejor enseñanza, el ejemplo”, dijeron.
En la undécima edición de Vendimia Solidaria, Vila estuvo acompañado por sus hijos, su socio José Luis Manzano y por la gerente de programación de América TV, Liliana Parodi, quienes se reunieron en la finca “San Isidro” para compartir una jornada donde la solidaridad fue la premisa.
La noche del sábado 5, en la previa del gran evento, Vila y Pamela agasajaron a los invitados con una comida en el Hotel Intercontinental. El menú de tres pasos fue realizado por los chefs del lugar especialmente para la ocasión.
La Vendimia celebra, hace ya ochenta años, el trabajo y el esfuerzo de los trescientos sesenta y cinco días. Más allá de las inclemencias del tiempo y las crisis económicas, los productores vitivinícolas tienen sólo un objetivo: cosechar para seguir produciendo vino, la bebida emblema de Mendoza.
Y como si del mejor vino se tratara, Vendimia Solidaria celebra el triunfo del trabajo social y la ayuda a quienes menos tienen. Porque más allá de las dificultades, cuando el espíritu es generoso, se pueden lograr grandes cosas.

Archivado en: ,