Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

12/07/2016

Actualidad

Evelyn Von Brocke con su novio en Aruba

"Con Juan celebramos un año de amor".

por Evelyn Von Brocke

En un invierno porteño y frío la vida nuevamente me sorprendió. Poco acostumbrada a ser mimada, porque siempre estuve muy pendiente en dar afectos a los que me rodean. Realicé un viaje laboral a la vibrante Aruba, alojándome en el Hotel Occidental Grand Aruba, inmejorablemente situado en la zona más cosmopolita, Palm Beach, un Resort “Todo Incluido” de alta gama para familias y parejas, con lounges, discotecas y restaurantes, cercano a las zonas comerciales de la ciudad. Me parecía el mejor regalo que la vida me podía dar en este momento. El hotel estaba ubicado en la primera línea de playa, las aguas turquesas se veían desde mi ventana con balcón, y la fina arena blanca del Mar Caribe completaba la foto ideal para hacerme feliz.
Las cosas ocurren, la gente deja de amar, y contra eso no se puede hacer nada. La vida al estilo “Familia Ingalls” desaparece y todo lo que trabajaste para construir una familia, se desvanece rápidamente. Pero lo importante es cuando uno se da cuenta de que, más allá del mandato con el que muchos crecimos, hay un mundo de otros tipos de familias, las reales, esas que no son perfectas pero que son bellas. En realidad hay que dejar de obsesionarse tanto con la perfección en todos los ámbitos. Hoy en día somos familias ensambladas.
Intentar ser perfecto no te asegura que te quieran y, cuando me di cuenta de eso, me dejé llevar y empecé a confiar más en mi intuición, en lo que sentía mi corazón. Dejar que la vida suceda y el destino se arme como tenga ganas, es empezar a confiar en la intuición. No es vivir sin hacerse cargo, sino todo lo contrario: es hacerse cargo de nuestras elecciones, es saber que el camino que uno está transitando refleja la manera de ser y amar.
Cuesta entender que por algo pasan las cosas, que salir de la comodidad del matrimonio “perfecto” es necesario para volver a vivir, y que todos somos imperfectos. Es una manera de no exigirnos la perfección a nosotros mismos, es saber perdonarnos cuando nos equivocamos. Cuando la familia se rompe uno cree que es el final; pero la familia se reconvierte y resurge. Hay que apostar a ese cambio, hay que permitirse estar triste y encontrarse con una misma. Creo que cada uno debe transitar su propia experiencia, pero yo lo hice con mucha terapia, amigas de la vida que te conocen y te bancan en las buenas y en las malas, y obviamente mucho amor de mis hijos. La familia y los hijos son un apoyo único.
Y así fue como un día conocí, en una Gala Solidaria, a Mi Compañero de Ruta, Cirujano General de profesión, Juan Viaggio. Es el hombre de mi alegría y felicidad. Con Juan me relajé, y él me hace sonreír, me enseñó a que se puede compartir hasta el silencio. Realizamos caminatas eternas por la playa de Aruba, principalmente recorrimos toda la isla de Palm y la Renaissance, donde diversas aves y flamencos nutren la vista mientras observas ese mar infinito. De clima seco y poca lluvia, la vegetación ofrece cactus y palmeras, brindando una sensación visual muy paradisíaca.
Este viaje relámpago se convirtió en una travesía romántica y apasionada, justo al cumplir un año de noviazgo. Y como estar en pareja es tratar de compartir lo más posible, Juan esta vez me pudo acompañar en mis actividades laborales como periodista, como en otras ocasiones lo he acompañado yo a sus Congresos Médicos o viajes laborales. Todo es cuestión de ver cómo compaginar sin dejar de lado las obligaciones de cada uno.
La isla de Aruba posee numerosos atractivos turísticos, como deportes acuáticos, snorkel y buceo, que pudimos disfrutar con mucha intensidad. Tomados de la mano nos sumergimos en las cálidas aguas cristalinas en varias oportunidades. En esa densidad infinita del oceáno comprendés que la vida puede ser majestuosa, algo que depende mucho de nosotros. Hay que sacarse “los fantasmas” de la cabeza, y cuando lo hacemos, le abrimos paso al corazón. Una familia ensamblada se puede volver a construir, y entonces volvés a ser feliz.
Por suerte, la buena relación que tengo con la producción de “Nosotros a la Mañana” (programa de El Trece), me permitió distanciarme unos días de mis actividades. Ese ciclo también es otra prueba que me puso la vida: ¡aprender a trabajar con tu ex! Un día recibí el llamado de la producción de Endemol para convertirme en panelista, justamente en el programa de Fabian Doman. Acepté porque era un desafío poder trabajar con el padre de mis hijos, relacionarnos como compañeros de trabajo, más allá de lo que nos había separado. Uno al principio cree que la familia queda lastimada para siempre, pero todo cicatriza y, con el tiempo, todo sana. Hoy puedo contar mi experiencia fácilmente porque “no me duele más” y de eso se trata, poder aceptarnos en nuestras diferencias.
En Aruba, con Juan salimos todas las noches a disfrutar de la vida nocturna, que allí es magnífica. Tomamos tragos de licores secos, ron y vodka mezclados con miel y granadina. “Arriba Aruba” es uno de los tragos típicos y muy deseado por los turistas. Hoy Aruba permanece como parte del reino de los Países Bajos, pero por ser tan internacional se habla su idioma oficial, Papiamento, además de Holandés, Inglés y Castellano, entre otros. Para festejar nuestro año de noviazgo, fuimos a saborear la mezcla de las culturas locales, con platos como la arepa con distintos rellenos e ingredientes; la langosta con salsas variadas de especies africanas; y el Keshi Yena, que es un cascarón de queso Edam que se rellena con carne bien condimentada y luego horneado. Toda la comida es una delicia, hay que animarse a disfrutarla.
Me llevó un par de años aprender a estar sola y conmigo misma, pero cuando te conocés, te aceptás. Aprendés nuevamente a saber qué es lo que te gusta, la vida te da otra oportunidad. Uno no es siempre igual, evoluciona, y los gustos también van cambiando en esta evolución.

Fotos: Ernesto Pagés.
Agradecimiento: Doctora Florencia Leinado, Jesús Fernández, Aranza Piezas de Diseño, Luz de Mar, Licenciada Carla Avalle. Metta Accesorios. Aruba Tourism Authority ATA-Argentina.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *