Caras

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

07/08/2016

Actualidad

La osteopatía, una ciencia más allá de los huesos

Cómo es curar con las manos.

La osteopatía comienza a desarrollarse a fines del siglo XIX en EEUU con el Dr. A.T. Still y continúa en constante crecimiento en la actualidad. El objetivo es devolverle al organismo la capacidad de autocuración ya que en nuestro cuerpo se encuentra todo lo necesario para recuperar el estado de salud perdido. Muchas veces, por una multiplicidad de factores, esa capacidad del organismo se encuentra interrumpida. 
Es por eso que en osteopatía cuando hablamos de curación, hacemos referencia a recuperar un estado de salud que se ha perdido. Cualquiera se preguntaría ¿Eso no sería lo mismo que buscar cualquier profesional de la medicina? A pesar de los avances científicos aún hay muchas enfermedades cuyo tratamiento médico consiste sólo en palear o mitigar el síntoma. 
Lo que que buscamos con un tratamiento osteopático, es encontrar en cada persona el motivo, la causa, el origen, por el cual su organismo no puede salir por si solo del estado en que llego a la consulta y por lo cual se le presentan síntomas que a veces van cambiando o lo que es peor, se van sumando. 
No es raro que nos quejemos de dolor de cuello, a la semana, de la espalda, luego el ciático, la cabeza.
 Y si todos estos dolores estuvieran relacionados con algo que el cuerpo no puede resolver ¿No sería entonces más lógico y beneficioso buscar “ese algo” en lugar de ir tapando síntomas? Lo más apasionante de esta profesión es el concepto de globalidad, esto es poder entender cómo cada parte de nuestro cuerpo, nuestra máquina perfecta, se encuentra íntimamente relacionada tanto en la función normal como en la disfunción.
La osteopatía es ciencia porque se fundamenta principalmente en anatomía, biomecánica y fisiología. Es arte porque cada osteópata actuara según su formación dentro de un marco, respetando los principios osteopáticos pero modificando algunas técnicas o la evaluación según su experiencia.
Por filosofía se entiende a la forma de interpretar por qué se altera el funcionamiento normal del organismo, buscar la salud en vez de la enfermedad y entendiendo a esta última como un ente multifactorial. El Dr A.T Still sostenía que lo más importante para alcanzar el estado de salud era la integración entre cuerpo, mente y espíritu.

 ¿En qué circunstancias debería acudir a un osteópata? 
Este tipo de terapia está dirigida a toda aquella persona que padezca trastornos funcionales, desde un trastorno digestivo, respiratorio, circulatorio, endocrinológico, hasta cualquier tipo de afección dolorosa donde no haya ninguna enfermedad que comprometa a la estructura y requiera atención médica. Por ejemplo fracturas recientes o enfermedades tumorales.
En primer lugar el osteópata recurrirá a una evaluación exhaustiva, que va desde un interrogatorio hasta el funcionamiento de todo el organismo : digestivo, respiratorio, circulatorio, neurológico, postural, etc. Se utilizarán distintos test para localizar el origen del problema y se abordará sólo con las manos, utilizando diferentes maniobras sin provocar ningún tipo de dolor. La pregunta que habitualmente continua tiene que ver con la duración del tratamiento y si es inmediata la mejoría luego de una sesión de osteopatía. Teniendo en cuenta que quien viene a consulta es un ser único, con sus propias particularidades, cada caso variará. Una vez que se haya devuelto movilidad a aquellas estructuras que se encontraban comprometidas, el cuerpo podrá recuperar su capacidad de adaptación y con ella el estado de salud, revirtiendo parcial o totalmente los síntomas que lo llevaron a consulta. Lo importante es encontrar la lesión, tratarla y dejar que el cuerpo se encargue solo.

Mauro Hernán Pezzi
Kinesiólogo – Osteópata
Docente de Técnicas kinésicas II Universidad Favaloro
Docente Posgrado en Osteopatía ( Escuela Osteopática de Buenos Aires – UBA)
Web: www.osteopatiapezzi.com.ar

 

 

Deja un comentario