Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

17/08/2016

Actualidad

Agustín Casanova, de Márama, reflexivo en Bolivia

“Aún no me ha llegado el amor”.

Cada viaje, por más breve que sea, es una aventura más para Agustín Casanova. El cantante de Márama, la banda de cumbia pop del momento, visitó el Norte de la Argentina y, al cruzar la frontera, dejó al descubierto que su carisma no entiende de límites. Recién llegado a la ciudad de Sucre, Bolivia, fue recibido por un ejército de fanáticas que, entre flashes y pancartas, aguardaban su llegada desde muy temprano. “Es una locura lo que pasa con Márama y con Showmatch, la gente mira muchísimo el programa”, le cuenta el cantante uruguayo a CARAS mientras repasa sus días de gira con el “Todo comenzó bailando tour”, tras recorrer las ciudades de Cochabamba, Santa Cruz de la Sierra, La Paz, Yacuiba y Tarija.
“Bolivia me ha tratado muy bien. Es un país muy bonito que, además, tiene comida muy rica. Lo único que me afectó un poco fue la altura ya que no estaba acostumbrado pero salió todo perfecto. Me encantan las montañas; yo ya había estado en el norte y en el sur de la Argentina. Son paisajes muy lindos que por suerte podemos recorrer siempre”, relata Agustín quien además de brindar un multitudinario show para el público boliviano pudo distenderse y disfrutar de la arquitectura, las calles y los miradores de la pintoresca ciudad. “Cuando viajo me gusta conocer todo de la zona. Por eso aproveché para recorrer las zonas más alejadas; me intrigan los lugares que quizás no son tan lindos o tan turísticos, donde vive gente de bajos recursos y los comerciantes”, explica el oriundo de Montevideo y destaca: “En esos sitios vivís experiencias increíbles, como por ejemplo cuando, en Cochabamba, canté con una señora que tocaba la pandereta, en la montaña, justo donde está ubicado el Cristo. Era una mujer ciega que estaba cantándole a su tierra y me pidió que le entonara una canción de Márama y nos unimos. Era una señora con mucha luz y fue un momento muy lindo y emocionante…”
Entre sus ensayos para el “Bailando” y sus presentaciones en todo el país —tocarán en Chile, Rosario, Córdoba, Salta, Tucumán, Mendoza, Venado Tuerto, Junín y Santiago del Estero— el líder del fenómeno musical admite que no tiene tiempo para estar en pareja. “Estoy muy bien solo y aún no me ha llegado eso que le dicen amor”, revela con picardía. Y, expectante por lo que vendrá, concluye: “Deseo llegar a toda Latinoamérica, no sólo al Sur sino también al Norte; conquistar Centroamérica. Por supuesto, recorrer el mundo es algo que uno siempre anhela. Sabemos que lo vamos a lograr con Márama porque el destino está escrito así, lo podemos presentir”.

Por Sabrina Galante.
Agradecimientos: Catriel Sagardoy.

Archivado en: ,
Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *