Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

12/10/2016

Música

La recuperación de Luciano Pereyra

Tras su operación, se refugia en el amor de su perro.

Para muchos no hay nada más sanador que el amor genuino y desinteresado de un animal. Incluso, dicen, que es más efectivo que cualquier tratamiento o medicina tradicional. Por estos días el cantante Luciano Pereyra, quien atravesó un complicado cuadro de salud luego de una operación intestinal de urgencia, lo entiende más que cualquiera.
Notablemente más delgado, luciendo un outfit muy deportivo y en compañía de su incondicional mascota “Rocky”, el músico pasea por las calles de su barrio en franca recuperación después del gran susto que vivió por su salud, por el que terminó internado.
“No estaba nada programado… Fue un problema en una línea intestinal que se tenía que operar. Pero gracias a Dios ya pasó. No hubo riesgo de vida. Fue una operación que implicaba muy poquitos días de reposo y ahora estoy en pleno post-operatorio recuperándome para estar nuevamente en el escenario”, expresó Pereyra sobre su delicado cuadro.
Por estos días, el artista, quien debió suspender sus shows por al menos treina días, respira paz y tranquilidad apostando a breves y pausadas caminatas por los alrededores de su departamento, ubicado en el barrio de Nuñez.
“Mi verdad, mi medicina… ¡Me hace tanto bien quererte!”, tuiteó el cantante en referencia a su mascota, su gran terapia a la hora de afrontar la recuperación post-operatorio.
Si bien se lo ve con buen semblante y con el ánimo suficiente para regresar a los escenarios, por estos días Pereyra hace frente a la polémica que desató la aparición de una mujer que asegura ser su madre biológica, tema del que prefiere no dar declaraciones.
Respecto a la vuelta a sus compromisos laborales, culminó: “No sé cuándo volveré a cantar, primero está la salud”. Un susto más para el artista quien en 2011 ya se había sometido a otra intervención quirúrgica a raíz de un trastorno en el esófago.

Fotos: MOVILPRESS.

Archivado en:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *