Caras

16/11/2016

CARAS Moda

Juliana Awada, embajadora chic

Las claves para su estilo personal.

En su rol de primera dama, Juliana Awada logra resaltar con su estilo femenino y sumamente chic. Los looks de sus apariciones públicas son dignas del buen gusto, pero además marcan tendencia internacionalmente. No por nada su elegancia la llevó a ser merecida protagonista de la tapa de la revista Vogue en el mes de Julio y a ser comparada con referentes como Jackie Kennedy y Michelle Obama, en la edición norteamericana de la revista bajo la dirección de la temida Anna Wintour, voz crucial y sagrada a la hora de formar opinión en la industria de la moda.
Con una amplia carrera en el mundo textil detrás de su marca homónima, Awada tiene muy en claro que tipo de prendas la favorecen y saca el mayor provecho a la hora de armar sus conjuntos, en donde predominan las paletas neutras, las texturas y los detalles de diseño, pero por sobre todo la simpleza.
Su forma de vestir logra diferenciarse de otras mujeres del mundo de la política gracias a su fuerte apuesta al diseño local. Juan Hernandez Daels, Menage a Trois, Tramando, María Cher y El camarín, son algunos de los nombres que aparecen en la extensa lista de diseñadores que Juliana Awada elige para posicionar al diseño argentino en el mundo y lograr una revalorización del mismo.
Fiel Adepta del “Menos es más”, resaltan en su vestidor prendas minimalistas de cortes rectos que construyen siluetas blandas y realzan la belleza de lo modesto. El oversize también es parte de su marca personal, siendo los blazers, tapados y blusas holgadas sus elegidos.
Para looks casuales, el denim es su gran aliado y protagonista. Por lo general opta por jeans de corte chupín, que acompaña con tacos o calzado bajo indistintamente. Recientemente se la vio usando jeans gastados en la cena con el primer ministro italiano Matteo Renzi y los medios italianos consideraron que no era apto para el protocolo, ya que lo encontraron muy informal. La realidad es que la elección se acomodaba perfectamente a los estándares del encuentro y concordaba con su personalidad en donde lo chic y lo natural confluyen de manera efectiva.
La parka, ítem que vimos en sus looks en reiteradas ocasiones, la acompaña 100% y agrega un toque descontracturado y moderno a su impronta personal. Además es ferviente usuaria de kimonos, sacos largos y abrigos abiertos en general.
Naturalmente bella, con un porte privilegiado y unas pierdas envidiables, es común verla resaltar esa parte de su cuerpo con prendas de largos modulares medios que dejan en evidencia su buena forma, los pantalones ajustados y los vestidos largos con tajos sutiles no faltan en su closet.
Comúnmente, los estilismos de la primera dama tienden a ser monocromáticos y la paleta que predominan son los neutros, desde el crudo y el marfil, pasando por varias tonalidades de grises, beige y azules. Blanco y negro, los que nunca pierden vigencia, asimismo el verde militar.
Otro punto a tener en cuenta en el estilo personal de Juliana, es el uso de estampados: de colores poco estridentes, pueden ser floreados a grande escala o geométricos. El uso de encaje también es recurrente en los looks aportando toques de sensualidad y femineidad; en justa medida su uso es más que adecuado para eventos de gala, tanto de día como de noche, así como también para sumar un toque chic a un look informal.
En relación al uso de accesorios, los anteojos y los clutchs son los más elegidos por Awada, pero su característica principal es el nulo uso de joyería, coronándola como la reina del “normcore” (tendencia antagónica de la moda que llama a despojarse por completo eligiendo lo “anty trendy” y que hace apología de looks con “poco esfuerzo”).  Definitivamente no es necesario sobrecargarse para brillar con luz propia y Juliana lo logra día a día.
El maquillaje imperceptible es otro sello de Juliana, quien por lo general utiliza paletas neutras, de colores tierra, que acentúan su mirada junto al uso de máscara para pestañas poco cargado pero intenso. Las cejas siempre impecables, así como también su pelo que con peinados simples y casuales, no pasan desapercibidos; ya sea con una cola de caballo o el pelo suelto, ella sabe muy bien que peinados favorecen a cada look.  Pelo no muy tirante y algunas mechas sueltas son los recursos que generalmente elige, logrando prolijidad pero a su vez una belleza sumamente relajada.

 

Archivado en: , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *