Caras

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

08/12/2016

Actualidad

Facundo Arana, padrino de San Carlos de Bariloche

“Siempre llevo a mi niño aventurero”.

Siempre fue una persona aventurera y decidida. De chico cuando sus padres le preguntaron qué deporte deseaba practicar, no le alcanzaban los dedos de una mano para enumerarlos. Entre lagos, montañas y bosques de Río Negro, Facundo Arana (44) recuerda aquel niño soñador y se ríe. Casco en mano y arriba de una bicicleta de competencia, el actor no disimula la alegría y  aclara:“Jamás murió en mí el espíritu aventurero. Ese niño me acompaña  a todos lados.

Por eso, no puedo parar de contemplar este maravilloso lugar y de pensar las innumerables cosas que uno puede hacer acá”. Facundo Arana habla mientras fotografía cada paisaje y se lo envía rápidamente a su mujer María Susini (40) y a sus hijos India (8), Yaco (7) y Moro (7), quienes se quedaron en Buenos Aires. Facundo Arana viajó hasta San Carlos de Bariloche invitado por el Ente de Turismo, en el marco de la Octava Semana de la Aventura, para recibir la distinción de Padrino de la ciudad.

“Recibir una mención de la gente de Bariloche, que es la Capital Nacional de la Aventura, me genera una enorme felicidad. ¡Me siguen malcriando!, como me decía mi viejo. Es un honor que personas que saben cuál es el verdadero concepto del Turismo de Aventura, que es poder disfrutar de la naturaleza sin dañarla, te premien con semejante título”, se enorgullece al mismo tiempo que se sonroja.

Pero los motivos para su nombramiento sobraban. Dos de ellos estaban por encima de todo: haber escalado el 10 de marzo el Aconcagua y el 23 de mayo, el Everest, la montaña más alta del planeta, con una altura de 8848 metros sobre el nivel del mar. Principalmente, haberse animado otra vez luego del edema cerebro pulmonar que sufrió en 2012, cuando debió abandonar la excursión en pleno camino al Everest. “No hay mal que por bien no venga. En Taboche, cuando me fue a buscar María ese año, nos casamos. Fue hasta Nepal, ¿Cómo no le voy a proponer casamiento? En momentos así te das cuenta qué querés en la vida, con quién y cómo. Cada vez que me caí del caballo, me volví a subir. Por eso, decidí hacer nuevamente la expedición en 2016 y gracias a la ayuda de muchas personas queridas, como la gente de Assist Card, concreté mi deseo”, cuenta. Facundo Arana está convencido que lo hace porque son cruzadas que tienen coherencia con su historia: “Es un lindo manifiesto para conmigo. Una hermosa experiencia para contarles a mis hijos. Te deja reflexiones que no fuiste a buscar. La posibilidad de estar un buen tiempo alejado de todo lo tuyo, te hace ver lo afortunado que uno es y cómo amás lo que tenés”.

Precisamente ese afán de vivir intensamente cada instante fue lo que el intérprete evidenció en su paseo en Kayak, cabalgata y experiencia en Stand Up Paddle, Paddle Yoga y Stand Up Rafting, durante su estadía en Bariloche. Es la misma satisfacción que muestra cuando se sube a un escenario para hacer su unipersonal “En el Aire” —donde actúa, canta y toca ese saxo que a los 20 años hacía sonar en el subte—. “No hay nada más lindo que ser consciente de cada cosa que te sucede en la vida. Sé que trabajo de mis hobbies, veo a mi familia con salud, a mis chicos con educación y disfrute, y lo valoro cada día. Vivo lúdicamente. La vida fue generosa conmigo. Si bien me dio algunas piñas, se lo agradezco porque eso fue necesario para llegar a este momento de plenitud”, asegura. En esa felicidad su mujer tiene un papel fundamental. “María es el ser humano más alegre que conozco, me transmite todas las mañanas su buen humor. ¡Por algo Dios le puso esa enorme sonrisa! Hace diez años que estamos juntos y fue una década que pasó volando pero de la que recuerdo cada momento.

Es una aventura hermosa estar al lado de esa mujer. Es mi mejor amiga, mi persona favorita en el mundo. El día que la conocí personalmente, literalmente me cayó un rayo en la espalda, como cuando nacieron mis hijos o pisé un escenario por primera vez. Pensé que me enfermaba por lo que me pasaba internamente. Le dije directamente:“No te quiero hacer perder el tiempo. Me quiero casar y formar una familia con vos”. Sonriente, ella me miro y respondió: “Sos un atrevido, pero te voy a dar esa familia”. En la vida hay que jugársela y luego hacerse responsable de esas decisiones. Hoy lo celebro. Mi gran deseo es que mis hijos me miren a los ojos como yo lo observo hoy a mi viejo, que es mi amigo”, confiesa Facundo Arana.

Más allá de que aclara varias veces en la entrevista que su lugar en el mundo está en el Delta (Tigre), donde reside con su familia, no descarta experimentar en el futuro una vida en la Patagonia Argentina. “La paz que hay en esta región del país no se compara con nada. Me encanta porque a su vez tenés actividades durante todo el año, podés bucear, escalar, hacer rafting, cualquier disciplina acuático-terrestre que quieras. Mi familia ya sabe que me encantaría vivir acá, así que no será sorpresa verme en un futuro como guía turístico de algún deporte extremo en la capital nacional de la aventura”, concluye tan feliz como decidido.

por Naiara Vecchio

Agradecimientos: Fotos: Julián Donatelli
(www.juliandonatelli.com.ar).
Axon Marketing y Comunicación. EMPROTUR (Ente Mixto de Promoción Turística de Bariloche). ATAP (Asociación de Turismo Activo de la Patagonia). Christian Castex (presidente de ATAP), Cuadrante Sur. Marcos Wesley de Cervecería Wesley. Rodrigo Gracía de Kawen Adventure. Axel de Canopybariloche.com. Claudio Fidani Guía AAGM  y Refugio Bergofh. Complejo los Baqueanos, Alejandro Risco, Punto Límite Rafting, Camping Kaleuche, Travel Rock.

Archivado en: , ,
Edición Nro:

 

 

Un pensamiento en “Facundo Arana, padrino de San Carlos de Bariloche”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *