Caras

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

11/01/2017

Flor Vigna: sensualidad y belleza en las sierras cordobesas

“Me decían fea y que no tenía lolas”.

No será fácil para Flor Vigna (21) olvidar el año que acaba de terminar. Seguramente a la distancia, quedará marcado como el año bisagra, el que le cambió la vida. Es que la rubia, de físico trabajado y con una legión de seguidores en las redes sociales, se consagró como la campeona del “Bailando por un Sueño” en compañía de Pedro Alfonso (38), certamen al que llegó tras consolidarse en “Combate”, el programa donde comenzó a creer que la realidad que vive hoy podía llegar a ser posible.

Instalada en Carlos Paz, donde protagoniza “Abracadabra”, la comedia que buscará coronarse como la más taquillera de la temporada, disfruta del verano en compañía de su novio Nicolás Occhiato (24) y aún se esfuerza por entender todo lo que le sucedió en tan poco tiempo.

“Fue algo soñado, tan bueno, que me da cierto vértigo cuando busco hacer un balance de todo lo que viví”, confiesa, Flor Vigna y agrega: “Por suerte tuve el apoyo de mi familia que estuvo ahí para mantenerme con los pies sobre la tierra y fue fundamental en medio de este frenesí”.

—Imagino que no fue fácil el camino para llegar hasta este lugar…
—Para nada. En mi vida todo me costó mucho y agradezco haberla luchado tanto, porque creo que cuando uno llega, tiene un sabor totalmente diferente que si hubiera caído del cielo.  Primero luché por poder estudiar, porque era caro. A los 11 empecé teatro en el Centro Cultural Devoto y ahí me di cuenta que amaba esto, que era lo que quería hacer y le pedí a mis padres que pusieran un pesito para capacitarme de manera más profesional. Un tiempo después conseguí una beca de la academia de Julio Bocca, beca que para mantener tenía que salir de mi casa a las siete de la mañana y por la que tuve que dejar muchas cosas de lado, pero siempre con la idea de llegar a hacer lo que soñaba.

—¿Participó de muchos casting hasta tener su oportunidad?
—Muchísimos. En algún momento me dijeron que no servía para esto y que me dedicara a otra cosa. También hubo otros rechazos mucho más duros en los que llegaron a decirme que no me aceptaban porque era fea y me faltaban gomas.

—¿Cómo tomó esas críticas a su aspecto?
—Con dolor, pero sin caer. Nunca me operé por esta visión sobre mi aspecto. Soy una persona que me siento más libre así como soy, con mi cuerpo natural. Si necesito un poco más de lola, me pongo un push up y listo. También me pasó que cuando me teñí de rubia me aclararon: “Mirá que vos nos sos Ingrid Grudke”, todas cosas que mirándolas a la distancia creo que me ayudaron para crecer.

—¿En esa etapa ya actuaba?
Claro, pero en el under. Hacíamos un gran esfuerzo por convocar. Recuerdo que alguna vez llegamos a cien personas y al terminar la función armamos un brindis para celebrar lo que nos había pasado. Por eso estar ahora en una sala increíble como la del “Holiday”, en Carlos Paz, con 600 personas mirándonos y haciendo dos funciones diarias es realmente increíble. Además estar acompañando a artistas con tantos años de trabajo como Freddy Villarreal, Iliana Calabró, o “El Bicho” Gómez, ayudan a que uno siga aprendiendo.

—¿Cómo es su relación con Pedro Alfonso?
—Peter es genial, súper humano. Yo me preguntaba cómo iba ser esa relación con alguien ya consagrado, pero encontré una persona simple, de barrio, no tiene embrollo con nada y es un padrazo. Pasamos Navidad y Año Nuevo con él y con Paula. Con ella también pegamos buena onda y me aconsejó mucho durante todo el certamen. Es una de mis mejores amigas hoy en día porque estábamos todo el día juntas. Además, Olivia, su hija, es amorosa. Me tocó un gran compañero y me hubiera costado estar junto a alguien que estuviera más en la pelea, en el roce.

—¿Tiene ganas de defender el título en el 2017?
—Sí, me encantaría. Fue un año que disfruté mucho. Algunos ritmos los sufrí más que otros, pero con una sonrisa. Padecí el tango que me costó mucho porque soy medio varoncito. En “Combate” estaba todo el día colgada de un trapecio y en la pista tenía que tener un perfil mucho más femenino. Sacando eso amé la adrenalina que te da el Bailando y quiero repetirlo. Pedro ya dijo que sí, que vamos a seguir, así que en principio vamos a estar ahí defendiendo la corona.

por Ariel Bogdanov
(desde Villa Carlos Paz)

FOTOS: ALEJANDRA MALDONADO

Agradecimiento:  Chireta Swim Wear,
María India; Natalia Sirius; It Italy. Iluminación:
Sebastián Hernández.

Archivado en: , , ,
Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *