Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

17/01/2017

Karina Jelinek con el político “Albi” Czernikowski se confiesa

"No sólo salgo con millonarios y políticos, también salí con un parrillero".

Los hechos a veces se emparentan y ciertas coincidencias los asocian a veces de manera involuntaria. Hace seis veranos atrás, Karina Jelinek (35) conocía en el febril enero de Punta del Este al hombre que la conquistó y que, en apenas meses, terminó convirtiéndola en su esposa. Una historia, la de Leonardo Fariña (30), que no terminó de la mejor manera, y que dejó “frisado” el corazón de la modelo. El tiempo pasó, y el devenir del verano esteño del 2017 trajo como “culebrón” la llegada de Karina a Punta acompañada por un nuevo pretendiente.

Las fotos que los muestran saliendo juntos desde San Fernando en el avión privado de la familia de él, o compartiendo sus primeras horas en Punta dentro del hotel vinculan a Jelinek con un político de “Cambiemos”, un joven de excelente reputación como asistente social que planea postularse nuevamente, en el 2019, como candidato a intendente de Malvinas Argentinas. Alberto “Albi” Czernikowski (27) es el hombre que quedó embelesado con la modelo cuando la conoció en la heladería Volta de la Avenida del Libertador, a mediados de diciembre, que en ese mismo momento le mandó una caja de bombones, que le pidió sin éxito su celular, que después lo averiguó y que logró por fin acercarse a ella antes de las Fiestas. Un candidato que arremetió en el Este pisando fuerte, y al que Karina prefiere ir descifrando de a poco: “Estoy conociendo a una persona, que dio un buen primer paso. Hace cuatro años que estoy sola, ninguno de los dos tiene que ocultar nada, porque él está soltero, y tenemos todo el derecho a conocernos”, fue la sintesis que hizo KJ sobre el nuevo aspirante a conquistar un corazón que se está “descongelando” de a poco: “Es un proceso lento, lo estoy cuidando y todavía tengo ese miedo de que me lastimen. Pero no pierdo el sueño ni la esperanza de volver a ser feliz”.

La sorpresiva llegada de Karina y “Albi” a Punta sucedió el miércoles 11 de enero. Acompañados por amigos de ambos se instalaron cuál banda en el hotel boutique “Kalá”, en pleno Montoya y a escasos metros del gigante Punta del Este Resort (ex Mantra). Al principio salieron a tomar el té, a cenar o a la disco Tequila en grupo, hasta que el sábado 14 él logro su primera cena íntima en el restó Sipán, uno de los preferidos de Karina por no basar su menú en carnes. “Albi” es Director de Juventud de la gobernadora María Eugenia Vidal (43), y sus amigos lo destacan por ser un “pibe sano y tranquilo”. Tiene dos hermanos, Victoria y Santiago, y proviene de una familia adinerada de la Capital que fue propietaria de la firma Kenia Sharp Argentina. Debido a sus aspiraciones políticas mudó su domicilio a Los Polvorines, “a cuatro cuadras de la cancha de San Miguel y a dos de la quinta de Macri”, según precisa. Todos ponderan su vocación por ayudar al prójimo, y de hecho pasó la noche del Año Nuevo en un merendero bonaerense. En octubre de 2015 fue derrotado en las elecciones a intendente, y por eso aseguran que en el 2019 buscará ir por la revancha.

Todo un mundo, el de la política, que la modelo asegura desconocer, pero al que no le cierra la puerta: “Cuando me critican por estar conociendo a un político creo que se equivocan. Yo de política no entiendo nada, ¡pero nada de nada! ‘Albi’ forma parte de una familia que se dedica a la actividad privada, y él mismo trabaja con su familia. Yo le creo, es parte de una nueva generación”, dice Karina, y rechaza la idea de encontrarle similitudes al momento actual con el que vivió hace seis años con Fariña: “Las situaciones no se pueden comparar, son totalmente distintas. A mi no me gustan las comparaciones, todos somos únicos y creo que ‘Albi’ es único. Y no merece ser comparado con nadie”.

—Ya lo analizó con lupa a “Albi” o lo “googleó”?
—En este caso no hace falta mucho analizar. Por lo que me pasó, siempre desconfío, pero todo el mundo me dijo que es de una muy buena familia, trabajadora, transparente, no hace tanta falta investigar… También conocí a su madre, es una mujer divina.

—Acá en Punta sería un primer indicio de convivencia…
—Nooo, ¡no se adelanten! Yo vine con mis amigas Mariana Marx y “Lola”, y él anda por acá, por el barrio (risas)… Me invitó a comer, salimos con sus amigos, me encantaron las amistades que tiene, su círculo me inspira confianza.

—¿Sabe que en Buenos Aires circuló el rumor de que usted habría cobrado dinero para prestarse a esta relación? ¿Que dice acerca de esas versiones?
—Hablar es gratis, y siempre me van a criticar cuando estoy cerca de un hombre. En las redes sociales también leí mensajes de que “nunca con un verdulero o un parrillero”, y no saben que en Miami salí una vez con un parrillero. La gente habla por hablar, gracias a Dios hay muchos que me aceptan y me quieren, sobre todo mujeres. Lo de la plata no me chocó, porque es una noticia que obviamente vende. Yo tengo derecho a conocer a quien quiera, y salga con quien salga me van a criticar igual.

—¿Qué la enamora hoy de un hombre?
—Primero, que sea soltero, porque si es casado no le doy bolilla. Hay mucho pirata, hay de todo. También hay mucho vividor, porque me han “gigoloteado” varias veces. Se olvidaban la billetera, que ésto, lo otro. ¡Aunque sea que me hagan pagar la mitad de la cuenta! (risas) No hace falta que sea millonario, porque yo trabajo desde los 16 años, me  mantengo bien y ayudo a mi familia.

—Si tuviésemos la bola de cristal y nos situáramos en un hipotético futuro. ¿Lo seguiríamos viendo a “Albi”?
—Y sí, ¿porqué no? Es un buen compañero, quiero que sea mi amigo de toda la vida. En las recientes Fiestas que pasé con mi familia en Buenos Aires, mi mamá me deseó que esté bien con alguien y que sea feliz. Yo sigo soltera y estoy bien así, solamente que ahora conozco a una persona que dio un muy buen primer paso.

Antes de venir para Punta del Este, la modelo de Chekka Buenos Aires cumplió un paso más de ese sueño llamado “Emporio Jelinek”, que anhela formar con sus marcas. El lanzamiento de su linea exclusiva de labiales en sociedad con Regina Kuligowski, sumado a su colección cápsula de ropa interior para la marca “Anima bendita”, alimentan ese deseo de un emporio “como el de las Kardashian”. Dice que el labial ya es un éxito, y el color preferido de ella para pintarse los labios, el rojo cereza, es boom entre las clientas. “Las mujeres me siguen más que los hombres, por eso es que lanzo productos específicos para ellas. Estoy aprendiendo a ser empresaria, paralelamente a lo que hago y a mi trabajo en el programa ‘La jaula de la moda’. Ahora estamos viendo con Regina de sacar una crema, ya que las chicas me preguntan en las redes sociales que me pongo en la piel para tenerla siempre tan caribeña. Queremos lograr una crema dorada, con vainilla, que me represente. Por ahora recibo una comisión de todas estas colecciones cápsulas, para más adelante espero poder abrir mi local propio”, dice esperanzada, un sentimiento que se potencia por el cambio de energías que le provoca su nuevo departamento, frente al zoológico: “Por ahora lo alquilo, pero mi meta es comprármelo. Lo terminé de decorar con mucho esfuerzo, y recién hoy en día tengo el lugar y el vestidor de mis sueños”.

—¿Qué es lo que más le gusta de su nuevo hogar?
—Quise darle mi estilo. Tengo un balcón muy grande, muy lindo, y lo llené todo de plantitas. Me gusta regalarlas todos los días, y hasta estuve podando algunas con una amiga jardinera. Acá tengo un atardecer muy lindo, al frente todo verde, y puedo tomar mate y hacer topless que no pasa nada, ya que no hay nadie enfrente. Desde chica quería tener un vestidor como el que tengo ahora, más grande y organizado. Sé que ponerme y tardo menos inclusive. Estoy feliz.

—¿Se irá de Punta enamorada o soltera?
—Yo no necesito de un hombre para sentirme completa. Me siento completa cuando se cumplen mis sueños y cuando tengo trabajo en épocas difíciles como éstas, eso es una bendición. Obvio que también es lindo estar con alguien que te guste, compartir momentos y demás, pero paso a paso. El día que me enamore lo voy a gritar a los cuatro vientos, porque creo que me lo merezco como cualquier mujer.

por Carlos Cervetto
(desde Punta del Este)
y Karina López

FOTOS: F.DE BARTOLO/PERFIL, E.GIMENEZ/PERFIL y  ERNESTO PAGES

Agradecimientos: En Buenos Aires: producción, Fernanda Vaudagna; Nikka;  @mariabancolor; Be Mine; Rouge Regina By Jelinek; Natalia Yurzola para NY diseño integral; peinó Rodrigo Mencina, maquilló Marisol de Juicy Make Up. En Punta del Este; styling, Nicolás Pesce Freijo, Loos Couture, Luxury Jacket.

 

 

2 pensamientos en “Karina Jelinek con el político “Albi” Czernikowski se confiesa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *