Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

22/04/2017

Actualidad

Calu Rivero y su incondicional compañera de vida

“Con Lio ese vacío de estar sola desaparece”.

En el gran Jardín Andaluz del Museo de Arte Español Enrique Larreta, en el barrio de Belgrano, Calu Rivero camina y su Bulldog Francés Liona la acompaña como si fuese una coreografía. En un alto de la producción con CARAS, la actriz se sienta en uno de los bancos rodeada de jazmines y rosas, y su perra se acuesta entre sus pies. “’Lio’ es mi compañera, mi cable a tierra que me ayuda a mantenerme conectada con lo esencial”, dice la embajadora de la primera línea de productos de lujo natural y orgánica “Aura Botánica” de Kérastase (“Realizada con productos hasta en un 96 por ciento naturales, obtenidos de fuentes responsables, con fórmulas biodegradables y packagings reciclables que reducen el uso de plásticos. Algo que me convenció porque hace tiempo que tenía ganas de trabajar con una compañía orientada a la belleza pero que se alineara con mis ideales. Me atrapó por completo su propuesta amigable con el medio ambiente”, explica Calu). Está descalza, tiene poco maquillaje y en su piel deja leer algunos de sus tantos tatuajes: “Fe”, “Universo”, “Amor”, “Música por favor”.
Con los nombres Carla Soledad, la modelo nació en Recreo, un pueblo tan chico como lleno de música de carnaval, en Catamarca. “Me crié entre árboles, calor y barro, eso me hizo todoterreno”, aclara quien despunta el vicio como DJ ocasional y maratonista.“No me siento una ‘It Girl’ porque no me representa una forma de vida de consumo desmesurado. Me identifica la autenticidad  y simpleza. Practico una estética que va más allá de lo material”, agrega. Y mientras graba la miniserie “Sandro de América” (Telefé), donde interpreta al primer amor de Roberto Sánchez, Calu celebra el camino andado:“Estoy feliz con todo lo que logré, agradecida por mis afectos, por el amor que me da ‘Lio’. No necesito nada más”.

—¿Cómo llegó a su vida Liona?
—Durante el rodaje de la película “Tesis sobre un Homicidio”, que hice junto a Ricardo Darín, conocí a su perra Kenya, que estaba embarazada, y me enamoré de la raza Bulldog Francés. El me recomendó el criadero y ahí conocí a Liona, hace ya cinco años. Se lo agradeceré siempre. Buscaba relaciones reales, con presencia, y “Lio” es el vínculo donde hoy más amor deposito. Con ella el vacío de estar sola desaparece. Cuando me hago cargo de sus necesidades, soy consciente de las mías y de las del resto. Hace poco celebramos su cumpleaños y el mío.  La llevo al trabajo cada vez que puedo, sino me ocupo de que nunca esté sola. Viene conmigo a los viajes. Me gusta pasar el tiempo con ella; ya acepté tener la ropa con sus pelos. Cuando la saco de la “cucha” donde duerme y la baño, le encanta, la relaja. Nos acostumbramos a estar juntas, amamos escuchar, tranquilas en casa, al jazzista Chet Baker. Es una relación de lealtad constante. ¡Nadie sabe lo que amo a esta perrita!

—¿Se define como una “niña mágica” como se tatuó?
—Me tatué “niña mágica” para recordar siempre a “la Carlita” que vive en mí, para que la gracia de esa niña nunca muera. Me defino como una chica de esta época, que desde hace un tiempo transforma sus sueños en proyectos y realidades. Sé que todo llega si se construye desde la honestidad, la perseverancia y el compromiso.
—El “New York Times” la descubrió como una Eco Warrior y aficionada a la moda… ¿Le gustaría tener una marca de ropa con conciencia ecológica?
—No está en mis planes a corto plazo tener una marca de ropa. Enfoco mi carrera en expresar mi arte como actriz. Seguramente sea un camino que transite en algún futuro. Conozco la industria desde adentro y tengo mucho respeto por ella. Quiero crear una empresa que se dedique a transformar la forma en la que se produce la ropa, teniendo en cuenta el respeto a la Naturaleza.
—¿Qué la enamora de un hombre?
—Su sensibilidad. Si bien estoy soltera y tranquila, a futuro deseo tener hijos y algún tipo de familia que me haga feliz. Crecí en un contexto familiar tradicional de mucho amor que transmitiré a mi descendencia.
—¿Qué recuerdos guarda de sus relaciones con Emmanuel Horvilleur, “Chino” Darín y “Polito” Pieres?
—Encuentros y desencuentros… Momentos en donde todo encajaba y otros en que ¡boom! Cada relación es única y guardo los mejores recuerdos. “El Chino” es una persona que querré siempre. Hace unos días estuve con su hermana “Clari”. Los quiero y extraño a los Darín. Con “Polito”, como con todos, atesoro algo bello que compartí. Con “Emma”, resignificamos nuestro gran amor. Estuvo en mi último cumpleaños. Me gusta darles un abrazo, como aquellos que tienen lazos que no se rompen, y desearles lo mejor.
—¿Cómo se lleva con las críticas de las redes sociales y los medios?
—Cuando fui elegida para llevar la antorcha olímpica fue difícil. Me lo tomé muy personal, no comprendía cómo podía haber tanta maldad, tanto prejuicio por parte de gente que no me conoce o me conoce parcialmente. Antes sentía el daño en carne propia, ahora sé que es sólo a una imagen y no a mí. Mientras me agreden, se dañan ellos como personas, que es más grave. Somos lo que hacemos. Intento con mis aciertos y errores expresarme, hacer y ser, con mi actuación, con mi conexión con la música y la moda; eso es lo que soy. Opto por no darles trascendencia, sus contenidos hablan de ellos… Si das amor, recibís amor, si ofrecés otra cosa, también vuelve.
—Como activista de la paz ¿qué opina sobre la problemática de la violencia de género?
—La violencia de género es un flagelo mundial que siempre padecimos las mujeres. Ahora tiene mayor visibilidad porque hay un acceso más igualitario a los medios y a hacer escuchar nuestra voz. Mi apoyo y militancia es también por esta causa, que en el fondo es muy hermana de la causa ambiental. Lucho por la igualdad de oportunidades y el respeto por el otro.
—Su idea de felicidad…
—Un perro, un amor, un hogar, mi arte, mi familia y buena música. Armonía y paz en todas las relaciones humanas, con los animales, la tierra y, en definitiva, con la vida.

por Naiara Vecchio
(Producción: Alejandro Luciani)

Agradecimientos: Fotos: Armando Frezze Durand. Museo Larreta: (www.buenosaires.gob.ar/museos). Sra. Norma Romero, Margo Baridon,
Stella McCartney, Club Mónaco. Peinó: Alejandro Messore para HD Coiffeurs con productos Kérastase. Make Up: Belén Sáenz para Estudio Frumboli con productos Lancòme.

 

 

Archivado en: ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *