Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

25/06/2017

La romántica luna de miel de Luly Drozdek y Hernán Nisenbaum

La pareja disfrutó de ese paradísiaco destino.

Luly Drozdek y Hernán Nisenbaum  contemplan el atardecer tomados de la mano. Se miran y sonríen como nunca antes lo habían hecho. Están felices y no lo ocultan.

Tras la emotiva boda llevada a cabo el sábado 6 de Mayo en Madero Walk, el PR y la actriz emprendieron una romántica luna de miel por las Islas Maldivas y Dubai para celebrar su amor.

“Fue un viaje soñado. Diez días en el paraíso con el hombre de mi vida, más no puedo pedir. Estoy pasando el mejor momento de mi vida”, dice la actriz.
La esperada travesía comenzó en las soñadas Maldivas, donde la pareja se hospedó en uno de los exclusivos resorts que allí se encuentran. El paradisíaco destino, al que sólo se llega en hidroavión, es uno de los preferidos por los novios para su viaje de bodas.
“Al ser un territorio tan virgen no existen ni los centros comerciales ni los paseos turísticos; sólo hoteles y lo que cada uno te ofrezca. En el que estábamos nosotros cada huésped tenía su cabaña y podía acceder a las playas privadas, al centro de actividades acuáticas y a los restaurantes. Una de las noches comimos en uno que está ubicado a seis metros por debajo del agua. Estábamos en el medio del mar literalmente. Podías ver a los tiburones y a las tortugas de mar nadando alrededor tuyo. ¡Era una locura!”, asegura la bella mujer.
Más allá de las largas jornadas de sol y playa, la pareja recorrió la zona en bicicleta y practicó snorkel en las cálidas y cristalinas aguas del lugar.“Con Hernán somos súper compinches. Hicimos todo juntos y disfrutamos cada momento. Es un lugar para relajar a full y hacer vida de pareja. Todo fue increíble. Desde los paisajes hasta el hotel. Las Maldivas son alucinantes. El color del agua es increíble y los atardeceres son mágicos. Es el destino ideal para celebrar el amor”, confiesa.
Tras una semana en el paraíso, el PR y la actriz continuaron su inolvidable Honey Moon en Dubai donde permanecieron cuatro días. “La ciudad me impactó. Es muy linda y súper moderna. Me la imaginaba más grande de lo que en verdad es pero aún así me gustó mucho”, revela.
Tras tomar el té en la cima del “Burj Khalifa”, que con 828 metros de altura es considerado el edificio más alto del mundo, la pareja visitó la Mezquita Sheikh Zayed en Abu Dhabi (a una hora y media de Dubai) y realizó una travesía en camello por el desierto.
“Uno de los grandes momentos del viaje fue el templo. ¡Me pareció una bestialidad! Está todo recubierto en oro y cristales. ¡Hasta las lámparas están realizadas en cristales Swarovski! Me llamó mucho la atención su magnitud y que no cobren ni la entrada ni el alquiler de la túnica que las mujeres debemos utilizar para ingresar. Otro de los recuerdos más divertidos fue el paseo en camello. El desierto nos impactó a los dos por igual y fue el mejor cierre para nuestra Luna de Miel”, recuerda.
De regreso en el país, Hernán Nisenbaum y Luly Drozdek celebraron el primer mes de casados y revivieron, a través de las fotos, ese mágico viaje que los tuvo como protagonistas.

Ya sea en destinos exóticos o en la comodidad de su hogar, sueñan con el brillante futuro que los espera juntos. Hoy son una pareja consolidada que no le teme a nada ni a nadie, ni siquiera a los prejuicios que despiertan la diferencia de edad entre ambos y que supieron sortear para poder decir: “Si, quiero”.
“Estoy viviendo una relación súper sana. Nunca había salido con alguien mucho más grande que yo y al principio le ponía un freno a lo que me pasaba. Después del primer beso me dejé llevar y hoy puedo decir que soy feliz a su lado”, concluye.

Fotos: Album Personal Luly Drozdek.