Caras

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

25/06/2017

Máxima de Holanda, los secretos de su estilo único

Un repaso de los mejores outfits de la Reina. Charme y encanto sin igual.

Su paso deja marcado a fuego cada lugar que pisa, gracias a su estilo único que la posicionó entre las reinas más influyentes de Europa. Su elegancia es admirada por los expertos de la industria fashionista y fue coronada como la reina del glamour.  Máxima Zorreguieta tiene brillo propio gracias a su femineidad clásica y su sencillez.

Ha sido considerada en varias oportunidades, una de las mujeres más influyentes del mundo de la moda. La argentina se destaca por su labor humanitaria, pero además por establecerse como un ícono trendy. Desde CARAS, hacemos un repaso de sus claves para convertirse en la Reina de la moda.

Tocados como total must: Máxima ha hecho de los tocados un sello propio de sus looks más sofisticados. Al igual que Jackie Kennedy,  es una gran aliada de los sombreros pillbox.  Los fascinator con plumaje son parte de su impronta así como también se ha animado a vestir modernos turbantes. Por supuesto que no faltan los sombreros de ala ancha en colores estridentes. Entre sus diseñadores favoritos, se encuentran  Fabienne Delvigne y las argentinas, Laura Noethinger y Marta Berjar.

Oda al color: desde los neutros y los nudes hasta  el naranja emblemático de la realeza holandesa.  Para este icono de la moda no hay tono que no valga. Generalmente se la puede ver con prendas coloridas y monocromáticas, pero no le teme a los estampados estridentes. El rojo carmín, el azul Francia, el coral,  y el violeta, son parte de su guardarropas.

Vale repetir:  Atrás quedaron los días donde repetir prendas estaba considerado como un pecado mortal. De hecho, se ha convertido en tendencia y varios de los referentes de la moda reciclan sus piezas una y otra vez. De hecho, uno de los vestidos que le diseñó Benito Fernández ha sido utilizado por Máxima en cuatro ocasiones diferentes. Se trata de un strapless rojo de shantung de seda con una falda con crochet de cintas de organza, que utilizó por primera vez para la celebración de los 60 años del príncipe Carlos Gustavo de Suecia en 2006 y que repitió cinco años después en una gala del  Palacio Real.

Sin miedo a las marcas Low-Cost: Es común ver a la Reina utilizando items claves de firmas como Zara. De hecho, no es la única que se ha sumergido en esta tendencia, ya que Letizia de España también es otro de los iconos trendy que eligen a la marca española en reiteradas ocasiones. Michelle Obama ha hecho lo mismo con algunas marcas como  H&M, durante el mandato de su marido en la Casa Blanca, causando que se agoten del mercado en cuestión de minutos.

Materiales nobles:  Seda, razo y shantung  son sus géneros preferidos a la hora de elegir prendas formales. Aunque para otro tipo de ocasiones, opta por textiles más nobles como los algodones, el lino y el Eyelet.

Detalles: Es natural ver que la Reina vista grandes collares de materiales poco convencionales. Lo que podría ser acompañado con grandes joyas o clásicas perlas, Máxima lo convierte en una ocasión ideal para lucir algún maxi accesorio fuera de lo común.

Stilletos: son su prenda fetiche para cerrar de la mejor manera cualquier outfit.  Nude, negro y fucsia son sus preferidos.

El gran salto fashionista para convertirse en Reina: En sus primeras apariciones públicas como novia de Guillermo de Holanda, Máxima mantenía un bajo perfil. Su estilo era discreto pero jamás perdió su elegancia.  Graciela Naum fue su gran aliada en esa época, quien supo vestirle con prendas clásicas en paletas neutras. Principalmente utilizaba trajes de dos piezas y muy formales.

Al convertirse en Reina, Máxima ha encontrado en los vestidos una prenda ideal para concurrir a los incontables eventos que le demandan por su cargo real. Pero también es gran amante de los trajes, ya sean con faldas a la rodilla o con cómodos pantalones. En cuánto a las galas, generalmente se la puede ver con elegantes vestidos de un solo hombro o strapless, que sabe combinar a la perfección con importante joyería… o con la corona, claro.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *