Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

11/07/2017

Caras Salud

Alquiler de vientre: la vía que eligieron Marley y Luciana Salazar para tener un hijo

Qué pasos se deben seguir y cuáles son sus costos.

La figura del vientre subrogado no está contemplada en el Nuevo Código Civil, por lo que los procedimientos suelen realizarse en el exterior. Qué pasos se deben seguir y cuáles son sus costos.

“Toda mi vida quise ser padre”, dijo Alejandro “Marley” Wiebe luego trascender que será padre de Mirko a principios que noviembre. Por su parte, Luciana Salazar compartió que su hija Matilda nacerá en diciembre. La vía que cada uno de ellos eligió para concretar el sueño de tener un hijo fue el alquiler de vientre o vientre subrogado, que ocurre cuando se transfiere al útero de una mujer un embrión engendrado mediante fecundación in vitro para gestarlo y parirlo en sustitución de la persona o la pareja que lo solicite. En el caso de Marley, el embarazo lo cursa una muchacha rusa que vive en EEUU, mientras que en el de Salazar, una mujer de Miami.

El doctor Mariano Sasiain, especialista en Medicina Reproductiva, explicó que si bien desde el empleo de técnicas y el avance en fertilización este tipo de procedimientos podría hacerse en el país, se deben realizar en el exterior, porque las figura del vientre subrogado quedó fuera del Nuevo Código Civil y Comercial.

“Las empresas que se dedican al alquiler de vientres en EEUU pueden cobrar alrededor de 200.000 dólares. Pero hay una cuestión bastante altruista en las mujeres que se prestan. La gestante no se lleva mucho de ese monto, lo verdaderamente costoso es lo legal, la atención de salud, el parto natural o la cesárea”, aclaró el especialista en reproducción asistida de Fertilab.

De más está decir que los altos costos son muy difíciles de afrontar para un ciudadano promedio. En ese sentido, el médico lamenta que “los matrimonios igualitarios entre varones y las mujeres a las que le extirparon el útero o presenten lesiones graves se queden sin esta chance”.

La alternativa para que se admita la figura del vientre subrogado en el país es la vía judicial, y si bien es un camino complejo, días atrás una jueza de familia de Viedma autorizó a una pareja de varones a realizar una “transferencia embrionaria en un vientre sustituto” para que puedan concretar el sueño de ser padres.

Sasiain aclaró que las técnicas empleadas con un vientre alquilado son muy similares a la de otros procedimientos. Y destacó que se pueden utilizar los óvulos o de la misma mujer que presta o alquila su vientre o bien el de la paciente que solicita el servicio, si es que preservó su fertilidad.

“En otros países se reglamentó este servicio, lo que no da derecho a la gestante a reclamo alguno de la maternidad del niño que lleva. Además, por lo general se ofrecen mujeres altruistas, que ya tienen hijos”, relató el médico.

Y aclaró que en Argentina “puede haber conflictos si no hay un contrato previo, porque la ley considera que la madre del bebé es la que va a parir, por ende, la mujer que presta su vientre podría reclamar la maternidad”.