Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

21/07/2017

Bypass gástrico: la intervención con la que Morena Rial bajó 45 kilos

Caras Salud dialogó con Oscar Brasesco, el cirujano que la operó.

“Con Morena Rial logramos una muy buena relación médico paciente y Jorge siempre estuvo dispuesto a ayudar, es una persona muy dedicada y cariñosa con sus hijas. Con ambos tuvimos un trato excelente”, dijo el doctor Oscar Brasesco, el cirujano que un año atrás le realizó a Morena un bypass gástrico con el que no sólo bajó 45 kilos, que sino también mejoró su salud. Durante la cirugía también estuvo presente el doctor Guillermo Capuya, Director de Relaciones Institucionales del Sanatorio Finochietto, donde se realizó la intervención, quien también es amigo de Jorge Rial.

Como cualquier adolescente, Morena se saca selfies, se muestra contenta con su novio e incluso debutó como cantante con gran aceptación del público. Pero no hace tanto tiempo atrás debió tomar una gran decisión para hacerle frente a la obesidad. Fue entonces que apeló a la cirugía bariátrica, que en el caso de la hija de Jorge Rial, “fue un bypass gástrico habitual, muy prolijo”, en palabras del propio Brasesco.

“Para esta intervención se realiza un pequeño pouch (bolsillo) gástrico, es decir que hacemos del estómago (un órgano muy grande con dos a tres litros de capacidad) un nuevo estómago muy pequeño (con capacidad de 10 a 15 centímetros cúbicos) que equivale al tamaño de un dedo pulgar puesto para arriba. Y para darle salida a ese nuevo estómago, lo unimos a un sector del intestino”, explicó el experto, Director Médico de OCMI, Centro Quirúrgico-Ambulatorio y Centro de Excelencia en Cirugía Bariátrica y Metabólica.

Al tener un estómago más pequeño, el paciente logra comer menos, pero también lo hace de una manera diferente, más despacio y masticando bien cada bocado.  Según explica Brasesco, se crea un “pequeñísimo síndrome de mala absorción, que no provoca diarreas, ni problemas nutricionales graves, ni alteraciones fisiológicas de ningún tipo, pero sí ayuda a generar un cambio hormonal muy significativo que hace que el paciente baje de peso mejor y tenga menos hambre”. Además, este cambio hormonal provoca que “la diabetes se resuelva en quienes la presentan, independientemente de  la cantidad de kilos que se pierdan”. Este efecto originó la llamada cirugía metabólica, para mejorar la calidad de vida de esta población

En concreto, “la cirugía bariátrica está indicada en individuos con obesidad mórbida (muy significativa), pero también se ha comenzado a realizar en individuos con obesidad clínica con mucha alteración metabólica o patologías asociadas, entre ellos quienes presentan diabetes, colesterol y triglicéridos muy altos o hipertensión”.

A Morena se le realizó el bypass gástrico por vía laparoscópica, es decir, que el procedimiento no tuvo grandes incisiones ni dejará extensas cicatrices en el abdomen. ”Al margen de la cuestión estética, esta técnica disminuyó las complicaciones. Es por eso que el bypass gástrico por vía laparoscópica es el gold standard, que significa el patrón de oro con el que se evalúa qué tan seguros son el resto de los tratamientos, médicos y quirúrgicos, para los pacientes obesos mórbidos”, explicó.

A partir del tercer mes, el paciente tiene el espectro completo de alimentos, sin restricciones. Pero es importante que elija comestibles de calidad, que consuma volúmenes pequeños, y que no coma nervioso, ni apurado ni angustiado.

Independientemente de la situación de Morena, que tuvo un descenso de peso excelente en el transcurso de un año, el experto explicó que quienes se dedican a realizar estas intervenciones suelen ser muy ambiciosos con la meta de los pacientes. “Intentamos que lleguen a su peso normal, pero en algunos casos es difícil alcanzar un valor de tabla”, indicó Brasesco. Y aclaró que una persona con resultados similares a los de Morena “ya cambió radicalmente su calidad y expectativa de vida y su salud en el largo plazo”.

Pero no todo termina en la operación. De hecho, cuando se cumple el año “comienza la parte más difícil, donde los pacientes deben ser muy cuidadosos de su cirugía”, especificó el médico y enfatizó en la importancia de un cambio de hábito. “No  basta con comer sano, sino que también se debe realizar actividad física, porque el sedentarismo es un factor de riesgo cardiovascular en sí mismo. Además no sólo buscamos el descenso de peso sino también un balance muy ajustado entre la masa muscular y la masa grasa”.

Por último, Morena había hablado de que tenía piel sobrante en el abdomen. Al respecto, Brasesco indicó que no se habla de realizar cirugías plásticas o reparadoras hasta un año después de que el paciente fue operado, momento en que bajó una parte significativa de su peso.

 

 

2 pensamientos en “Bypass gástrico: la intervención con la que Morena Rial bajó 45 kilos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *