Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

12/08/2017

La hija de Dolores Barreiro, una “It Baby” en Ushuaia

“A Indra le encanta jugar en la nieve”

Siempre celebran la llegada del invierno, porque también es el momento del viaje familiar que repiten cada año a Cerro Castor, el lugar que Dolores Barreiro (41) y Matías Camisani (45) eligen para despuntar su pasión por la nieve. Es que la modelo esquía desde chica y quiso que sus herederos también conocieran el deporte. Su hijo mayor, Valentino (16), empezó a aprender la disciplina con sólo tres años y detrás de suyo le siguieron sus hermanos, Salvador (13), Milo (11) y Suri (5), ya que Indra (1), su hijita, recién este año está dando sus primeros pasitos sobre el hielo.
“Son todos muy buenos esquiadores.’ Valen’ toma clases de ‘freestyle’ para perfeccionarse, en el parque del cerro. Disfrutamos muchísimo esquiar todos juntos y con Matías, el único de la familia que hace snowboard, no podemos creer que ya los tres más grandes ¡lo hacen mejor que nosotros! El Cerro Castor es un placer y un lujo. Las pistas son impecables y el servicio, el mejor del país. Viajamos con Virginia, mi suegra, quien se queda con Indra en el “Castor Ski Lodge”, el complejo de cabañas a 500 metros de la telesilla. Ellas juegan en la nieve y pasean en trineo, algo que a Indra le fascina”, cuenta Dolores, muy a gusto con la experiencia. La rutina siempre incluye el almuerzo familiar compartido, que tiene lugar en la montaña y junto a la más chiquita, ya que a la bebé la suben a “upa” o en la moto de nieve, según cuentan.
“El primer año Indra vino en mi panza y el año pasado era muy chiquita pero éste es el primero que hizo contacto y caminó en la nieve. Es una nena que disfruta mucho todo. Es más, pide que la lleven a” upa” a esquiar y entonces su hermano mayor, Valentino, que esquía toda la montaña y la tiene recontra clara, la baja por las pistas a “upa”. Así es que la travesía se vuelve el show de la montaña. A ella, que es divina y súper simpática, se la ve feliz de hacerlo en brazos de su hermano. Me parece que le va a encantar la nieve y que va a ser una gran esquiadora, al igual que sus hermanos”, agrega Dolores sobre los momentos en el sur argentino. “Son nuestras vacaciones familiares y venimos desde hace muchísimos años. Todos mis hijos empezaron a esquiar en la escuelita de acá y hoy los tres más grandes recorren toda la montaña solos y súper bien, porque cuando uno aprende a esquiar de chiquito es como andar en bicicleta, después no te olvidás y lo vas perfeccionando. Suri es el único que va al jardín de nieve, que es un lugar muy bien equipado, en el que todos son muy amorosos. A las cuatro de la tarde lo pasamos a buscar y bajamos todos juntos esquiado rumbo a las cabañas. La verdad es que acá hacemos una vida súper tranquila, muy en familia y disfrutable. Nos encanta”, se sincera la empresaria y dueña de “Holi”, su marca de indumentaria.

 

por Kary López

Agradecimientos: Cerro Castor. Castor Ski Lodge. Fotos: Matías Cullen. Holi por Dolores Barreriro. www.thenorthface.com.ar

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *