Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

23/08/2017

Fabián Cubero, super lomazo y nueva vida de soltero

Tras la separación de Nicole cuenta que lloró de tristeza y elaboró el duelo.

El grabador se detiene una y otra vez. En el bufete de la cancha de Vélez Sarsfield hay cientos de chicos y grandes que con timidez le piden una foto a Fabián Cubero (38) que siempre accede con una sonrisa. Convertido por la platea femenina en uno de los hombres más deseados de la Argentina, el jugador emblemático del club de Liniers, donde es quien más partidos disputó en la historia (610) dice sentirse pleno. Luego de su separación de Nicole Neumann (36) asegura que está abocado por completo a la crianza de las hijas que tuvo con la modelo, Indiana (7), Allegra (5) y Sienna (3), y abierto a conocer a un nuevo amor.

Ya instalado en su flamante departamento, cerca de donde viven sus hijas, “Poroto” eligió a CARAS para confesarse y contar sus más íntimos sentimientos. Un Cubero auténtico afirma que no volvería con Nicole, que le “llueven” invitaciones de mujeres para salir y que a pesar de haber transitado un año de dolor, hoy se encuentra mejor que nunca viviendo sus “días de soltero”: “La vida de soltero es distinta a la que venía teniendo los últimos diez años. No es ni mejor ni peor, es distinta. Estoy tranquilo, tengo más libertad para salir a comer con amigos y con amigas  y obviamente tengo más tiempo para mí. Puedo conocer gente y estar rodeado por mis afectos”.

—Usted dice vivir la soltería a pleno, pero ¿Tiene momentos de soledad en los que aflora la tristeza?
—Sí, por supuesto que a veces me pongo triste y lo cubro visitando amigos y amigas. Obvio que tengo momentos de melancolía o tristeza. Nunca fui un tipo que estuvo solo; así es que ahora esos huecos los lleno con amigos o con el gimnasio. No sirve de nada quedarse mirando el techo desde la cama. No me gusta estar solo. Estar solo es lo último que uno debe hacer cuando se separa. Fue un cambio muy abrupto el estar todo el tiempo en familia y ahora estar solo.
—¿Le guarda rencor a Nicole por haberse “desenamorado” de usted?
—No, de ninguna manera. Por supuesto que no, jamás le guardaría rencor porque además no soy un tipo que le guarde rencor a la gente. Me hagan lo que me hagan no guardo rencor. Ella se perdió la posibilidad de seguir estando conmigo. ¿Se entiende? Yo le di todo, no me guardé nada. Dejé todo en la relación. Yo siento que cumplí con ella haciéndola feliz para que pueda sentir como se trata a una mujer. La hice sentir como una reina, como un ser supremo. A las mujeres hay que darles un trato especial; eso me lo inculcó mi madre, mi familia.
—¿Siente que en el último tramo de su matrimonio dio mucho y recibió poco?
—Sí, eso pasó por el famoso “desenamoramiento” por parte de Nicole. No me lo dijo así directamente pero me aseguró que no se sentía completa, que estaba desenamorada, entonces todo eso lo sentí durante mucho tiempo de mi relación. Pasé un último año muy malo hasta que acepté que no podía “reenamorarla”. Siempre lo intenté y siempre la cuidé e hice todo lo posible para que fuera una chica feliz; como lo logré durante casi todo nuestro matrimonio. Porque hemos vivido 9 años excelentes durante los que formamos una familia.
—¿Tiene algo para reprocharse luego de la separación?
—No, nada. En el matrimonio hice todo y también hice un gran esfuerzo por salvarlo, pero lamentablemente no dependía de mí. Lo único que quizás me reprocho es que la estiré demasiado. Estuve mal un año entero, igual que Nicole obvio, pero yo la estiré demasiado, quizás debería haber hecho menos o terminar antes la relación. Creo que la decisión final la debería haber tomado antes. Pero si lo hubiese hecho viviría pensando que podría haber realizdo algo más. Así es que, en resumen, está bien y me siento satisfecho con todo lo que hice. Yo soy muy familiero e intenté salvar el matrimonio también por las nenas y la familia.
—¿Cómo vivió ese año del que habla, ese en el que intentaron salvar la pareja?
—Y…  Fue duro. Durante ese año le repetí que quería que fuera la Nicole que conocí, porque la veía distinta, pero yo estaba equivocado porque a ella le cambiaron los sentimientos para conmigo. No es algo que lo provocó, es algo que le salió… Ya no se preocupaba mucho por mis cosas, no salíamos a cenar, al cine, dejamos de hacer gimnasia juntos, todo se fue diluyendo.
—¿Ahora que están separados pasan tiempo juntos con las nenas?
—A veces sí. Algún día que las nenas están con ella yo paso a saludarlas. O a veces cuando las llevo a la casa de Nicole y ella llega más tarde porque estuvo trabajando, cenamos todos juntos. También en algún cumpleaños nos reunimos. No tenemos problemas en compartir cosas.
—Donde vive ahora ¿Tiene espacio para sus nenas?
—Sí, por supuesto. Donde alquilé tengo de todo y una habitación para las nenas, para que ellas tengan su espacio. Igual, cuando vienen a casa terminamos durmiendo todos juntos en la misma cama. ¡Amo estar con mis hijas!
—Muchas mujeres lo señalan como el soltero más codiciado y como el nuevo “sex simbol” de la Argentina, ¿Usted se siente así?
—No, de ninguna manera soy un “sex simbol”. Sí entiendo que después de haber estado diez años en pareja ahora me encuentro en otro lugar. En mi cabeza sé que puedo hablar con cualquier chica sin tener que rendirle cuentas a nadie. Me siento muy liberado.
—¿Tiene muchos mensajes o llamados de mujeres?
—Si. (Risas). La verdad es que un montón. No soy un tipo que le conteste a todo el mundo. Filtro mucho. Igual se ha sabido a quienes les he respondido los mensajes y yo no tengo problema en que se sepa porque soy hombre y me gustan las mujeres. Ahora tengo la libertad y la voy a aprovechar.
—¿Qué tiene que tener una mujer para conquistarlo?
—Simpatía y poder charlar. Me gusta mucho divertirme y pasarla bien. Soy un tipo muy bondadoso con la otra persona. Siempre lo fui. Pienso primero en el otro antes que en mí. A mí me conformás con muy poco, esa es la verdad. Me encanta recibir cariño, que me pregunten cómo estoy. Soy siempre de dar mucho a cambio de nada. Soy simple pero sí me gusta mucho dar, con mis hijas, con mis amigos y con Nicole en su momento.
—Hablemos de Fabián Cubero hombre. Se ve que tiene un físico muy trabajado, ¿Eso es producto del entrenamiento futbolístico o además hace otra actividad?
—Hago mucho gimnasio; trabajo la musculación. Cuando no lo hacemos con el club yo voy igual todas las tardes al gimnasio.
—¿Tiene un régimen de alimentación o come de todo?
—Como de todo pero me cuido mucho con las porciones. En general, no como mucho. No tomo gaseosas, ni como pan. No me privo de nada pero no abuso. Me cuido mucho. Tengo una atención especial con mi físico.
—¿Es coqueto?
—No sé si esa es la palabra pero me gusta verme bien y sentirme bien.
—¿Usa cremas?
—Sí, estoy “metiendo” algunas cremas. Nunca fui de usarlas pero ahora estoy utilizando algunas para la cara, para que la piel esté hidratada y se vayan algunas arruguitas. (Risas).
—¿Perfumes?
—¡Ah, eso sí! Me encantan los perfumes, debo tener unos 12 en casa y cuando se acaban voy comprando más para siempre tener muchos.
—Cuándo la conoció a Nicole tenía otro aspecto muy distinto al de ahora. Por ejemplo tenía pelos en su pecho que ahora no se ven más, ¿Se depila?
—No tengo que hacer más nada porque me hice la depilación definitiva y listo. Sencillo y práctico.
—¿Se considera un metrosexual?
—No. Pero estoy ahí, al límite (Risas).
—Volviendo a la familia, ¿Tiene régimen de visita con sus hijas?
—No, nos manejamos con libertad, yo no quiero perderme nada de la vida de mis hijas. Con Nicole tenemos un buen ida y vuelta y una excelente comunicación. A veces si las nenas no están conmigo me gusta quedarme en la casa con ellas hasta que se duerman. No hay problemas con eso. Sí marcarles que mamá y papá están separados pero que siempre la prioridad son ellas.
—Ahora que está soltero, ¿Le gustaría volver a enamorarse?
—Si, claro que sí. Obvio, estoy abierto al amor siempre. Toda mi vida tuve pareja estable y enamorado. Mi duelo por la separación ya lo hice. Estuve un año haciéndolo; con Nicole tratamos de superar la crisis pero no pudimos. Ahora yo ya hice mi duelo y las nenas ya entienden todo así es que sí estoy dispuesto a conocer a alguien y a enamorarme. Mi cabeza ahora está liberada y si en algún momento sale un enamoramiento, bienvenido será.
—¿Se ve formando una nueva familia?
—Eso es más difícil; hoy no lo veo viable. Se tiene que dar primero lo otro. Hoy no me veo, el día de mañana nunca se sabe…
—La semana pasada se habló mucho de que existía una supuesta foto de su ex mujer junto a Pablo Cosentino y que el valor de la imagen juntos era de 30 mil Euros, usted, ¿Pagaría por esa foto?
—De ninguna manera; no pongo un peso. Además, no creo que exista esa foto. No creo que sea real. Igualmente ya me superó de hablar de ese tema. Esta historia ya me cansó, es un tema que pasó de moda. Es hablar de un supuesto que además si se dio o no, fue cuando ya estaba separado. La verdad no es un tema mío, vayan a preguntarle a Nicole o al pibe, yo no tengo nada que ver. Es un tema de ellos; yo estoy a un lado.
—¿Cómo hace para que no lo afecte?
—Porque yo ya hice un ‘clic’ en mi cabeza y estoy apto para ver a Nicole con otra persona. Ya me lo puedo bancar. Lo tengo muy claro. Como dije antes, el duelo ya lo hice.
—¿Hace terapia?
—Hago terapia con mis amigos que me ayudan a manejar situaciones y hablo a veces con el psicólogo del club y con gente grande que ya vivió cosas que vive uno. Yo me apoyo mucho en las frases que me dice la gente grande. Respeto mucho lo que me dicen. Escucho a los técnicos, a mis viejos, a los compañeros que me vieron debutar… Es gente que ya vivió lo que hoy me tocó o que conoce a personas que han pasado por lo que pasé. Pero al psicólogo, nunca fui. Me alcanza con mis amigos y mi fortaleza. Yo sé que no me puedo quedar llorando debajo de un techo porque una persona se ‘desenamoró’ de mi. En mi cabeza está el pensamiento de que es una lástima que Nicole se haya perdido la oportunidad de seguir conmigo. No me tengo lástima. Lo tomo como un tema de ella y no mío.
—¿Y qué pasaría si volviera arrepentida y quisiera retomar su historia de amor?
—Hoy sería un ‘no’ la respuesta. Más adelante no lo sé, pero hoy no; no volvería con Nicole. Ya hice el corte, sufrí muchos desplantes y desinterés, mientras yo me la pasé dando todo. Eso me lastimó. Tuve muchos golpes durante largo tiempo que me dolieron hasta que dije basta.
—¿Ha llorado en esos momentos?
—Sí, he llorado mucho porque a mí lo que también me dolió fue no sólo terminar mi matrimonio, sino desarmar la familia. No me acostumbro a no tener todas las noches a mis hijas a mi lado. Todo eso me generó mucha tristeza, como el pensar que no voy a comer todos los días con mis hijas. Rompimos con algo muy lindo que duró 9 años y terminamos con la familia. Me mató el ‘romper con la mesa familiar’, como me dijo un amigo.
—¿Extraña a Nicole?
—No, ya no. Extraño a la mujer que estuvo enamorada de mí; a la Nicole de ahora no la extraño porque yo no la pasé nada bien.
—Lo vincularon con Barbie Vélez y con muchas mujeres, ¿Cuál es la realidad?
—Con Barbie hicimos una producción y no pasó nada. De no ser así no tendría problemas en decirlo y la realidad es que estoy solo, no tengo pareja en este momento. Todo lo demás que digan o escriban, es mentira.
—¿Qué balance hace de su vida?
—Que tengo las cosas claras: mis hijas, el fútbol, los amigos… Son las prioridades de mi vida.
—Ultima oportunidad para blanquear… ¿Seguro está solo?
—(Carcajadas) Sí, te lo juro ¡estoy solo! No estoy en pareja con nadie. Cuando lo esté, lo blanqueo sin problemas.

por Federico Levin

F. DE BARTOLO/PERFIL

Agradecimientos: Beto Maceira.
Club Atlético Vélez Sarsfield.

Archivado en: ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *