Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

El niño de siete años, presenta herpes en su ojo izquierdo
17/06/2018

Nazarena Vélez, preocupada por la salud ocular de su hijo Thiago

El niño de siete años, presenta herpes en su ojo izquierdo. Todo sobre este cuadro que, si se repite reiteradas veces, puede provocar una merma en la visión.

Nazarena Vélez atraviesa un difícil momento por un problema de salud en su hijo Thiago, de siete años y por las consecuencias a futuro que podría acarrear. Según expresó en su cuenta de Instagram, el niño presenta herpes en su ojo izquierdo, una afección que si se repite con frecuencia, puede repercutir en la visión.

Este cuadro es provocado por el virus del herpes simplex (HSV), que por lo general se contrae en la niñez y alcanza a más de la mitad de la población a nivel mundial. Se caracteriza por permanecer de manera latente en un nervio hasta que se manifiesta, por ejemplo, en zonas como los labios.

Según explicó el doctor Ramón Galmarini, presidente de la Sociedad Argentina de Oftalmología (SAO), en algunas personas el HSV se expresa de una manera que puede acarrear más complicaciones, como es el caso de la enfermedad herpética ocular.

Lee también: El duro momento de Nazarena Vélez: su hijo fue víctima de mala praxis

“En el ojo, el virus se localiza en la córnea y puede haber recidivas o repeticiones en los síntomas, lo que deja cicatrices. Cuando se registran muchas de ellas, el ojo deja de ser trasparente y la córnea debe ser trasplantada con el fin de restaurar la visión”, indicó el médico, quien a la vez explicó que el comportamiento es similar al del herpes labial, que suele reaparecer.

En todos los casos, el virus latente vuelve a manifestarse “cuando bajan las defensas del paciente a causa del estrés, la exposición al sol, enfermedades que causan fiebre, el embarazo o incluso el mismo crecimiento”, enumeró.

Según el presidente de la SAO, existen muchos más casos de herpes ocular de los que se manifiestan y pueden complicarse cuando luego de su aparición, la córnea es alcanzada por un hongo u otro parásito. O bien, suceder al revés, es decir que el ojo esté más vulnerable al HSV luego de una úlcera o una lesión en la córnea.

Lee también: ¡Bomba! Barbie Vélez y Lucas Rodriguez dan un importante paso como pareja


Con todo, el diagnóstico es fundamentalmente clínico. “El paciente refiere dolor, fotofobias, y en ocasiones, llega con el ojo muy irritado. Los oftalmólogos lo teñimos y es ahí cuando visualizamos una dendrita en la córnea. Pero la detección no es sencilla, especialmente cuando no hay presencia de dendritas y es entonces que se deben hacer diagnósticos diferenciales. Confirmamos el resultado con un PCR local, o con un análisis de sangre, aunque en este último estudio son muchos los resultados positivos por más que la persona no tenga el herpes localizado en la córnea en ese momento”, destacó Galmarini.

El médico indicó que las principales consecuencias del herpes ocular son las infecciones corneales o las queratitis herpéticas a repetición y a medida que reaparecen, esa cornea pierde transparencia por cicatrices y secuelas y se produce una merma en la visión.

Con todo, este cuadro puede agravarse cuando aparece en chicos, porque las personas jóvenes tienen más chances de recidivas a futuro, indicó Galmarini. Y concluyó que el manejo del herpes ocular consta en la administración de antivirales, tanto en gotas como de administración oral.