Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

21/07/2018

Christian Sancho comparte su rutina física y alimentaria

“EL FITNESS ES UN ESTILO DE VIDA”

Cuando a principios del año pasado fue convocado para ser parte del “Bailando por un Sueño”, Christian Sancho (43) no presentía ni por asomo que ese nuevo desafío artístico, el de bailar, iba a ser determinante para gestar un cambio en su cultura de entrenamiento físico. Fue a partir de ese momento, obligado por las necesidades de la nueva disciplina, que fue dejando los gimnasios y los aparatos por el fitness, una modalidad que adoptó definitivamente como un modo de vida. “El ‘Bailando…’ me vino bien para ganar en rápidez, sintonía y ritmo de piernas. Fijate que leyendo el libro de Roger Federer (36), él cuenta que ganó su primer Roland Garros aprendiendo a bailar. Necesitaba mayor velocidad de piernas y la consiguió gracias al baile. Y yo logré mayor flexibilidad, elongación y capacidad aeróbica, lo que te permite tener un entrenamiento cada vez más intenso y productivo para el cuerpo. Ahí me di cuenta que el fitness es un estilo de vida, convertí al entrenamiento en una terapia que me ayudó a entender por donde quería ir”, explica el actor, quien casualmente acaba de ser convocado por Adrián Suar (50) para interpretar a un profesor de fitness en “Mi Hermano es un Clon”, la próxima novela de Pol-ka: “Estoy feliz, además de ser mi vuelta a Pol-ka y al Trece, me encantó que me haya llamado Adrián proponiéndomelo. Voy a ser ‘Fabricio’, un entrenador onda Don Juan que entrena a las chicas y tiene sus roces y sus historias de amor. Me da mucho gusto interpretar a un personaje que me permita bajar una línea con un mensaje”, anticipó.

Para lograr una fisonomía que de ninguna manera delata su edad, Sancho se organizó una rutina de 45 minutos cuatro días a la semana. En el barrio privado que comparte en Maschwitz con su mujer, Vanesa Schual, y su hijo, Gael (8), todo comienza después de desayunar un jugo exprimido de naranja con frutas secas, una tostada con queso untable y una bebida proteica sin azúcares ni sodio. “Empiezo con quince minutos de trote liviano hasta que llego a un lugar donde instalo mi gimnasio portatil (risas). Ahí arranco con cinco minutos de escalera, una rutina que suelen hacer los polistas y tenistas, y con la que ganás en potencia de piernas, velocidad y sincronización. Sigo con los conitos para ejercitar velocidad en acción y reacción. Y después sí toda la variedad de ejericicios sin pesas sobre la base de la propia fuerza natural. Con las kettlebells o pesas rusas trabajás piernas, brazos y hombros con ejercicios combinados y dinámicos que no se repiten. La banda elástica, que comprás en cualquier casa de deportes, te da la posibilidad de ejercitar brazos, piernas, hombros y hasta espalda a una intensidad que el cuerpo agradece, y con la tranquilidad de saber que no te vas a desgarrar. La pelota o bola medicinal te permite hacer el mejor abdominal, sobre todo para las personas de treinta años para arriba, ya que los lumbares no trabajan y permanecen relajados. Para flexiones de pecho y brazos utilizo las barras push up paralelas, que son practiquísimas. Y para terminar, las barras tradicionales y las paralelas me ayudan a entrenar con la fuerza de mi cuerpo los biceps, triceps y dorsales. Manejando tu propio peso, sin ningua carga de pesas, evitás lesiones. Fijate entonces que podés tener todas esas máquinas carísimas de un gimnasio dentro de un pequeño bolso”, explica didáctico. Y se reserva un ejercicio que sólo le recomienda practicar a los más avanzados: “Tiene raíces en el yoga, son flexiones de hombro contra la pared y requieren de mucha concentración y equilibrio”, advierte.

Lee también: La dura historia de vida de Christian Sancho: “Estuve muerto en vida”

En sus recientes vacaciones por Inglaterra, Cristian fue confundido con dos personajes con los que guarda un curioso parecido estético. Ellos son el actor británico Orlando Bloom (41) y el futbolista uruguayo Edinson Cavani (31). Es más, cuando regresó a Buenos Aires, en Ezeiza, un operario lo consoló por la eliminacion de Uruguay en el reciente Mundial de Rusia. “Yo no entendía de que me hablaba, se creía que era Cavani”, recuerda, y no deja de sorpenderse por el éxito del perfume que lanzó y que ya agotó, sólo por venta on line, las primeras 50.000 unidades. Esa fragancia, Black Fire by Christian Sancho, se promociona no casualmente con un retrato de su abdomen, ese objeto de deseo que genera tanto clamor entre las mujeres. “Todo lo que entreno no tiene como objetivo una mejor apariencia física, sino que apunta a conseguir una mejor calidad de vida. Por eso insisto que la alimetación es tanto o más importante que el entrenamiento, una cosa va de la mano con la otra. No sirve de nada si vas una hora y media al gimnasio y después te ‘matás’ comiendo. Recuerden siempre que somos lo que comemos” esgrimió.

por Carlos Cervetto

M.FONSECA/PERFIL

Agradecimientos: Viandas Malabra;
Just Protein, Gentech.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *