Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

13/08/2018

Jorgelina Aruzzi muestra su lado más rebelde ante los mandatos establecidos

Por Karina Lopez | La actriz la rompe en "100 días para enamorarse" y opina que "La monogamia esta sobrevalorada". Detalles en la nota

En pleno disfrute de uno de los mejores momentos de su carrera, Jorgelina Aruzzi (43) no teme exteriorizar que, aún en el éxito, hoy son muchas las cosas que sigue cuestionándose. Y es que la talentosa actriz y comediante confiesa acompañar con total felicidad el gran debate que hoy propone “100 Días para Enamorarse”, la tira éxito de rating de Telefe y Underground en la que interpreta a “Inés”, una abogada que descubre que su esposo es bígamo y debe lidiar con todo un replanteo en su vida.

“100 días tiene mucha sinceridad al tocar los temás, además de un elenco genial, un muy buen guión y un equipo que apunta a reflexionar sobre las reglas de pareja. Muestra un poco de realidad y, cuando se arriesga, el público lo valora. La sociedad está cambiando y se están cayendo algunos velos como el del machismo. Y me parece bien que desde la tele se toquen temas como la trans y homosexualidad o que en el matrimonio vivimos con reglas un poco antiguas. Hay que dejar de ser hipócrita”, se sincera Jorgelina, cuya historia personal tiene muchas batallas ganadas: sus padres no aceptaban que estudiara actuación y muchas veces sintió que no encajaba en los cánones de belleza del medio, pero siempre persistió en su búsqueda.

Lee también: Jorgelina Aruzzi: “Me divierte jugar a ser una bomba sexy”

Tras un divorcio que puso fin a un matrimonio de 18 años y la convirtió en mamá de Ámbar (4), Jorgelina también comenzó a replantearse algunos preceptos sociales. “¿Qué me pasaría si descubro que mi esposo es bígamo? Para mí lo más grave es la mentira. Me parece que una persona sí puede estar invoclucrada afectivamente con dos personas, pero hay un punto en el que hay que sincerarse y dejar de mentir si amás. Yo creo que no tendría el rencor de mi personaje. Soy más de soltar el amor que no va. Una infidelidad se puede llegar a entender, porque se puede llegar a hablar y hasta seguir adelante. Hay que sincerarse y contar lo que le pasa a uno. La monogamia acorta un poco lo que es amar”, confiesa la actriz, quien hoy también brilla en el Liceo Comedy con “Niní En El Aire”—el “gran” proyecto de su carrera, dice—donde compone a la célebre comediante argentina, Niní Marshall.

—¿Cree que la monogamia está sobrevalorada?
—Sí, ¡Súper! Cada pareja es un mundo y tiene sus propios códigos, pero me parece que el deseo siempre está y el de conocer a otra persona, también. Y está bueno poder hablarlo, saber que pasa, que es algo que sucede y es normal. Debe ser un bajón enterarte, pero creo que siempre duele más la mentira que el hecho que el otro haya deseado a otra persona.

—¿Y qué reglas de pareja elige hoy?
— En este momento de mi vida me gusta estar sola más que estar en pareja. Pero el amor, claro, siempre es bienvenido. Hoy creo que estar en pareja y la convivencia pueden hacer que uno se postergue. Estoy en rebeldía con lo establecido y con todo lo que no me haga bien. Uno tiene que ser feliz. Dejemos vivir a los demás, por eso estoy a favor del aborto legal. Por ahí porque ya estoy grande y veo cosas que no me gustan y me rebelo hablando. Creo que nos tenemos que reeducar y ver como seguimos. Y yo estoy dispuesta a corregir mi rasgo equivocado para que mi hija tenga una sociedad mejor donde moverse.

 

Producción: Sol Miranda

F. DE BARTOLO/PERFIL

Archivado en: , , ,