Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

19/08/2018

Cómo trataron la perforación gastrointestinal que sufrió Matthew Perry

El actor, conocido por interpretar a Chandler Bing en la recordada serie Friends, debió ser intervenido en Los Angeles por esta afección. Enterate de más detalles.

Matthew Perry, conocido por interpretar a “Chandler Bing” en la recordada serie Friends, debió ser hospitalizado en Los Ángeles para ser sometido a una cirugía gastrointestinal con el fin de reparar una perforación en su tracto digestivo.

El actor estadounidense, que fue a examinarse tras un fuerte dolor abdominal. Aunque no haya trascendido qué causó su cuadro, Perryya había blanqueado sus problemas con las drogas y el alcohol, además de reconocer una adicción a los analgésicos por sus fuertes dolores corporales, sustancias perjudiciales a nivel gástrico.

Lee también: Paris Hilton, Kate Moss y Michelle Obama padecen la misma enfermedad

El doctor Luis Caro, médico gastroenterólogo y director general de Gedyt, explicó que las perforaciones gastrointestinales “pueden producirse en primer lugar por diverticulitis (es decir cuando los divertículos que se encuentran en el intestino se inflaman o se infectan); por consecuenciade la enfermedad de Crohn o de la colitis ulcerosa; durante el postoperatorio de cirugíabariática por obesidad;por cáncer de colon o por la toma desmedida de antiinflamatorios no esteroideos, entre otras”.

Los síntomas que podrían indicar la presencia de una perforación gastrointestinal abarcan dolor abdominal intenso, fiebre, escalofríos, náuseas y vómitos. El diagnóstico se confirma con una tomografía computada del abdomen, aunque una rx de abdomen puede mostrar la presencia de aire en la cavidad abdominal y brindar una pista.

El médico explicó que para reparar las perforaciones gastrointestinales “se intenta en un principio con una estrategia mínimamente invasiva con endoscopias para colocar ganchos que se llaman Ovesco o, también se puede optar por una opción más artesanal, con pegamentos tisulares”. Si este abordaje fracasa, se requerirán “cirugías de resección y cierre de fístulas”, remarcó el especialista.

Los tiempos de recuperación tras la cirugía dependerán de cuál fue la técnica empleada. “Si el procedimiento elegido fue mínimamente invasivo, requerirá de uno o dos días de reposo, mientras que si fue quirúrgico se necesitará de una semana a 10 días”, concluyó Caro.

 

Archivado en: ,