Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

Gianfranco, de 11 años, y Tomás, de 15, juegan al ping pong en la mesa del living-comedor. Los preadolescentes han heredado de su padre la pasión por la música, tocan el piano y la guitarra, y son fans de “Coldplay”.

Imagen anterior
Imagen siguiente
“Mi casa es transparente como yo”
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.