Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

19/11/2018

Actualidad

Sergio Lapegüe se realizó una operación para recuperar y mejorar su vista

El periodista fue intervenido y le realizaron un compleja cirugía oftalmológica, en donde le pusieron lentes intraoculares. Detalles en la nota

El periodista Sergio Lapegüe fue operado de sus dos ojos, luego de haber manifestado en reiteradas ocasiones el miedo a perder su visión. Acudió al consultorio del doctor Robert Kaufer para colocarse lentes intraoculares. El profesional confirmó que el conductor presentaba afecciones distintas en cada ojo: en el izquierdo mucha miopía y en el derecho, astigmatismo. Y, por ser un caso difícil, el tratamiento incluyó una operación intraocular.

En diálogo con el doctor Guillermo Capuya, Kaufer quien es director médico de la clínica de ojos Kaufer, explicó que la cirugía “consta en el reemplazo del cristalino por lentes intraoculares” y si bien los principales candidatos a recibirla son los pacientes con cataratas- patología en la que los afectados ven borroso por la opacidad que adquirió el cristalino- con este tipo de procedimientos también se pueden corregir otros problemas como la miopía, el astigmatismo y la presbicia.

“Al igual que los anteojos, las lentes intraoculares no son todas iguales, sino que son individuales y personalizadas para cada paciente. Pero la principal ventaja es que se debe operar solo una vez en la vida”, indicó el oftalmólogo.

Lee también:   Sergio Lapegüe relató el drama que vive por la pérdida de la visión

Para colocarlas, sólo se tardan 15 minutos. “Lo ideal es que el problema se resuelva en dos operaciones con una semana de intervalo entre ambas”, señaló el experto y aclaró que si bien hay pacientes que prefieren estar sedados, en realidad sólo basta con el uso de anestesia local mediante gotas para no sentir molestia alguna.

De acuerdo a lo explicado por Kaufer, la colocación de lentes intraoculares no requiere período de recuperación porque sus resultados son casi inmediatos. “Al abrir los ojos tras la operación el paciente ve con alguna alteración por la dilatación de las pupilas, pero al día siguiente, la visión suele estar casi recuperada del todo, y eso es lo que más impacto causa, porque muchos habían olvidado lo que significaba ver bien”.

El profesional indicó que los únicos inconvenientes que pueden llegar a experimentar los individuos recién operados son “la sensación de cuerpo extraño y una ligera molestia frente a la luz, pero éstos sólo se perciben al comienzo”.

Si bien reconoció que pueden existir riesgos como en toda intervención, “la seguridad de la colocación de lentes intraoculares hace que sea uno de los procedimientos más realizados a nivel mundial debido a su seguridad y eficiencia”, concluyó.