Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

06/12/2018

Jorgelina Aruzzi muestra su lado más sexy tras el éxito de “100 días…”

Por Sabrina Galante | La actriz se confiesa luego de un exitoso año en la televisión Argentina. ¡Detalles imperdibles en la nota!

Su registro vocal es tan amplio que durante la producción y entrevista con CARAS, cuesta asociar que aquel suave y pausado timbre de voz, que deslumbró con sus monólogos reeditados de Niní Marshall en el “Liceo Comedy”, pertenece a la misma Jorgelina Aruzzi (44). Amable y con una calidez que se desprende de la avasallante abogada que compone en “100 Días para Enamorarse”, se disculpa por un problema en las cuerdas vocales que la obligó a poner un alto en sus compromisos y celebra el dichoso momento televisivo en el que sobresale por su magistral timing para la comedia.

“Fue un año de mucho trabajo y grandes cambios de temperatura. Hacer tira y teatro fue muy cansador y ahora debo cuidar mi voz de una manera minuciosa y mantener silencio por un rato. Sobre todo porque Niní fue una obra que amo pero de mucho despliegue vocal”, justifica la actriz y comediante que en un guiño a la exitosa ficción de Telefé, donde su personaje forma pareja con un mecánico (Osvaldo Laport), posa al desnudo en una suerte de recreación de “almanaque hot”. “Estoy cómoda con mi cuerpo, con mi edad y me siento una mujer muy libre. Tampoco me ando mostrando todo el tiempo porque soy bajo perfil pero si me dan ganas de desnudarme me desnudo. A veces me siento sexy y otras, un caniche con pullover”, reconoce envuelta en un diminuto delantal y cubierta por una pequeña torta de duraznos, el postre “estrella” de Inés.

Segura de su apariencia y despojada de cualquier prejuicio que pudiera llegar a opacar la plenitud de sus 44 años, reivindica el paso del tiempo y le resta importancia a los estereotipos de belleza. “Con los años me fui sacando complejos de encima y hoy me siento linda cuando me rodeo de gente que le gusta vivir como a mí. Algunas cosas de la edad me molestan como a todos pero intento aceptarlas y sacar el foco de ahí. Envejecer es un regalo que nos otorga la vida y si no lo tomamos así es psicotizante. No hay nada como sonreír para mantenerse joven”, dictamina.

Lee también: Jorgelina Aruzzi muestra su lado más rebelde ante los mandatos establecidos


En tiempos de “poliamor” y abierta al debate que plantea la tira de Underground, donde no existe una única forma de concebir el amor ni reglas más que las que establece la propia pareja, se define como una mujer libre, sin ataduras o encasillamientos a la hora de amar.
“Creo que las reglas están cambiando y hoy el amor no tiene una forma determinada. Con respecto a las fantasías soy una mujer abierta. Voy para adelante si me parece bien y sino no. Podría estar con un hombre mucho mayor si me gustara y aunque no me siento atraída sexualmente por mujeres concretamente, no quita que si algún día me gusta alguna me permita estar con ella”, confiesa. Y, desprendida de la “femme fatale” que compone en la ficción, asegura: “El’ touch and go’ no me calienta; necesito sentir otro tipo de conexión para estar con alguien. Me gusta que me hagan reír y por supuesto otras cosas pero si está el humor ya captas mi atención”.

Con una segunda temporada de teatro confirmada para el año próximo y en plena recta final de las grabaciones de Telefé, la actriz que desembarcó en la profesión a través de las recordadas cámaras ocultas de “Videomatch” admite que no confía en las aplicaciones del celular ni redes sociales para establecer un vínculo. “No sé si Inés intimida pero no tengo muchas propuestas para salir. Calculo que tiene que ver con que los hombres de mi generación están casados o no sé. Lo único que quedaría son las propuestas por Instagram pero prefiero pasar”, concluye sin antes declarar que su verdadero éxito es proporcional al tiempo compartido con su hija Ambar (9).

Agradecimientos: Fotos: @machadito1
Producción: Bel Amorosi. Make Up y Peinado Cholu. Nazareno Machado Tortas @nazarenomachadotortas. Dra Lilian Demarchi.

Archivado en: , , , ,