Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

07/12/2018

“Botón blanco”: el dispositivo de última generación de Theresa May

La Primer Ministra británica lleva este particular instrumento para medir los niveles de glucosa.

La Primera Ministra británica, Theresa May, quien recientemente visito la Argentina para participar del G20, lleva colocado en su brazo un pequeño “botón blanco”, que en realidad es un dispositivo de última generación para medir los niveles de glucosa.

Es que la mandataria había sido diagnosticada con diabetes tipo 1 en 2012, por lo que debe realizarse monitoreos múltiples veces al día.

Lee también: Juliana Awada se lució como anfitriona y sostén de Macri en el G-20

El doctor León Litwak, expresidente de la Sociedad Argentina de Diabetes, explicó que el nombre técnico del botón es “monitoreo de glucosa continuo”  y se trata de “un sistema que, sin pinchazos en el dedo, mide el azúcar que está debajo de la piel, que es muy parecido al que circula en la sangre, al menos 80 veces por día en forma automática”. Este dispositivo posee una aguja de plástico muy pequeña que se cambia cada 14 días, por lo cual lo único que debe hacer el paciente es colocárselo cada dos semanas. Otra de sus ventajas es que es completamente indoloro.

Se compone de un sensor y un lector. El primero de ellos, que se ubica en el brazo, posee el tamaño de una moneda de dos pesos. “El lector, por su parte, es más chiquito que un teléfono celular y cada vez que la persona quiere saber su nivel de azúcar, simplemente lo acerca al botón y lo muestra”, indicó Litwak, quien es también Profesor Consultor del Instituto Universitario del Hospital Italiano. “Pero además del nivel de azúcar dice si ese azúcar está subiendo o está bajando O sea, brinda 80 mediciones versus 5 y además le informa la tendencia del azúcar”, recalcó el profesional.

Las personas que más se benefician con esta herramienta son los pacientes con diabetes tipo 1 o insulinodependiente, que en el país rondan los 300 mil. “Las 80 mediciones permiten que se aplique la insulina de una forma más racional, además mide la glucosa cuando la persona duerme o cuando realiza ejercicio intenso”, indicó.

Este sistema, en cambio, no posee una indicación específica para los pacientes con diabetes tipo 2, “que regulan su enfermedad con ejercicio, alimentación y medicamentos por boca”, agregó el médico.

Si bien el “botón” está disponible en nuestro país desde el 2017, su uso queda restringido a quienes tienen la posibilidad de cubrirlo por su cuenta, dado que no es contemplado por la mayoría de las obras sociales, prepagas o el sistema público.  Al respecto, Litwak indicó: “el costo de este sistema mensualizado es el mismo que hacer 5 controles con el dedo, por lo que lo último en tecnología cuesta igual que lo tradicional, sin embargo no se cubre porque es algo muy novedoso, aunque estimo que se incorporará con el tiempo”.

A su turno Adriana Angelina, paciente y presidente de la Asociación Civil de Diabetes Argentina (ADA) opinó que el dispositivo como el que lleva May simplifica enormemente el control de la glucosa.

“Las personas con diabetes insulinodependientes se hacen múltiples mediciones de glucemia, porque deben actuar en consecuencia. Este dispositivo brinda una información que ningún otro glucómetro del mercado tiene, que son las tendencias. Sin dudas ese dato es sumamente importante para actuar y de ese modo, evitar complicaciones agudas, tales como bajas de glucemia (hipoglucemias: que no siempre presentan síntomas) o incluso, hacer las correcciones necesarias, para evitar que suba bruscamente”, indicó  Angelina, quien fue diagnosticada con diabetes tipo 1 hace 36 años y usa el “botón” durante casi dos.

 

Agregó que este sistema es muy adecuado para niños y adolescentes, no sólo para su propio control, sino incluso para la tranquilidad de sus familias. “Según las edades, en muchos casos son sus padres quienes deben tomar las decisiones y la tendencias son determinantes. En los adolescentes, se logra mayor adherencia al tratamiento, ya que es una edad difícil y no siempre se aceptan los pinchazos, por lo que pasan de un valor extremo a otro, tratando de adivinar los valores de glucemia, con tal de no pincharse los dedos”,  sostuvo.

 

“Otras destinatarias importantes son las mujeres durante sus embarazos, donde el objetivo de lograr un buen control y estabilidad en sus glucemias”, concluyó Angelina.

 

Archivado en: , ,