viernes 18 de octubre de 2019
caras
ACTUALIDAD | 14-01-2019 12:22

El cuadro de Tití Fernández, según el médico que lo operó

El doctor Antonio Piazza, encargado de la intervención quirúrgica del periodista confirmó que Fernández “presentaba lo que se conoce como enfermedad de tres vasos”.

 “Le dije al técnico de Boca que no voy a poder jugar por 15 días, pero después voy a estar listo”, bromeó Tití Fernández durante una comunicación telefónica con sus compañeros de Bendita TV, a raíz de los tres bypass coronarios que le fueron realizados días atrás en el Sanatorio Trinidad Mitre. El periodista deportivo confirmó que se encuentra “bárbaro” y que el personal sanitario lo trata de maravilla, aunque se quejó de que la comida que le dan “es fea y sin sal”.

¿Pero cuál fue el cuadro que lo llevó a Tití Fernández al quirófano? El doctor Antonio Piazza, responsable del Servicio de Cirugía Cardiovascular del Sanatorio Trinidad Mitre y encargado de la intervención quirúrgica del periodista confirmó que Fernández “presentaba lo que se conoce como enfermedad de tres vasos”. En concreto “desarrolló una angina inestable” y tenía obstruida la arteria principal del corazón al 100% y las otras dos arterias con lesiones críticas. “Él ya había recibido angioplastias con stents en dos oportunidades previamente, es por eso que se trataba de un paciente complejo”, remarcó el experto.

Detalló que al periodista deportivo se le realizó “un triple bypass con conductos arteriales, es decir, con las dos arterias mamarias”, y, que en este caso, el procedimiento fue realizado “sin circulación extracorpórea”, lo que significa sin la máquina que puede suplir las funciones del corazón y los pulmones por varias horas durante una cirugía.

Como bien se informó anteriormente, el panelista de Bendita TV tuvo que ser intervenido quirúrgicamente dos veces. ¿Por qué? “Porque con una no me alcanzaba”, bromeó Tití, pero lo cierto es que había presentado una complicación.

Piazza, quien fue también presidente del Colegio Argentino de Cirujanos Cardiovasculares, explicó que se trató de un sangrado. “El señor Fernández ya venía tomando anticoagulantes a causa de una arritmia crónica. Si sumamos a esto la complejidad de la cirugía, presentó una complicación relativamente frecuente en este tipo de procedimientos, que es el sangrado post operatorio. Por precaución se lo volvió a intervenir para reexplorarlo, nada más”, detalló.

Una constante cuando se lo oye hablar a Tití Fernández sobre su estadía en el sanatorio son las quejas por la comida. Pero ese menú es, como bien se sabe, parte del tratamiento del paciente con enfermedad coronaria. “Cuando realizamos una operación, no ‘curamos’ a la persona, sino que la sacamos de la situación crítica en la que está en ese momento, y le damos la oportunidad de seguir el verdadero tratamiento que es tanto médico como higiénico dietético”, indicó Piazza.

“Hay cuestiones que pueden corregirse, por ejemplo el sedentarismo y la obesidad. La diabetes, la presión arterial, el colesterol y los lípidos se controlan. En concreto se deben controlar los llamados ‘factores de riesgo’”, agregó el cirujano.

¿Pero cuándo un paciente que recibió una operación como la de Tití Fernández puede reanudar sus tareas diarias? El doctor Piazza detalló que eso depende del tipo de actividades que realice. “Un postoperatorio ideal consta primero de entre 5 y 7 días de internación. Después debe continuar con el reposo en su casa. Si el individuo tiene un trabajo de oficina, con poca actividad física, podrá retomar sus tareas parcialmente luego de dos o tres semanas de la intervención quirúrgica. En cambio si su trabajo es más demandante en materia de esfuerzos físicos o bien exige gran concentración durante muchas horas, es mejor que se reintegre luego de un mes y medio o incluso dos meses”, concluyó.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario