jueves 17 de octubre de 2019
caras
ACTUALIDAD | 14-03-2017 18:56

Juliana Giambroni más sexy que nunca anuncia su boda

"Mati me propuso que nos casemos y dije sí". Galería de fotos

Desde que llegó de sus vacaciones en Punta Cana junto a su novio, Matías di Chiara (31), y a sus hijos, Olivia (7) y Milo (3) —fruto de su relación con Mariano Martínez (38)—, Juliana Giambroni (27) se focalizó en su marca de ropa. Allí, en su residencia de Nordelta, donde convive desde noviembre con Matías, la modelo acondiciona su nuevo showroom que abrirá en semanas. En ese amplio living, donde hace pocos días celebró once meses de haber encontrado a su compañero de vida, Juliana luce contenta los últimos modelos de su línea.

“Estoy feliz. Aparte del local que tenemos en Recoleta, voy a abrir otro en mi casa. ‘Mati’ me incentivó a hacerlo. También estoy por lanzar mi página web con la nueva temporada. La parte más elegante de las prendas de gala y noche las sigo trabajando con Vero Far. Me gusta hacer ropa canchera, rocker y cómoda, mezclar lo sensual con lo agradable. Mi idea es que la mujer se sienta sexy y a la vez no esté incómoda con lo que lleva puesto”, dice la modelo y diseñadora, en plena producción de su nueva colección, mientras se prepara para ser parte del equipo femenino de fútbol, representando a CARAS, el próximo 19 de marzo en San Isidro.

Mientras Olivia le enseña unos pasos de baile a Milo en el jardín del patio, su mamá los observa en silencio. En un alto de las fotos con CARAS, Juliana habla con su amigo estilista, Diego Larez, toma agua y comparte la hermosa relación que existe entre sus hijos: “Una de las cosas que más disfruto es verlos jugar. Aparte de ser hermanos, son amigos. Milo no se despega de sus juguetes. Y Olivia quiere ser actriz y trabajar en los medios. Ya nos pidió que la anotáramos en una escuela de teatro. Va a clases de hip hop y, cada ritmo nuevo que conoce lo quiere hacer. Más allá de que es re madura y tiene muy definida su vocación, nosotros siempre le decimos que lo tome como un juego y se divierta. Queremos que a esta edad ambos disfruten de su niñez”. A los pocos minutos viene Matías a darle un beso, ella lo abraza y continúa, espléndida, con el shooting.

Como suelen darse los hechos más importantes, la pareja se conoció por sorpresa. Ella debía hacer una campaña publicitaria en una terraza al aire libre, y como Larez es amigo de Di Chiara, le pidió como locación el departamento que él tiene en Puerto Madero. Ese día, bastaron sólo las miradas. La conexión fue inmediata. Pero no le fue fácil al empresario conquistar la atención de Giambroni. Recién logró concretar la primera salida después de mensajearla varias veces. “Con ‘Mati’ sentimos amor a primera vista. Es un caballero con todas las letras, me apoya en mi profesión, los chicos lo re quieren. Me ayuda un montón con ellos, pero sabe ocupar el lugar que le corresponde en la familia. Con Mariano también se lleva bien”, afirma la sobrina del humorista “Yayo” Guridi (51).

Giambroni y Martínez se separaron en junio de 2015 y, si bien desde entonces cada uno rehízo su vida amorosa, nunca perdieron el buen trato. “El vínculo con Mariano es de dos padres separados que se llevan re bien. Eso es lo que les inculcamos a nuestros hijos, somos flexibles a la hora de distribuirnos los días con ‘Oli’ y Milo siempre que ellos sean felices”, cuenta Juliana. Incluso fue el mismo Mariano quien, apenas se enteró de su nueva paternidad, le compartió la alegría por el embarazo de su novia, Camila Cavallo (22), quien ya atraviesa el quinto mes. “Me sorprendió la noticia, pero obviamente lo felicité. Mariano me llamó también para ver cómo se lo contábamos a los chicos. Se lo fuimos diciendo de a poco y se lo tomaron súper bien, re natural. Puede ser que cuando nazca su hermana, tengan celos normales pero típicos de niños. ‘Oli’ ya me dijo que teníamos que ir a comprarle algo a ‘Alma’, está entusiasmada por conocerla. A Milo lo sigo viendo como un bebé, pero entiende y está contento de tener una hermanita”.

Juliana habla de bebés, del deseo siempre presente de agrandar la familia, y el brillo en sus ojos color turquesa es inevitable. “Me encantaría tener un hijo con ‘Mati’. Hablamos seguido de la posibilidad de ser padres juntos y lo cumpliremos, pero más adelante. Lo buscaremos dentro de un año y medio. Hoy queremos disfrutar de cada etapa de la relación, sin apurarnos. Ya me propuso formalmente casamiento, así que ahora nos dedicaremos de lleno a los preparativos”, concluye feliz.

por Naiara Vecchio

F.DEBARTOLO/PERFIL.

Asistente de fotografía: Ernesto Pagés.

Agradecimientos: Diego Larez y Lorelay Brenna (Estilismo); ropa Juliana Giambroni; sombreros Pía Marcollese; peinó Menos es Más Peluquería, maquilló Lucas Lyall.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario