viernes 3 de diciembre de 2021
caras
ACTUALIDAD | 20-11-2021 13:36

Analía Maiorana celebró el triunfo de Diego Santilli junto a sus hijos

La empresaria se confesó y aseguró: "Es el triunfo de los Argentinos". Galería de fotos

Es consciente de todo aquello que hay detrás de la foto del triunfo. Y también, de los desafíos venideros. Desde el primer día de campaña,   Analía Maiorana (47) viene palpitando un cambio. Junto a su marido,          Diego Santilli (46), asumieron un compromiso que comienza por su familia y se extrapola a lo colectivo. Con ese ímpetu, celebraron el domingo 14 de noviembre, en el búnker de Juntos por el Cambio, junto a sus hijos, Lola (23) y Malena (18) –hijas del primer matrimonio de ella– y a Teo (20), Nicanor (18) y Tonio (11) –del primer matrimonio de él–. El primer paso estaba cumplido: que el ex vicejefe de gobierno porteño fuera electo diputado nacional por la provincia de Buenos Aires. Por delante, ahora se vienen nuevos desafíos con el compromiso de siempre. En exclusiva para CARAS, la empresaria cuenta el detrás de escena de la histórica jornada y del país que anhela.   

  —¿Cómo vivió esta jornada histórica?

  Fue un día distinto a todos porque me levanté con una oportunidad de vida, de cambio. “Qué afortunados que somos, llegó el día”, pensé. La vida nos da muchas posibilidades y ayer lo viví como un cambio que nos permite volver al país al que llegaron nuestros abuelos, con opciones de trabajo, donde todo sacrificio y esfuerzo valía la pena. Donde había modelos a seguir y valores que respetar. Hoy nos encontramos, sobre todo lo veo en los más chicos, con una gran confusión... Por eso quiero que la prioridad sea la educación y de esa forma poder proyectar otro país.

   —¿Cómo fue su día?

   Empecé  a las 6:00 de la mañana con mi mate y toda la familia circulando de acá para allá.  Planifiqué la actividad del día de todos; acompañar a Diego a votar a Tigre, ocuparme de mis hijas –Lola y Malena– y sus votaciones. Y a mí me acompañó a votar mi perro Bartolo. Después, como todos los domingos, organicé el almuerzo familiar, unos ravioles ¡Bien “tano” como siempre!

   —¿Qué representa para usted este triunfo de su marido Diego Santilli?

   El triunfo de los argentinos, y me incluyo porque necesitábamos esto. Nosotros como argentinos sentimos que con este éxito estamos en democracia. De esta forma podemos ir todos juntos por un camino correcto, con las mismas metas. Diego es una persona real, no podría ser de otra manera estando casado conmigo…  ¡Sería imposible! (risas) Al ser padre, esposo e hijo, y no vivir en términos de familia en una zona de confort, le permite experimentar la realidad tal cual es con las dificultades de todos los días. Somos una familia que en la mesa exponemos todo, guste o no guste lo que se dice pero nos escuchamos y nos respetamos. Por eso este triunfo es para todos los argentinos que cuando cada mañana se levantan dicen: “¡Qué afortunados, podemos seguir adelante!”. Tenemos nuestro trabajo; no tenemos que cerrar las persianas de nuestros negocios… Poder dar de comer a nuestros hijos, darles una educación, tener un plan de salud, un hospital que nos reciba… Eso es tener dignidad. Necesitamos encontrar un camino un poco más fácil para el que trabaja, para el que estudia, para el que se prepara, para el que quiere superarse y sobre todo por lo solidarios que somos los argentinos. Un reconocimiento a los abuelos por todo lo que han hecho en su vida, por sus hijos, sus nietos… Todo ese tiempo que estuvieron también fuera de sus casas, es como que eso no llega nunca.

   —¿Cuáles cree usted que son los temas prioritarios que le inquietan a las mujeres en el contexto de la provincia?

  La Seguridad es un tema que abarca a todos los miembros de la familia y a las mujeres nos inquieta y nos angustia en las actuales circunstancias en que nos sentimos vulnerables. La Educación de nuestros hijos es otro tema relevante porque depositamos en ellos nuestros mayores esfuerzos cotidianos. Y el Trabajo que es esencial para que la familia pueda proveerse con dignidad de todo lo que resulta vital para su sana evolución. Otra cosa que me preocupa es no olvidarnos en esta pandemia de nuestra salud mental, en todas las edades. Esto también es vital.

   —¿Con qué país sueña Analia?

   Sueño con un país pujante y serio. Con reglas claras, para que los emprendedores podamos apostar a nuestros proyectos y sean sostenibles sin olvidarse de nuestros valores. Como empresaria tuve que atravesar muchas dificultades y por eso lo siento así. Quiero proyectos de futuro. Cuando hablo de futuro me lleva a nuestros hijos, pienso en un país con la educación como prioridad, donde los jóvenes logren ellos mismos armar sus hogares con nosotros acá en la Argentina. Siempre la política habla del futuro pero falta vivir el presente para poder proyectar el futuro ¿Y el vivir? ¿A qué le estamos llamando vivir? Sueño también con un país donde los ciudadanos tengamos más conciencia del cuidado del medio ambiente, donde se pueda pensar en la sustentabilidad como un ecosistema integral. Nunca dejemos de soñar y respirar lo bueno ¡No bajemos los brazos, no dejemos de ser esta Argentina solidaria que somos!

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios