martes 3 de agosto de 2021
caras
REALEZA | 28-06-2021 09:08

Jacques y Gabriella de Mónaco, el apoyo de Alberto tras la enfermedad de Charlene

Los hijos del Príncipe tomaron un rol preponderante tras la licencia médica de su madre. En medio de rumores de separación, los mellizos adquieren más protagonismo y permanecen en Mónaco mientras la Princesa se recupera en Sudáfrica.

La Familia Real de Mónaco vive momentos cruciales. En medio de rumores de separación, la princesa Charlene sacó un comunicado desmintiendo las versiones y aduciendo que sus ausencias se debe a una infección que la tiene recluida en su país natal, Sudáfrica; mientras que Jacques y Gabriella, los hijos de la ex nadadora olímpica y Alberto, toman un lugar preponderante y ocupan, a pesar de su corta edad, el lugar que su madre dejó vacante.

La creciente popularidad de los pequeños coincide con la prolongada ausencia de su madre. Si bien ya se los vio en infinidad de actos oficiales junto a sus padres, fue el día de San Juan su debut en solitario con el Príncipe, a quien acompañaron desde el balcón del Palacio siguiendo de cerca las coloridas festividades. Otra de las ocasiones que los encontró de pie junto a su padre, fue el Gran Premio de Fórmula I que se celebra en las calles de Mónaco; cita a la que padre e hijos asisten juntos desde sus primeros años de vida.

Con un retrato oficial y amorosas declaraciones, Charlene y Alberto de Mónaco celebran diez años de amor
Jacques y Gabriella posan junto a sus padres en las fotos por el décimo aniversario de boda de los Príncipes.

Jacquesy Gabriella tienen 6 años y están en plena formación escolar y como miembros de la realeza. En su cuenta de Instagram, Charlene comparte postales de sus herederos en las que se pueden apreciar escenas de la vida cotidiana de los pequeños destinados a reinar en Mónaco en su adultez.

El último acto público de la Princesa fue en enero, el día de la Santa Devota, poco antes de partir a Sudáfrica aquejada por una severa infección en oídos, nariz y garganta por la que la semana pasada tuvo que ser operada en su país natal. 

"Alberto y yo no teníamos otra opción que seguir las instrucciones del equipo médico, a pesar de que resulte difícil. Él está siendo un apoyo increíble. Mis conversaciones diarias con Alberto y con los niños me ayudan inmensamente a mantener el ánimo, pero echo de menos estar con ellos. No puedo esperar a reencontrarme con ellos", concluye el escueto comunicado que laPrincesa envío a la prensa desmintiendo los rumores de separación y revelando la verdad detrás de sus ausencias.

A pesar del difícil momento que atraviesa la familia, Alberto de Mónaco contínua con su agenda y enfocado en sus hijos, a quienes llevó consigo a la World Rugby Sevens, torneo preolímpico celebrado en el Estadio Luis II del Principado. Cob su característico desenfado y humor, Jacques y Gabriella siguieron de cerca los partidos y se animaron a posar de la forma más divertida con la mascota del torneo. 

Alberto de Mónaco tendría otra hija no reconocida

Una nueva demanda por paternidad tiene que afrontar Alberto de Mónaco. Esta vez, una chica de 15 años sería su nueva hija no reconocida, con quien su madre, una brasileña, tuvo un affaire con el príncipe.

Según las informaciones, Alberto conoció a Marzia en una discoteca de Copacabana y se la habían presentado como una diplomática y abogada. El flechazo fue mutuo y el vínculo continuó telefónicamente hasta que éste le pidió que la acompañe a una gira europea. Luego ella regresa a su país natal y siguieron el vínculo a la distancia y fue en uno de esos llamados cuando Marzia le dijo que estaba embarazada. Cuando se produjo el nacimiento de la niña, se interrumpió la comunicación entre ellos. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios