lunes 21 de septiembre de 2020
caras
ACTUALIDAD | 30-08-2020 11:50

Tyago Griffo, el galán del Cantando, habla de su presente amoroso

"Me separé por el cantando", asegura el hijo de Gladys La Bomba Tucumana. Galería de fotos

Ya se había probado en la pista de baile más mediática, pero ahora que es parte del “Cantando 2020”, Tyago Griffo (28) reconoce sentirse mucho más cómodo. “Esta vez lo puedo disfrutar un poco más. Al bailar se me complicaba”, admite entre risas el cantante y quien en esta nueva edición del reality de eltrece hace dupla nada menos que con su madre, Gladys “La Bomba Tucumana”

   “Nos llevamos bien. Volvimos a vivir juntos y está bueno porque no nos veíamos hace mucho. Yo pasaba la cuarentena en Córdoba y ella, en Tucumán. Tratamos de llevarnos de la mejor manera. Habernos juntado y poder trabajar me pone muy contento”, cuenta Tyago, quien lanzó “Dos Amantes”, su disco solista, en noviembre pasado y fue nominado a los premios Carlos Gardel en la terna Mejor Álbum Artista de Cuarteto. 

   “Con mamá tenemos nuestras agarradas y diferencia”, afirma sobre compartir el trabajo. “Pero buscamos ponernos de acuerdo. Siempre hay entredichos, somos madre e hijo y nos podemos decir de todo porque somos familia. Ella confía mucho en mí en lo que respecta a la música, se apoya bastante y me hace caso a lo que digo”, dice el artista sobre la convivencia con Gladys en Buenos Aires, que se completa con Frida, la perrita chihuahua que le regaló a su madre y que, en cuestión de días, también sumará a la mascota de Tyago.  

   “Pero para mí mi mamá es como La Mona Jiménez o Maradona. Personas que están más allá de lo que haga o digan. Tienen una carrera muy larga, están como de vuelta, recogiendo lo que sembraron. La veo como una persona que haga lo haga, ya trascendió una barrera. No le debe nada a nadie. La veo disfrutando mucho y es lo que me gusta. Somos cantantes y estábamos sin poder trabajar. Así que volver a un escenario y hacer lo que uno ama es realmente muy gratificante. Nos sentimos privilegiados. Ella tiene un ángel y carisma muy especial que hace que sea divertido lo que hace”, asegura el cantante para quien esta nueva etapa artística también trajo una separación. 

   “Estaba en pareja y conviviendo durante la cuarentena. Y cuando salió todo esto de venirme para Buenos Aires, la distancia, el tiempo y todo lo demás hicieron que se me complique un poco la vida en el plano del amor. Tuve que dejar mi casa, mi perra, mi familia, amigos y, en este caso, a mi pareja también. Decidimos darnos un tiempo en este momento. La propuesta del ¨Cantando¨ llegó de golpe y poniéndome en el lugar del otro calculo que debe ser difícil bancar a alguien que se tiene que ir lejos, a trabajar a otra provincia. Se complicó…las mujeres son así”, devela el cantante. 

   Sobre los motivos de su ruptura, agrega: “Un poco vino por ese lado. Pero no quiero echarle la culpa tampoco. Trato de ser empático. No deben ser fácil ni la distancia, ni la exposición, o escuchar que los demás opinen. Y yo tengo respeto y mucho amor por mi ex. Fueron muchos años los que estuvimos. Yo quise trabajar y, no podés hacer nada si no le gusta el ambiente. Es difícil, uno no domina la cabeza de nadie”, se sincera el artista sobre un amor de casi siete años, con varias idas y vueltas, que este año vivió otro reencuentro. “Hoy la libido está puesta en el trabajo”, asegura Griffo.

   ¿No tiene deseos de volver a enamorarse?

   –Siempre dejo abierta la puerta del amor, eso no se elige, ni se busca. El amor aparece cuando debe y en el momento menos pensado y con quien menos te imaginás. Pero a mí me encanta estar en pareja, disfruto mucho del amor cuando es verdadero y sano.

   –¿Y qué sucede entonces con Sofi Morandi, a quien piropeó por su look de cumbia? Ella también tuvo elogios para con usted. 

   –Me parece una chica súper divina. Me gusta lo que hace. No tengo la suerte de conocerla en otro lugar. Me parece súper graciosa y me encanta lo que hace en redes. Pero estamos muy complicados con el distanciamiento social y si no estamos al aire estamos todos con barbijo y como máximo hay un choque de codos, aunque si cruzamos algunas palabras. No se puede mucho más, pero hay buena onda. 

   ¿Qué lo enamora de una mujer?

   –Creo que todos tenemos que hacer un trabajo para ser buenas personas. Para elegir a una compañera de vida siento que tiene que quererme, ser una persona sincera con ella misma y con uno. Y que tenga mucho amor para dar y entendimiento. Me gusta la mujer que sea compañera, que le guste estar en casa, que le guste la familia. Reconozco que tengo desaprobada la materia romanticismo. Soy un poco desastre con temas fechas y detalles en ese sentido. Pero soy muy cariñoso, muy de abrazar, besar, de recordarle y decirle a mi mujer que la amo, todo el tiempo. Soy muy demostrativo. 

 

PROD Alicia Blaco

Fotos José Tolomei

 

Galería de imágenes

En esta Nota
Karina Lopez

Karina Lopez

Comentarios