jueves 29 de septiembre del 2022

Cristina Ruiz Díaz, Coach Ontológico Profesional: Facilita el proceso de autoconocimiento

El descubrimiento del gran potencial oculto que todos tenemos es la llave para cambiar las emociones que nos desagradan, nos controlan o no nos permiten vivir plenamente. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

“En mis comienzos fui maestra de preescolar, dedicándole varios años a la docencia hasta que llegó la maternidad. Luego, mientras mis hijos crecían me dediqué a leer, estudiar e investigar todo lo que tenía que ver con el autoconocimiento hasta que apareció en mi vida el Coaching Ontológico: entrenando tu manera de Ser”, cuenta Cristina Ruiz Díaz, Coach Ontológico Profesional que luego de 10 años de trabajo interior, hoy dedica sus días a acompañar procesos de transformación en otras personas.

- ¿De qué manera se estructuran las sesiones de coaching?

Mediante encuentros individuales, donde abordo la interpretación del consultante, no el problema que trae.  Las situaciones, las crisis o el contexto en el que nos encontramos no lo vamos a cambiar, pero si podemos cambiar la forma en que vemos eso que está sucediendo: no es lo que te pasa sino qué haces vos con eso que está pasando. Las charlas de Coaching es comenzar con un maravilloso proceso de aprendizaje y transformación para que logres ver con claridad aquello que no estás pudiendo debido a la gran nube de emociones que nos cubren y nos atrapan sin darnos cuenta. El mundo de las emociones es fascinante. Aprender y entender las emociones es aprender y comprender como Soy.

- ¿En qué situaciones son más productivas esas charlas y a qué tipo de coaching responden?

Cuando te encontrás estancado, con miedos, baja autoestima, problemas de pareja o emociones que te dominan y no sabes gestionar. El coaching que aplico es el ontológico, entrenar la manera de Ser. Para poder ver con claridad las cosas cómo son. Es decir, las cosas no son como son sino como las estoy interpretando, y las interpretamos como nosotros somos. Frente a un conflicto o problema, muchas veces nos quedamos atrapados en el problema, girando sobre lo mismo sin poder avanzar. Y comenzamos a culpar a la situación o al otro.

- ¿Cuándo se considera que el cliente ha alcanzado el éxito con esta práctica?

El éxito llega cuando eso que era un problema, dejó de serlo, no porque desaparezca, sino por que logró ver a lo mismo desde otro punto de vista, y eso le otorgó armonia y liviandad. El éxito está en el darse cuenta de su propia interpretación. "No es lo que pasa, sino qué hacemos con eso que está pasando".

- ¿Existe el fracaso?

Siempre digo que el fracaso es muy subjetivo, al igual que el éxito. Hay fracaso si crees que es un fracaso, depende de dónde pongas el foco de tu atención, y eso determinará el cómo te sientas y el cómo lo vivas. Si frente a aquello que emprendí no funcionó, quedan dos posturas: ver la falta, lo que no funcionó, la queja, la carencia o ver aprendizaje, esto de "ya sé qué no hacer, ya sé por donde ir, ya sé qué puedo mejorar”. Misma situación con dos miradas diferentes. Lo que pasó ya pasó, eso es un hecho; lo que le sigue es cómo quiero transitar eso que paso. Y esto es entrenamiento, entrenar mi mente para que aprenda a ver abundancia en lo que podríamos llamar "fracaso". Entrenar mi mente es aprender a ver mi modo de operar, mi modo de Ser.

- ¿De qué manera influyen para bien o para mal las experiencias vividas?

Las experiencias influyen de manera agradable o desagradable dependiendo el filtro con el que se observe la realidad o el contexto que esté. Y dependerá de mi propia historia o de las creencias que tenga sobre mí mismo o de lo que me rodea. Por ejemplo, una situación esperada o inesperada para mí será traumática y, la misma experiencia, en otro no será así. Todo dependerá de la personalidad que cada uno haya construido. Lo importante aquí es darnos cuenta de cómo nos vinculamos con las demás personas, nuestras conductas en automático, nuestras emociones y por sobre todo la calidad de pensamientos que tengamos. Solo podemos transformar aquello que conocemos. Si no logro darme cuenta cómo funciono seguiré responsabilizando a los demás de mis propias penurias. Para lograr la transformación, yo propongo comenzar con charlas de coaching profundas y reflexivas para modificar el prisma por el cual observás tu realidad y así ver con claridad lo que no estabas pudiendo hacer. ¡Yo te acompaño!

 

IG: @coach.cristinaruizdiaz

FB: coachingcristina.ruizdiaz

Twitter: @cristina-coach.cristinaruizdiaz

Galería de imágenes
En esta Nota