jueves 18 de abril del 2024

Patricia Torino Lifecoach nos habla de Ansiedad

CREDITO CARAS

¿Quién está libre de ansiedad?

En estos tiempos diría que casi absolutamente todos sentimos ansiedad, es un estado emocional que afecta a millones de personas en todo el mundo. La preocupación, miedo y tensión que provoca pueden ser abrumadores y dificultar el día a día. Sin embargo, afortunadamente, existen herramientas que pueden ayudar a gestionarla de manera efectiva.

En primer lugar, tenemos que saber que es una emoción:

Es una reacción intensa que experimenta nuestro cuerpo por una causa real o imaginaria, el noventa por ciento de nuestras emociones son generadas con nuestros pensamientos.

En segundo lugar, es importante reconocer sus síntomas. Estos pueden incluir dificultad para respirar, palpitaciones, sudoración, pensamientos negativos y problemas para conciliar el sueño.

Ahora bien, sabiendo que es una emoción y cuales son los síntomas, el tercer paso es descubrir el mensaje que trae, porque como todas las emociones, la ansiedad también viene a decirnos algo.

Todos tenemos preocupaciones, familia, salud, trabajo, dinero, etc., muchas veces nuestra mente comienza a contarnos  cuentos fantasmagóricos y ahí es donde con nuestros pensamientos nos generamos ansiedad, que cuando queda anclada por mucho tiempo con la preocupación de turno, puede convertirse en un trastorno.

Pero calma, que existen herramientas útiles, a saber:

1.- La respiración es una gran aliada a la hora de calmar nuestros pensamientos, unas 5 respiraciones profundas y recorrer el cuerpo relajando cada músculo es muy efectivo como primera medida. La práctica de técnicas de relajación y meditación ayudan a reducir la activación del sistema nervioso simpático y promueven un estado de calma y serenidad. Incluir estas prácticas en la rutina diaria (probablemente venga la primera excusa “no tengo tiempo”) no te llevará  más que cinco minutos y tendrá un impacto significativo en la gestión de la ansiedad. Podes ponerte un tema musical y respirar conscientemente mientras dure la canción.

2.- La actividad física libera endorfinas, necesarias para reducir el nivel de estrés y dar sensación de bienestar.  Realizar caminatas,  yoga o deportes contribuye a mejorar el estado de ánimo y a disminuir los síntomas.

3.- Es fundamental elegir que pensar, aceptar los pensamientos sin juzgarlos, reemplazar los negativos y catastróficos por otros más realistas y positivos.

4.- Aumentar la producción de Serotonina, necesaria para hacernos sentir felicidad y bienestar, optar por una alimentación rica en triptófano (aminoácido esencial para producir serotonina) es un aporte beneficioso. Algunos alimentos ricos en triptófano son: queso, salmón, huevo, aguacate o palta, nueces, castañas y cacao.

5.- Por último, es importante buscar apoyo social. Compartir como nos sentimos con familiares, amigos o incluso con un profesional, puede ser de gran ayuda. Contar con un sistema de apoyo y sentirse comprendido alivia la carga emocional y proporciona una sensación de seguridad.

En resumen:

  • Reconocer y aceptar que tenemos ansiedad es el punto de partida.
  • Identificar cual es la causa, verificar si es real o imaginaria, el 99% de las cosas que imaginamos nunca suceden.
  • Analizar si tengo las herramientas necesarias para gestionarla.
  • Buscar los recursos que necesito.
  • Ponerme en acción: Respirar, Relajar, Meditar, Actividad Física, Pensamientos Positivos,  Aumentar la Serotonina y Apoyo Social.

Recordá que cada uno es único y puede encontrar su propia estrategia para mejorar su calidad de vida, que anticiparnos a los hechos (inventándonos un montón de historias) no nos hace más precavidos, por el contrario, nos traerá más ansiedad.

La mejor manera de vivir es estar aquí y ahora, disfrutando de nuestro presente, ¡ya que es lo único que verdaderamente tenemos!

En esta Nota