domingo 26 de mayo del 2024

Yanel López: 4 razones para vender cursos y programas high ticket que toda emprendedora debería saber

¿Querés un negocio más rentable y menos estrés? Descubrí cómo vender servicios de alto valor puede duplicar tus ganancias y atraer clientes valiosos que realmente te necesitan.

CREDITO CARAS

Si vendés tu sabiduría a través de cursos, formaciones, programas, probablemente te estés preguntando cómo duplicar tus ganancias.

Hay una forma rápida y simple que no requiere de más esfuerzos, ni de invertir dinero.

Esto es: aumentar tus precios.

Vender productos digitales de alto valor te permite mayor rentabilidad y un negocio que escala sin límites.

Estas son las 4 razones por las que deberías empezar a vender ofertas high ticket en tu negocio digital ya mismo:

1) Mayor ganancia, con menos esfuerzo

Cobrando precios premium, simplemente necesitás menos clientes para alcanzar tus objetivos.

Si tu objetivo es generar 10.000 usd al mes, y el valor de tu curso es $100 usd, necesitás atraer y convertir a 100 clientes por mes. ¡Un montón!

Sin embargo, con un programa de $1.000 usd, solo necesitás encontrar 10 clientes por mes.

Existe esa creencia de que lleva más trabajo vender algo por $1.000 que vender algo por $100 o $200. Y eso no es lo que sucede en los negocios.

Los esfuerzos de atracción y venta son casi iguales; de hecho, en muchos casos vender high ticket requiere menos esfuerzo.

Tener cursos low ticket es una excelente estrategia para atraer clientes por volumen, siempre y cuando haya una oferta high ticket como siguiente paso, que es donde realmente se genera la ganancia para el negocio.

Tener un negocio exitoso se trata de márgenes de ganancia altos, no de volumen.

Cuando vendes servicios, programas, formaciones premium, tu negocio puede alcanzar un 40%, 50%, e incluso 60% de margen de rentabilidad.

Si querés márgenes grandes de rentabilidad, vendé ofertas premium.

2) Mejores clientes, menos dolores de cabeza

Seguramente has pensado “si un cliente me paga $2000 usd me va a demandar más”.

Más tiempo, más soporte, más emails, más preguntas.

Y es todo lo contrario. Los clientes premium son los que menos soporte necesitan y los que menos dolores de cabeza dan.

La razón es simple: están ocupados mirando el contenido, implementando y ajustando.

Y es lógico; más pagas, más atención prestas, más jugo querés sacarle a tu inversión.

Los clientes premium están más comprometidos e implementan rapidísimo, y esto se traduce en testimoniales y recomendaciones que te ayudan a seguir creciendo.

Pero además son clientes que valoran y agradecen tu expertise, tu tiempo, tu trabajo.

¿Querés mejores clientes? Es simple, aumentá tus precios. Trabajá con clientes premium.

Tus precios son el mejor filtro para repeler clientes baratos y atraer a clientes premium.

Cuando digo “clientes premium” no significa que tenés que venderle a personas millonarias.

En todo mercado siempre hay un segmento dispuesto a pagarte un precio premium, por un servicio de alto nivel y una gran experiencia. A ellos tenés que apuntar.

3) Contratar equipo y liberarte tiempo

Si querés crecer tu facturación, vas a tener que crecer tu equipo.

Es imposible que crezcas haciendo todo sola. O con personas que te dan más dolores de cabeza que lo que realmente te ayudan.

A todas nos ha pasado, ambas situaciones.

El tema es que las personas talentosas cuestan mucho dinero.

Y acá viene el beneficio de vender premium.

Con precios altos tenés márgen para contratar mejores perfiles que te ayuden a elevar tu negocio todavía más y te liberen tiempo.

Con precios altos, tenés para reinvertir en tu negocio y seguir creciendo.

Cuando estamos en el ciclo de vender barato sin tener una oferta de alto valor que genere el márgen de ganancia, estamos en la rueda de hámster.

Parece que avanzamos y hacemos un montón, pero la realidad es que la aguja no se mueve, y seguimos agotadas haciendo todo solas o con muy poca ayuda.

Al final es un círculo vicioso, de tus precios depende que puedas contratar personas que justamente te liberen tiempo y te ayuden a crecer con tu negocio.

4) Escalar tu facturación, simple y rápido

Los emprendedores que más pueden gastar en adquirir clientes, son los que ganan y dominan el mercado.

La cuenta es simple, si tu curso cuesta $100, no podrías invertir más de $50 para adquirir a ese cliente.

Pero si tu programa vale $2.000 usd, tu margen para adquirirlo es mucho más grande.

Podés publicitar dónde quieras y llegar a muchas personas. Podés tener afiliados y pagarles comisión por venta. Podés contratar el mejor equipo de closers o setters y pagarle comisión.

Tener márgenes más grandes te da una enorme ventaja sobre tus competidores que venden low o mid-ticket. Vos sí podrás alcanzar a más personas y adquirir más clientes.

Pero si no tenés márgenes, nada de todo esto sucede y tu negocio sigue con techo. 

En conclusión, vender programas de alto valor te permite tener un negocio rentable, escalable y disfrutable.

Trabajar con menos clientes, tener mayor rentabilidad, y menos complejidad operativa.

El problema es que la mayoría de las emprendedoras empiezan al revés, vendiendo a precios bajos porque proyectan sus propios valores o inseguridades en sus clientes.

Clientes Premium hay en todos lados, pero para lograr venderles primero debés elevar tu mentalidad, convertirte en una compradora high ticket y tomar la decisión de crear un negocio rentable.

Seguime en Instagram para más: @holayanlopez

Si querés elevar tu mentalidad para empezar a vender premium, mandame por mensaje privado “Mentalidad” y te regalo un video para que des el primer paso.

Yanel Lopez

Experta en programas de alto valor

En esta Nota