martes 27 de septiembre del 2022
CELEBRIDADES 08-08-2022 17:56

Rolando Graña le propuso casamiento a Giselle Krüger de una manera especial

El periodista y la productora se comprometieron.

Rolando Graña y Giselle Krüger, tras ocho años de relación y una hija en común, Alina (4), sellaran su amor en el registro civil. 

Con dos fotos que publicó en sus redes, la productora anunció que el periodista le pidió matrimonio en un lugar muy romántico.

Rolando Graña le propuso casamiento a Giselle Krüger de una manera especial.

La propuesta de casamiento de Rolando Graña

La propuesta

"Mi mejor amigo le propuso casamiento en Nueva York a la mujer que más lo amó en toda su vida. O sea, yo", comenzó escribiendo Giselle Krüger. Y agregó: "¡Nos casamos! Te amo Rolando Graña".

En una de las imágenes se puede ver de cerca la mano izquierda de la futura novia con su anillo de compromiso. En la otra foto, se ve a la productora mostrando el anillo también y una captura de Los Simpson a modo de broma. 

Enseguida comenzaron a llegar miles de comentarios de felicitaciones. Uno de ellos fue de la periodista Carolina Losada que además le dejó un corazón. 

Ante tantas palabras positivas, la pareja de Rolando Graña escribió: "Gracias a todos por sus mensajes !!!!!! Estamos muy felices" 

La propuesta de casamiento de Rolando Graña

Así se conocieron Rolando Graña y Giselle Krüger

En un posteo de Instagram, la productora contó la primera vez que lo vio a Rolando Graña. Si bien allí no fue el comienzo de su relación, según ella hubo una conexión.

"Junio del 2010. Estaba en 3er año de la facultad. Trabajo Práctico de la materia 'Investigación Periodística': lograr entrevistar a un periodista de investigación. Sabía que era difícil: yo admiraba a Rolando (...) Conseguí su mail porque —en ese entonces— yo trabajaba en Blockbuster y un periodista socio del videoclub (cuyo nombre no revelaré) me dijo: escribile. Tal vez conteste. Vos Insistí. Pero no hizo falta: Rolando me respondió enseguida", comenzó contando la futura novia.

Y concluyó: "Fui a la Mega en el horario que terminaba su programa. Me latían las sienes y hacía frío, pero a mi me transpiraban las manos. Le atravesé los ojos. El también me miró 'distinto' y me olvidé todas las preguntas. Repasé en el cuaderno, lo grabé. Le agradecí. Lo saludé para irme y torpemente mi pierna se quedó enganchada entre las de él. Cuando nos destrabamos, creo que ambos sentimos una corriente en el cuerpo". 

En esta Nota