sábado 15 de agosto de 2020
caras
CELEBRIDADES | 28-12-2019 16:29

Conocé a la esposa de Tommy Lee Jones, fanática del polo

Dawn Laurel es la tercera mujer del actor de Hollywood y asegura: "Me enamoré de este deporte por mi marido". Galería de fotos

Dice que aprendió lo que es el polo de quien fue su pionera en los Estados Unidos, Sue Sally Hale, y que cuando conoció a su célebre marido se enamoró definitivamente del deporte que tanto la apasiona. Dawn Laurel Jones (55), la tercera esposa del actor Tommy Lee Jones (73), no sólo abraza la disciplina como ferviente jugadora, sino que también se involucra con la organización global del polo femenino, ya que es miembro del cómite de Marketing de la Federación Internacional de Polo (FIP). “El polo femenino está listo para explotar”, le repite a quien quiera oirla, y se ilusiona con el crecimiento a futuro que vislumbra con números concretos: “Hace una década la membresía femenina en la USPA (United States Polo Asociation) era del 22 por ciento, y ahora es del 40”, reveló quien acaba de visitar nuevamente la Argentina para la temporada de alto hánjdicap. Acompañada en los primeros días por el protagonista de “Hombres de Negro”, quien esta vez tuvo un breve paso por Buenos Aires, Dawn participó por tercer año consecutivo del III° Abierto Argentino de Polo Femenino, un torneo que la seduce y la desafía al máximo. “Nuestro objetivo es ganar. Y seguir ganando experiencia, dar lo mejor dentro y fuera del campo, divertirse, estar seguro y demostrar que el polo femenino puede establecer un profesionalismo que la próxima generación puede llevar aún más lejos”, le dijo a la revista virtual “clickopolousa” antes del torneo.

Refugiada como siempre en el barrio privado Santa María de Lobos, donde tiene su hogar argentino junto al actor, Dawn integró en esta oportunidad un cuarteto absolutamente extranjero, ya que la acompañaron las británicas Ema Tomlinson (45), Tamara Fox (43) y Sarah Wiseman (36). El balance arrojó dos victorias y dos derrotas, ambas frente a los dos finalistas del certamen, El Overo y La Dolfina Brava, partido en el que Dawn admiró los siete goles que ese día le convirtió Mía Cambiaso (17). A diferencia del abierto anterior, la norteamericana no contó con los consejos ni el aliento del actor, que cuando empezó el certamen ya había regresado a su país. En la cancha suele jugar como delantera, y sus colegas destacan su recilencia a no darse por vencida y dar el máximo hasta el final.

Cuando le preguntan sobre la influencia que tuvo su esposo para ser lo que es, Dawn no lo duda: “Por Tommy me enamoré del polo. Fue cuando me presentó el deporte, hace veinticinco años”, confesó. Y se ilusiona con volver a Palermo el año próximo, es el lugar en el mundo que añora tanto visitar.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios