jueves 09 de febrero del 2023
CELEBRIDADES 08-12-2022 14:05

Valeria Mazza, embajadora de argentinidad solidaria: "El fútbol nos hermana"

Nacida en Rosario, como Messi, la modelo representó a la celeste y blanca en el mundo de la moda; ve los partidos con su familia con fe pero sin cábalas Galería de fotosGalería de fotos

La Argentinidad es difícil de explicar, se siente en el corazón y nos une a un profundo sentido de pertenencia. Es efímera, arbitraria y suele definírsela como una pasión colectiva de los argentinos. Sucede eventualmente, no todo el tiempo. Y ese es para algunos el problema. La Argentinidad se le instaló en el corazón a quienes vivieron en el exilio; o también se dispara gracias a “catalizadores”, Embajadores de la Argentina en todo el mundo, ídolos de diferentes ámbitos (deportes, ciencia, arte, moda) que trascendieron la época de sus logros y se transformaron en referentes históricos. Ellos, desde el exterior, se convirtieron en sinónimos de nuestro país. Alguien que no conocía nada de nosotros, en una selva o un desierto lejano, escuchaba la palabra “Argentina” y decía: “Maradona”. Eso, en menor o mayor medida, pasó y sigue sucediendo con muchos ídolos argentinos.

En el mundo de la moda, Valeria Mazza (50) es nuestro ícono de Argentinidad (brilló en todos los países, junto a los diseñadores más destacados, en las pasarelas más glamorosas). Y desde hace un tiempo imprime su sello como conductora, empresaria y es la luz que ilumina grandes causas solidarias. Ahora posa para la portada de CARAS espléndida, envuelta en looks celestes y blancos.

Valeria Mazza, embajadora de argentinidad solidaria:
Valeria Mazza. Foto: Gabriel Machado 

“Imaginate que empecé a trabajar muy joven y me fui a vivir al exterior durante muchos años, pero siempre mirando a la Argentina. Decidí volver, tuve mis hijos en este país, los crié acá, se podrían haber ido a estudiar afuera y, sin embargo, lo hacen acá. Entonces, obviamente que sigo teniendo una gran esperanza, continuo invirtiendo mis sueños y mi trabajo en este país. Tenemos fe en la Argentina, hay que por aprender a trabajar en equipo”, afirma la rosarina que junto a su marido, Alejandro Gravier (60), fueron anfitriones de una nueva Gala a beneficio del Hospital Universitario Austral de Buenos Aires, recaudando un monto inédito de más de 18 millones de pesos con el objetivo de adquirir un nuevo ecógrafo.

Valeria Mazza, embajadora de argentinidad solidaria:
Valeria Mazza, embajadora de argentinidad solidaria. Foto: Gabriel Machado 

“Cumplimos 15 años con la gala, arrancamos hace 17, pero durante los dos últimos años no pudimos hacerla por la pandemia. Con Alejandro estamos muy orgullosos de ver cómo, con el esfuerzo de muchos amigos que hemos ido convocando a lo largo de los años, obtuvimos tantos frutos. Todos los años nos ponemos un objetivo que tiene que ver con equipar el piso pediátrico. Y hoy es una alegría saber que se han atendidos miles de niños gracias a lo que se ha podido comprar con lo recaudado en las galas”, dice Valeria Mazza sobre el evento realizado en el Palacio Duhau–Park Hyatt Buenos Aires, en el que fue acompañada por tres de sus cuatro hijos (Balthazar, de 22 años; Benicio, de 16; y Taína, de 13). Tiziano (20) se encontraba en Suecia entrenando con el equipo Argentino de Esquí para las competencias en Europa. “Para salir adelante, primero debemos tener un proyecto en común, como nos pasa con ver a la Argentina campeona del Mundo. Pero además nos gustaría ver a la Argentina triunfando como país. ¿De qué manera? Decidiendo hacia dónde queremos ir. Recién después viene el ‘¿Cómo?’, pero primero nos tenemos que poner de acuerdo en qué es lo que queremos de la Argentina… Y luego trabajar todos juntos”, dice Valeria, que además está terminando de grabar la “Docuserie” sobre su vida para Paramount Plus.

—Valeria, ¿Cómo vive la fiebre mundialista?

—No vengo de una familia muy futbolera. Ni mi marido ni mis hijos son de los que todos los domingos a tal hora quieren estar en casapara ver un partido… Por eso nos encanta vivir esto cada cuatro años.

Valeria Mazza, embajadora de argentinidad solidaria:
Valeria Mazza, especial para CARAS. Fotos: Gabriel Machado. 

—¿Cómo explica lo que nos sucede como país con la Selección?

—El Mundial es una alegría colectiva. Me siento tan orgullosa de que nos pongamos de acuerdo en algo todos los argentinos. La Argentinidad nos pega más cuando nos sentimos un equipo. En la Argentina hay mucha grieta, vivimos discutiendo, agrediéndonos, faltándonos el respeto. Sin embargo, cuando hablamos de fútbol y de una misma bandera, automáticamente nos hermanamos todos con un mismo objetivo: el deseo de salir campeones del mundo. El tema es si no nos llega a ir bien, ahí empezamos de nuevo con todas las discusiones (Risas).

—¿Los resultados de cada partido le cambian el ánimo?

—No soy exitista. Si estamos en casa, cada partido nos juntamos con amigos, con la familia y nos preparamos para disfrutar. Después soy consciente de que es un juego, un deporte. Te puede ir bien o no, hay miles de circunstancias. No tenemos cábalas, pero sí nos ponemos camisetas, gorritos… Los partidos no los sufro, lo vivo como una fiesta. Me pongo nerviosa, pero me divierte. Los resultados son una circunstancia. Lo importante es que los jugadores puedan hacer lo que se propusieron, eso es lo que les enseño a mis hijos. Lo que hay que destacar es la preparación que tuvieron, y después siempre hay un factor suerte. Hay algo que está fuera de tu alcance y que no manejás.

—¿Hay rivalidad entre ustedes por los equipos de los que son hinchas?

—Todos somos de San Lorenzo, menos Taína. A ella nada le puede importar menos que el fútbol. El Mundial le divierte por todo lo que significa verlo en familia, ponerse la camiseta y todas esas cosas. El resto, todos somos de San Lorenzo; del Inter de Milán por Javier “Pupi” Zanetti; seguimos al Atlético de Madrid por “El Cholo” Simeone; y al Barcelona, cuando estaba Messi (Lionel) y ahora también.

Valeria Mazza, embajadora de argentinidad solidaria:
Como una princesa Valeria Mazza. Foto: Gabriel Machado. 

—¿Vieron algún partido en Qatar?

—Viajamos a la Cumbre Mundial de Turismo en Riad, Arabia Saudita, porque soy Embajadora de la OMT (Organización Mundial de Turismo). Como quedaba a una hora de vuelo de Qatar, después asistimos al partido España-Japón, y el sábado 3 vimos Argentina-Australia. Es fascinante lo que han hecho en Qatar, su organización para recibir a tanta gente de todo el m u n d o . M e l l a m ó l a atención la amabilidad que tienen. El lunes 5 volvimos a la Argentina porque tenemos la graduación de Benicio y muchos compromisos de Fin de Año. Con Alejandro ya habíamos vivido el Mundial de Francia 98, que fue el año en que nos casamos. Viajamos de Luna de Miel, y cuando terminó el viaje, en Saint-Tropez nos alquilamos una casa durante todo el mes del Mundial. A medida que la Argentina iba superando etapas, con “Ale” organizábamos para asistir a los partidos.

—Su hijo Tiziano es esquiador y representa a la Argentina desde los 12 años (Ganó cinco Copas del Mundo). El deporte y la celeste y blanca siempre acompañan a su familia...

—Nosotros usamos mucho los valores del deporte en la educación de nuestros hijos. Porque lo aprendimos haciendo actividades deportivas. La disciplina, el esfuerzo, la resiliencia, aprender a caerte, levantarte y volver a empezar. Soportar la frustración. Buscar la excelencia. “Ale” hizo rugby; yo, natación hasta los 17 años… Sin duda, la natación a mí me entrenó para lo que vendría después en mi vida.

—Usted es rosarina como Lionel Messi y el técnico, Lionel Scaloni…

—(Risas) Rosario exporta mucho talento al mundo. Si te ponés a pensar en toda la gente que se ha destacado en diferentes rubros que han salido de Rosario: artistas, músicos, deportistas…

 

—La Argentinidad también incluye comparar a Maradona con Messi...

—Somos una cuna de grandes talentos en el fútbol y contamos con la suerte de que los dos grandes astros de ese deporte de todos los tiempos sean argentinos. Debemos aprender a disfrutarlo. ¿Qué nos vamos a poner a compararlos y a juzgar? Cada uno con su personalidad, su forma y su talento.

—También surgió la polémica de que el Mundial es una distracción usada para no hablar de los problemas que hay en el país...

—Obviamente que siendo un deporte tan popular, algo de eso hay. Pero de todas maneras, una cosa no tapa a la otra. Por más que estemos todos entusiasmados con el Mundial y felices si la Argentina trae buenos resultados, cuando después vas al supermercado no te alcanza la plata. La realidad te cachetea enseguida, es s o l o u n a d i s t r a c c i ó n momentánea.

—Una de las conclusiones puede ser que la Argentinidad es un poco arbitraria...

—El Mundial es algo muy especial para los argentinos, porque entre nosotros nos criticamos, pero que no nos critiquen los de afuera (Risas). Ahí nos sale la Argentinidad al palo… Por ejemplo, muchas veces acá hablan: Valeria Mazza esto, Valeria Mazza lo otro… Pero si alguien de afuera me critica, todos los argentinos se ponen de acuerdo para defenderme. Así es la Argentinidad.

 

Producción: Sol Miranda

 

Agradecimientos: Asistente: Alejandro Palacios. MakeUp: @polimakeup; Pelo: @diegoimpa; Vestido de Tapa: Gustavo Puchetta. gabriel machado Vestuario: Jorge Rey.

Galería de imágenes
En esta Nota