miércoles 22 de enero de 2020
caras
ENTRETENIMIENTO | 22-11-2019 15:52

Moria Casán: conocé su carta astral y qué le deparan los astros en el futuro

El Brujito Maya analiza los astros de la diva absoluta de los argentinos.

Mujer Ícono. La One. Única. Esplendorosa. Lengua Karateca. Sensible (en varias oportunidades la vimos llorar, conmovida por la realidad social de otras personas, por el amor que le despierta su hija) y al segundo levantar la bandera del “desdramatismo” ¡Hay que desdramatizar! El mapa astral de Moria Casán es una cartografía de su propia vida. Leonina con carnet fundacional (Sol, Plutón, Saturno y Mercurio en Leo), Luna en Aries, exultando fuego. Marte, Venus y Júpiter en Libra, con Urano en Géminis, son su fuente de inspiración y su capacidad de reinventarse. Trabajadora incansable, si hay algo que sabe hacer La casan es trabajar, nació con el chip de la independencia, ella es su propio bunker autosustentable. Infancia feliz, adulta prematura, en la adolescencia Moria decidió que si quería ser libre debía ganar su propio dinero, lema que rigió toda su vida. No había cumplido los 18 años y ya era profesora de danza. Luego llegó el teatro de Revista y muy pronto se destacó por méritos propios convirtiéndose en primera figura, allí está su Júpiter en casa 1 augurándole el éxito. En los 70 hizo pareja artística con Susana Gimenez (acuariana), su opuesto complementario, el eje Leo- Acuario, la rubia y la morocha, y así perdurarían por siempre para la memoria de los argentinos.

Pero no todo fueron rosas en la vida de nuestra querida Moria, ahí está Saturno en casa 10, el maestro de las grandes lecciones de la vida. Su matrimonio con Castiglione, el amor fallido de Vadala, pero ella se inmuniza y sigue adelante. Hasta estuvo presa en Paraguay (justamente con una hostil cuadratura de este Saturno) pero jamás rendida, convirtió la cárcel en un apart hotel como una diva rodeada de su sequito de compañeras presas. Reina absoluta. Su presente no podía estar mejor aspectado por los astros, programa propio en televisión, con sus incorrectas, siempre verborrágica y espontánea, sin filtros, diciendo lo que pasa por su cabeza. Y Venus que ingresa a Sagitario y trae el amor de la mano del arte, en la persona de Humberto Poidomani, artista plástico. Porque lo que a ella le vuela la cabeza son las neuronas del otro, su primer orgasmo siempre es cerebral.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario