viernes 27 de enero del 2023
ACTUALIDAD 19-04-2016 11:33

El álbum homenaje a Mariano Mores

Vivencias fotográficas de una leyenda del tango. Galería de fotosGalería de fotos

Mariano Mores fue uno de esos artistas “absolutos” de la cultura argentina, sensible pianista y compositor que hasta fue galán de cine.

Algunas de sus obras no sólo se asociarán a su talento, sino a la mismísima identidad tanguera, como “Cafetín de Buenos Aires”, “Cuartito Azul”, “Taquito Militar”, “Uno” (con letra de Enrique Santos Discépolo), “Gricel” (con José María Contursi), o “Una Lágrima Tuya” (junto a Homero Manzi), por nombrar sólo algunas.

El documento de identidad lo registró como Mariano Alberto Martínez, quien nació el 18 de febrero de 1918 en Buenos Aires. Con sólo 14 años empezó su carrera artística, acompañando al conjunto criollo “La Cuyanita” y luego como pianista de Roberto Firpo.

Entre 1939 y 1948 fue el pianista de la orquesta del Francisco Canaro, y luego tuvo sus propias formaciones, entre las que se destacaron su Orquesta Lírica Popular y su Sexteto Rítmico Moderno. Algo que lo identificó como artista es la creación del Clan Mores, sumando a los integrantes de su familia a sus presentaciones. Tanto su esposa Myrna Mores, su hermano Enrique Lucero, su hijo Nito Mores, su hija Silvia Mores, su nuera Claudia Mores, su nieto Gabriel Mores y su sobrino Daniel Mores, brillaron junto a Mariano sobre los escenarios.

Su expansión artística no sólo se limitó al ámbito musical, ya que produjo varias revistas que combinaban la música, la danza, el teatro y el humor, entre las que se destacaron “Buenas Noches Buenos Aires” (1963) y “Buenos Aires Canta al Mundo” (1966). El cine también lo tuvo como protagonista, ya que trabajó como actor y músico en películas como “La Doctora quiere Tangos” (1949), “Corrientes, Calle de Ensueños” (1949) y “La Voz de mi Ciudad” (1953). La TV no podía quedar ausente, y fue así que Mariano Mores actuó junto a Mirtha Legrand, en la serie cómico-musical “M ama a M” (1957) y en la serie “La familia Mores” (1967).

Multifacético, Mores se consagró como arreglador y director de orquesta gracias a una serie de conciertos celebrados en el Lincoln Center de Nueva York, así como con sus participaciones al frente de la Orquesta Sinfónica de Londres y la orquesta Sinfónica de Montevideo, Uruguay.

En 2011, “El Maestro” se despidió de los escenarios con dos antológicos shows en el teatro Gran Rex, en los que estuvo acompañado por su orquesta. En febrero de 2012, tres días después de cumplir 94 años, Mores traspasó simbólicamente su batuta a su nieto Gabriel en el recital de despedida realizado en el teatro Auditorium de la ciudad de Mar del Plata. En agosto de 2015, Mores tuvo su gran homenaje en vida, en el Teatro Colón, en lo que fue la apertura del Festival y Mundial de Tango de la Ciudad. Su nieto Gabriel dirigió un sexteto de cuerdas y a los cuarenta músicos de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires para recordar los grandes éxitos del reconocido músico. Esa noche, Mariano disfrutó del concierto vía streaming, y grabó un audio con un saludo:“Buenas noches amigos de siempre. Les dejo mi corazón y quedan en compañía de mi orquesta”.

La muerte de su hijo Nito, de 39 años, en mayo de 1984, víctima de cáncer, fue un duro golpe para Mariano. Siempre familiero, estuvo muy unido a su alma gemela, Myrna Morales, más conocida como Myrna Mores, actriz y cantante que falleció en 2014 a los 93 años. Con ella había tenido dos hijos, Nito y Silvia, sus nietos Gabriel y Mariana Fabbiani, quienes a su vez les dieron bisnietos. El 13 de abril de 2016, a los 98 años, la Leyenda del Tango “partió” hacia su gira definitiva.

Galería de imágenes
En esta Nota