viernes 24 de septiembre de 2021
caras
ACTUALIDAD | 16-01-2021 10:15

Daniela Urzi contó cuánto la afectó la pandemia

La artista confesó que fue la musica la que la salvó. Galería de fotos

De ninguna manera Daniela Urzi se alejó del mundo de la moda, y de hecho valora tener la fortuna de seguir trabajando a los 44 años. “Amo el modelaje, me fascina, es el trabajo de toda la vida y nunca perdí la pasión”, argumenta.

Pero a la vez se considera una persona creativa en todos los aspectos, y por eso hace tiempo que abrió el abanico hacia otras inquietudes artísticas como la fotografía, la música y recientemente la actuación: “Me gusta desarrollar las diferentes facetas que tengo sin dejar alguna de lado y abandonarla, todo lo que comienzo lo continúo. Y las cosas nuevas, como mi participación actoral en la película 'Giro de Ases', las incorporé tratando de mejorar y avanzar todo el tiempo”.

Dispuesta a bucear distintos caminos que le satisfagan ese espíritu curioso, la modelo encontró en la música un salvoconducto que le permitió sobrellevar la pandemia sin secuelas anímicas ni emocionales: “Resultó ser un refugio super lindo, apasionante y positivo. Me ayudó a no sufrir el encierro, y gracias al armado de mi cuarto disco y a la compañía de mi hijo me salvaron el alma. La música ayuda mucho al espíritu y al estado anímico de las personas, componer las cinco canciones me dieron un estímulo durante la cuarentena”, confiesa convencida sobre los efectos terapéuticos de esa disciplina artística.

El disco en cuestión, que vio la luz en estos días, se llama “Awakening” (“Despertar” en inglés), y es el cuarto álbum de la saga luego de los anteriores “Transition”, “Flow” y “New Vibe”.

El disco lo empecé a concebir a partir de mayo y me llevó bastante tiempo, fue un trabajo intenso sin dudas. El hecho de tener un departamento con balcón amplio y mucha entrada de sol me favoreció. Me encanta componer cada canción de      cero, y todo ese proceso que forma la parte creativa de cómo lograr cada tema es apasionante. Desde tener una idea remota e ir desarrollándola hasta el proceso de los sonidos, todo es maravilloso”, confió.

Y explica que su función no es ser deejay, más allá de que a veces lo haga en eventos exclusivos para promocionar su música: “Lo mío es componer y producir música electrónica, una rama nueva más étnica, de sonidos novedosos. La podríamos llamar World Music, si bien no tiene un nombre aún determinado dentro del género de la música electrónica”.

En cuanto a la tierna compañía de su heredero, Thiago Cosentino (9), sostiene que siempre fue su fuente de inspiración, recordando que él fue quién la motivó a realizar un libro sobre el oso Teddy después de verlo interactuar con un Teddy de peluche.

 “De esa situación surgió toda la idea, siempre trato de incorporarlo y de hacer juntos cada expresión artística que emprendo. En todo el proceso del disco le hice escuchar los temas y le iba preguntando que le parecía. De repente me decía 'está muy fuerte el volumen' o que tal parte 'es muy repetitiva', quiero que se interese, opine y me ayude. Y las cosas que me manifestaba son tal cuál, tiene un oído bastante crítico. Me encanta compartir todos estos momentos con él”, aseguró.

Separada en el 2019 del representante de futbolistas Pablo Cosentino, Daniela cuida las formas y el perfil cuando habla de su vida privada: “Hace poquito más de un año estoy en pareja con alguien que me hace muy bien. Es una persona muy dulce, así que en ese sentido estoy tranquila”, reveló concisa.

Contrariada por las dificultades para viajar que delimitó la pandemia, muere de ganas por ir a Miami y a Nueva York y así “visitar a un montón de amigos” que cosechó en sus años de modelo.

Extraña mucho Tulúm, un lugar que descubrió hace dos décadas y en el que se siente muy local, y este lunes 11 le festejó los nueve años a Thiago con una fiesta en la casa de verano que alquiló en un barrio privado: “Fue una celebración muy linda, lástima sólo la lluvia. Mi mamá le preparó empanadas, que son sus favoritas, y vinieron mi familia, Pablo, sus primitos, se divirtieron como locos en los juegos”, comentó. 

Representada por la agencia Lo Management, Urzi admite la desilusión que experimentó cuando la irrupción del Covid-19 la obligó a suspender un montón de trabajos.

Ahora se aferró a los protocolos y a ciertos recaudos especiales, como llevarse su propio almuerzo y su maquillaje, y logró recuperar mucho de ese tiempo perdido.

Enfocada en no transmitirle a su hijo “situaciones difíciles que alteren su estado emocional”, quedó admirada por la capacidad de adaptación que advirtió tanto en Thiago como en sus compañeritos durante la cuarentena.

Es impresionante como se adaptan a las situaciones, llevaron el confinamiento con mucha naturalidad y super arriba. Si a los chicos les organizás una rutina de sueño, de comidas y de horarios a respetar, les generás una responsabilidad que los ayuda a su estructura como personas”, analizó.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios