martes 3 de agosto de 2021
caras
ACTUALIDAD | 27-06-2021 17:57

Las fotos de Sofía Sola, la hija de Maru Botana que debutó como modelo

"Hailey Biever es mi inspiración", asegura la joven. Galería de fotos

Todo comenzó por sus innatos deseos juveniles de querer independizarse y empezar a trabajar. Siempre le gustó el tema de posar, pero fue este año, después de que la convocaran una amiga y desde otros emprendimientos para hacer las fotos, que Sofía Sola (16) se propuso sacarse las ganas de ser modelo. Lo habló con su madre, la reconocida chef Maru Botana (51), y ella le sugirió que le escriba a Ricky Sarkany (60), vecino de la familia en el barrio Pacheco Golf y con quien siempre tuvo una linda relación. “De chica le vendía brownies y pasaba por su casa, hay mucho cariño con él y su familia. Le escribí y me convocó de inmediato para que vaya el próximo miércoles a su estudio y hagamos unas fotos. Me dijo que iban a ser quince minutos y terminé quedándome dos horas, hice miles de fotos para la colección Reset y la pasé bomba, me copó. Al tratarse de Ricky me sentí cómoda y segura, además mamá me acompañó y presenció toda la sesión”, le contó a CARAS la hija de Maru y del ingeniero agrónomo Bernardo Sola, alumna de quinto año secundario y admiradora confesa de la modelo y presentadora Hailey Biever (24): “Me inspiro en muchas modelos, me encanta ver los videos de Vogue en YouTube con las grandes modelos preparándose para los desfiles, pero mi favorita es ella. La amo, la re sigo y es la que más admiro por su estilo y su forma de ser”, sentenció.

   Todavía con dudas acerca de que carrera seguir cuando terminé el sexto año y egrese de la secundaria, Sofía toma su incursión en el mundo de la moda como una situación del momento y con el único fin de disfrutarlo. “Todo el mundo me pregunta que voy a estudiar cuando termine el colegio, y yo no tengo idea que decirles (risas). Supongo que iré viendo lo qué me gusta en este año y medio, todavía no tengo una respuesta. Modelar lo vivo muy a presente, por ahora no tengo un objetivo de llegar ser la mejor, me divierte y lo voy a seguir haciendo mientras me sienta cómoda y me siga gustando”, explicó. Dice que sus padres y su familia la respaldan ciento por ciento, y que habló del tema con sus dos hermanos más compinches por un tema generacional, Matías (17) y Lucía (19), con quien comparte cuarto: “Con mi familia tenemos una relación hermosa, somos muchos hermanos y los amo a todos con toda mi alma. Quizás me doy un poco más con Matías, que sólo me lleva un año, y con Lucia, que me lleva tres”.

   Sin necesidad aún de buscarse agencia, un tema que por el momento dejará en manos de su madre, dice que no está de novia y se autodefine como una chica muy movida y activa a la que por sobre todas las cosas le gusta disfrutar. “Todo el tiempo trato de hacer cosas y de aprovechar el día al máximo, tanto haciendo distintas tareas como saliendo a caminar, a comprar algo o al colegio. Soy buena alumna, entreno seis días a la semana fitness con un personal  trainer y dejo los sábados y domingos para descansar o salir con mis amigas. Durante la semana estoy más conectada en mí y en mis cosas”, aseguró con su metro setenta y uno de altura y sus ojos verdes. Muchos afirman que es igual a Maru cuando la cocinera tenía su edad, y de pequeña le divertía quedarse charlando con los fotógrafos que le iban a hacer notas a su madre. Ese fue, quizás, un punto inconsciente de conexión con el nuevo mundo que se le avecina. Ella, por ahora, atesora orgullosa sus fotos para la nueva colección cápsula de Sarkany, en la que luce como una bomba adolescente entre zapatillas, botas, hoodies y joggers. Mirando de reojo esos videos en los que las supermodelos de hoy le iluminan el mañana.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios