viernes 02 de diciembre del 2022
CARAS DECO 21-11-2022 10:01

Datos a tener en cuenta al momento de elegir la iluminación para nuestra casa

La luz es un elemento muy importante en nuestras vidas, principalmente porque hace que funcione nuestro sistema circadiano. Para nosotros, los diseñadores de iluminación, es un complemento esencial al momento de proyectar un espacio. No lo consideramos como un accesorio en el diseño, sino más bien algo que acompaña todo el proceso desde que se empieza a idear y dibujar. Este universo de la luz está compuesto por muchos términos que a veces son difíciles de entender, es por eso que es importante saber de qué se tratan para poder utilizar la luz de la mejor manera posible y que nuestros espacios de diseño se resalten. A continuación, hablaremos sobre varios recursos que no solo comprenden lo estético y funcional, sino lo psicológico y humano, modificando las sensaciones dentro de nuestros espacios. La empresa Macroled nos acompaña en esta nota con algunos ejemplos de artefactos para poder llevarlo a la práctica de la mejor manera. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

¿Cuánta luz quiero para ese espacio?

Cuando hablamos de cantidad de luz, hablamos de FLUJO LUMINOSO y lo podemos ver en la potencia que tienen las lámparas (lm / lúmenes / watts). Al momento de seleccionar, tenemos que definir CUANTA LUZ tenemos que darle al espacio. Cuantos más lúmenes, más distancia con la superficie tenemos que tener, porque si dejamos la fuente de luz muy cerca de la superficie podemos encandilarnos y desperdiciar ese flujo luminoso.

 

¿Qué superficie estoy iluminando?

Para esto tenemos que tener en cuenta un término que se llama ILUMINANCIA y hay que fijarse en la textura o material de la superficie que vamos a iluminar. No es lo mismo iluminar una superficie lisa como una mesa o escritorio, que un espacio con textiles y texturas rugosas. Todos los materiales toman la luz de distinta manera. En resumen, la Iluminancia es el flujo luminoso que incide sobre una superficie. Unidad de medida: Lux.

 

¿Quién está usando el espacio?

A la cantidad de luz que percibe el ojo, se lo llama LUMINANCIA. Tenemos que pensar muy bien a quien está dirigido nuestro espacio: no es lo mismo iluminar un ambiente para gente grande donde la capacidad visual es menor que una escuela o jardín de infantes. Además, el ojo tiene distintos períodos de adaptación según la persona y es bueno tenerlo en cuenta para elegir la luminancia adecuada.

COMO DISEÑAR CON LUZ

Tenemos 3 formas de utilizar la luz en el diseño:

  1. Luz funcional: es la luz general, ambiental y homogénea, donde no estamos resaltando ningún detalle en particular. Es esencial en todo tipo de proyecto más allá de que no se utilice todos los días. Siempre es necesario instalar un perímetro de dicroicas o luz central que cumpla la función de la luz general.
  2. Luz puntual: para focalizar la luz y resaltar algún punto importante de la arquitectura dándole distintos contrastes. Por ejemplo: algún sector de lectura o los cuadros en un museo de arte.
  3. Luz decorativa: luz meramente de decoración, artística. En esta instancia, la luz se vuelve información, resaltamos la luz en sí como objeto, la usamos como protagonista. Por ejemplo: las luces de neon o los lasers en una fiesta.

 

TEMPERATURA.

La temperatura de la luz es la que nos da los clásicos tonos de luz. Podemos elegir productos que tengan luz cálida, neutra o fría. Esta temperatura se mide en grados Kelvin (6500 K) por ejemplo. A mayor número de grados, más fría es la luz. Los bulbos comunes Macroled tienen tres tipos de temperatura: cálido (3000K), neutro (4500K) y frío (6500K).

 

DIMERIZAR

Dimerizar las lámparas siempre es una buena opción para ajustar la iluminación a nuestro gusto. La recomendación que yo les hago en este caso son las lámparas SMART de Macroled, que son dimerizables y se pueden controlar desde el celular con la app de la misma marca. Además, es una excelente opción para ingresar en el mundo de la domótica.

 

¿COMO LLEVAMOS ESTOS CONCEPTOS A NUESTRAS CASAS?

Vamos a ver algunos ejemplos prácticos de imágenes y ejemplos de artefactos para que se puedan entender mejor los conceptos.

  1. BAÑOS: iluminar de frente. En general, se coloca iluminación sobre las mesadas de los baños, es importante ya que se refiere a la luz funcional, pero siempre hay que sumar una iluminación de frente para que no se generen sombras sobre la cara.

Una opción interesante para una luz focal es la línea PRO de Macroled, que posee un sistema de iluminación anti-encandilamiento, ya que refleja la luz sobre una superficie reflectiva y no directamente sobre nuestros ojos.

  1. COCINAS: no hacerse sombra sobre la superficie de trabajo. Para esto es importante colocar la luz bajo alacena sobre el espacio donde estamos trabajando. No colocar la luz únicamente en el cielorraso de la cocina ya que de esa manera nos hacemos sombra.

Un elemento fundamental para no hacerse sombra en la cocina son las iluminaciones bajo alacena. Las opciones más buscadas son los listones T5 o las tiras led de Macroled (hay de diferentes tonos de luz) y recuerden que estas deben ir siempre con su fuente Powerswitch de acuerdo a la cantidad de metros.

  1. VESTIDORES: pensar en el IRC: índice de reproducción cromática. Es la fidelidad con que la luz refleja los colores. El valor va de 0 a 100 y un IRC eficiente debe ser siempre mayor a 95.

Las lámapra AR111 de Macroled tienen un elevado nivel de fidelidad del color a la hora de proyectar luz. Suelen usarse tanto para vestidores como para vidrieras de tiendas de ropa. Hay que ver que tengan un buen disipador de calor para que no afecta su funcionamiento.

 

Datos de contacto:

Mail: [email protected]   

Instagram: arq.manuberraz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Galería de imágenes
En esta Nota