jueves 11 de agosto del 2022

FlordeBodegas en la Toscana: qué hacer en Montalcino

Los que ya me conocen saben que soy Flor de Bodegas, asesora de viajes y turismo vitivinícola en Mendoza. Y sin embargo, aun así me costó mucho organizar este viaje relacionado al mundo del vino (no es que me quiera agrandar, pero necesitamos una Flor de Bodegas italiana urgente). Habiendo conocido sólo Montalcino (hasta ahora), aquí algunas recomendaciones por si están planeando este viaje a la Toscana (o por si quieren dejarse tentar). Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

La familia de Bodegas inició el camino a la Toscana desde Florencia. Si bien hay muchos tours que te llevan por el día a conocer bodegas, nosotros decidimos alquilar auto y hacer nuestra propia ruta (recuerden también que viajo con la niña Carmela).

Decidir las bodegas a visitar es un gran desafío, primero porque son muchas (y querés conocer todas), segundo porque (al menos nosotros) viajamos con un presupuesto destinado a bodegas y, además, porque no queríamos cansarnos (siempre en Mendoza recomiendo no hacer más de dos bodegas por día).

 

Al momento de organizar el viaje, les recomiendo tener en cuenta lo siguiente:

1.     Decidir dónde dormir: aquí recomiendo que reserven ni bien sepan qué bodega visitar así no les queda muy lejos. Nosotros nos hospedamos las dos primeras noches en Montalcino, en Il Giglio Hotel, que lo recomiendo muchísimo. El costo fue de 283 euros las dos noches.

2.     Aunque no lo crean, yo, que soy la que más insiste en que hagan reservas, NO RESERVÉ BODEGAS EN MONTALCINO. Nos ayudó que no fuera temporada altísima y pudimos conocer cuatro que estuvieron muy bien:

 

·         Bodega Pedelleti: A 5 minutos caminando desde el hotel, hicimos la reserva apenas llegamos y nos dijeron que podíamos ir en una hora. Amamos esa visita y degus porque llevan 26 generaciones haciendo vino; además, porque nos hicieron una visita a la bodega a nosotros solos y pudimos preguntar de todo.

·         Ciacci Piccolomi D’aragona: Mandamos mail el día que llegamos para reservar para el siguiente día y nos contestaron al momento. Degustación de un aceite de oliva + degustación de tres vinos (uno de ellos Brunello de Montalcino). Costó 20 euros por persona.

·         Fattoria Barbi: Aquí llegamos sin reserva, por lo que no pudimos hacer la visita, pero hicimos una degustación compartida y a la carta con picada. Valor: 18 euros.

·         Fanti: Terminamos con esta bodega que nos encantó porque la visita y degus fueron de aceites y vinos. El paisaje, inmejorable.

 

3.     Si se animan, recomiendo hacer el tour en auto, porque las distancias (si se alojan cerca de bodegas) no son largas.

4.     En cuanto a las comidas, los precios van desde los 7 euros aproximadamente (un plato de pastas) para arriba. Las copas de vino arrancan en unos 3,5 euros y las botellas de vino en unos 20 euros.

Nos encantaron los Rosso y Brunello de Montalcino, la gastronomía italiana es espectacular y los paisajes son de sueño.

Para los wine lovers, la Toscana es un destino casi obligatorio alguna vez en la vida, y para quienes no son tan fanáticos del vino, la Toscana se convierte en una experiencia de encanto y buena gastronomía a sólo tres horas de Roma.

 

¿Conocen la Toscana? ¿Qué más les gustaría saber?

 

Datos de contacto:

[email protected]

Instagram: maría_florencia_lanza

Celular: 011-153-068-1874

Galería de imágenes
En esta Nota