miércoles 28 de febrero del 2024
CELEBRIDADES 18-02-2023 13:28

Qué fue de la vida de Winona Ryder: desde el escándalo por robar hasta el éxito de Strangers things

La actriz fue un ícono de los 90, pero sus adicciones y problemas con la justicia la hundieron en el anonimato hasta que de la mano de Netflix volvió a brillar.

La serie “Stranger Things” (Netflix) fue el resurgir de la actriz Winona Ryder, un ícono de los 90s que luego de un escandaloso robo se hundió en el anonimato. Gracias a esta historia que cuenta las aventuras de cuatro amigos que pelean contra monstruos en la década de los 80s, Winona pudo volver a ponerse en la escena actoral, la cual había prácticamente abandonado con algunas pequeñas excepciones.

Winona Laura Horowitz nació el 29 de octubre de 1971 en Winona, una ciudad de Minnesota que tiene su mismo nombre. Hija de escritores y editores, desde chica estuvo rodeada por libros, cultura y arte. Winona desde muy joven quiso actuar, pero no fue nada fácil al principio. Cuando tenía 15 años un director de casting le dijo que no servía para actuar y que “no era lo suficientemente linda”. Pero ella no se rindió, y cuando se enteró de un casting envió un video suyo leyendo un fragmento del texto. No quedó en esa película, pero el director quedó deslumbrado con ella y la convocó para actuar en la película "Lucas".

winona ryder
Winona Ryder en "Drácula de Bram Stoker", junto a Gary Oldman, quien interpretaba al famoso conde.

Su primer gran trabajo fue en Beetlejuice, de la mano de Tim Burton, quien luego la dirigiría en la inolvidable “El Joven Manos de Tijera”. Luego llegaron grandes películas, en ls que demostró todo su talento actoral: "Heathers", "Drácula de Bram Stoker", "La Edad de la Inocencia" y "Mujercitas", son solo algunos de los ejemplos. Fue nominada al Oscar dos años consecutivos y ganó un Globo de Oro, y parecía ser la actriz destinada a enamorar a Hollywood de forma permanente. Pero entonces empezaron los problemas.

Winona vivió un intenso amor lleno de pasión, paparazzis y sustancias con el actor Johnny Depp,  a quien había conocido filmando la película "Great balls of fire". La relación terminó en una separación que lo llevo a Depp a cambiarse su tatuaje en el brazo: se había tatuado “Winona Forever” (“Winona para siempre”) y al separarse borró la última sílaba de su ex pareja, convirtiendo el tatuaje en “Wino Forever” (“Borracho para siempre”). También comenzó a hacerse adicta a drogas como los calmantes y los analgésicos.

Winona y Jhonny
Winona Ryder junto a Jhonny Depp.

 

El robo que arruinó la carrera de Winona Ryder

Pero lo que terminó de socavar la carrera de Winona Ryder fue el robo que perpetuó en una tienda por el valor de 5.400 dólares, y por el cual fue detenida. Levantaron varios cargos contra ella, como robo, fraude y tenencia de drogas que si bien eran legales, habían sido adquiridas sin la debida prescripción médica. Winona nunca aclaró lo sucedido y para hablar con ella los periodistas deben comprometerse a no mencionar ese tema. En cuanto a su detención, el juez fijó una fianza de 20.000 dólares que fue pagada de inmediato. Además, la condenaron a pagar lo robado a valores actualizados, una multa de 11.000 dólares, tres años de prisión en suspenso y debió realizar 480 horas de trabajo comunitario.

La vez que habló del robo dijo que la detención le vino bien para reflexionar y cambiar. Dejó los tranquilizantes y analgésicos “Paré y descubrí que había vida sin las cámaras”, dijo en una de las pocas entrevistas en las que habló del tema. Sin embargo, durante mucho tiempo, casi no fue llamada para trabajar como actriz: los estudios le dieron la espalda.

winona
Winona Ryder en su papel en "El cisne negro".

Stranger Things, el éxito que la salvó de morir en el anonimato

Tiempo después, poco a poco, Winona consiguió volver. Primero con algunos papeles pequeños pero deslumbrantes, como el que hace en la película “El cisne negro”. 

Pero fue “Stranger things” la serie con la que consiguió volver a estar en la órbita de las nuevas audiencias. En la serie, Winona interpret a Joyce Byers, la madre de Jon y Will, una mujer cariñosa pero también agotada por los avatares de su vida. Eso sí: ama a sus hijos e intenta protegerlos del horror lo más que puede.

En esta Nota