viernes 5 de marzo de 2021
caras
REALEZA | 16-12-2020 11:17

El hijo de la reina Isabel II, implicado en una red de tráfico sexual

El príncipe Andrés estaría involucrado en el caso Epstein y se lo acusa de abuso sexual contra una menor.

La corona británica está que arde dado que el príncipe Andrés, hijo de la reina Isabel II estaría implicado en el caso Epstein, una red de tráfico sexual. 

Según el diario británico Daily Mail, que llevó adelante una investigación sobre el tema, el príncipe Andrés se había alojado en la mansión de Jeffrey Epstein donde ocurrieron los hechos de abuso sexual. 

Durante una entrevista que el hijo de la reina ofreció a la BBC de Londres, habría mentido en sus declaraciones, las que salieron al descubierto tras las investigaciones del Daly Mail.

El príncipe estaría implicado en la red de tráfico sexual y todo indicaría que abusó de la menor Virginia Roberts en 2001 cuando la joven tenía 17 años

La víctima aseguró al diario que tuvo relaciones sexuales con el duque de York en 3 oportunidades. También detalló que el primer encuentro fue en Londres, el segundo en Nueva York y el tercero en la mansión de Epstein ubicada en una isla privada de Virgin Islands.

Si bien Andrés negó absolutamente todo lo manifestado por Virginia, hay una fotografía en la que se lo ve abrazando a la joven, imagen tomada por la ex pareja de Epstein. 

El diario accedió al itinerario del príncipe y ahí se constató que el duque estuvo 3 días en Estados Unidos, en abril de 2001, que se hospedó en la residencia del cónsul británico en Nueva York y al día siguiente viajó a Boston a una dirección privada, la que se supo después que era la casa de Epstein cercana al Central Park.

En la entrevista a la BBC, el príncipe negó rotundamente haber estado en ese lugar: "definitivamente no me quedé. Definitivamente no", aseguró convencido. 

También aseguró que hubo un lapso de tiempo privado y según la víctima del abuso, coincide con el encuentro que tuvo con ella.

Otra parte de la investigación del reconocido medio dice que en marzo, cuando Virgina se habría encontrado con Roberts, era el día del cumpleaños de la hija del príncipe, por lo tanto momento imposible para encontrarse con su víctima.

Sin embargo, las investigaciones llegaron a la conclusión que ese día Andrés tenía en su agenda una sesión de manicura y se contradice con sus dichos de haber estado con su hija Beatriz aunque ésta no recuerda si ese día lo compartió con su padre.

A raíz de este escándalo, desde el palacio de Buckinghan le otorgaron el permiso al príncipe para alejarse de los compromisos públicos. 
 

 

 

 

 

 

 

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios