Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

31/05/2016

Actualidad

Maxi López y Daniela Christiansson, fashion-love en Palermo Soho

"Argentina no deja de sorprenderla".

Desde que “blanquearon” su relación, en septiembre de 2014, en el Milano Fashion Week, Maxi López y la top model sueca Daniela Christiansson demuestran que son “almas gemelas” que se aman y comparten su pasión por la moda. El lunes 30, a las 14:45 horas, CARAS sorprendió a la pareja híper fashionista paseando por Palermo Soho, aunque por sus oufits parecían desplazarse por la emblemática Vía Montenapoleone, de Milán. Los dos de negro, con sombreros, ella con el último modelo de cartera Louis Vuitton (valuado en 1500 euros), llamaron la atención por su look europeo. Habían llegado a Buenos Aires hacía una semana, aprovechando las vacaciones del delantero del club Torino, de Italia, en donde firmó
contrato por dos años más y luego tiene posibilidades de ir a jugar a Francia e Inglaterra.
Mientras, su ex, Wanda Nara pasea por Nueva York (tras haber disfrutado de la playa en Miami) junto Mauro Icardi y la hija, Francesca, López aprovechó el receso para volver a la Argentina, país al que le encanta venir su pareja desde hace casi dos años. Ambos se hospedan en el departamento que tiene Maxi en Puerto Madero, y fueron a almorzar a Palermo, donde también aprovecharon para hacer compras en “Ay Not Dead”, de la calle Gurruchaga  al 1600. Al subir fotos a sus cuentas de redes sociales, la pareja recibió críticas de quienes no entendían por qué el futbolista no estaba con los tres hijos que tuvo con Wanda, Valentino, Constantino y Benedicto, suponiendo que le tocaba cuidarlos. Casi al mismo tiempo, se confirmó la versión de que los niños paseaban con su abuela materna, Nora Colósimo, en el Museo de la Pasión Boquense. Así se los pudo ver a los niños posando junto a míticas camisetas xeneizes (lo que algunos entendieron como una provocación a Maxi, muy ligado en la Argentina a River Plate). “El acuerdo que tenía con la madre era que el día 24, cuando llegaba a la Argentina, pasaba a buscar a los nenes. Pero la verdad es que ella se fue de viaje, no me dicen dónde tienen a mis hijos y me hacen perder una vez más mis vacaciones con ellos. ¡Y ni siquiera ella está con ellos en el viaje que planeó. Así que imagínate cómo estoy!—afirmó Maxi—. La idea era pasar unas semanas en el país e ir a esquiar con los nenes y Daniela a la Patagonia, ya que ella es fanática del esquí y moría por conocer el Sur”, agregó.
Indiferente a las versiones de que ella no quiere a los hijos de Maxi, Daniela Christiansson se dedicó a disfrutar de la gastronomía porteña, quien se declaró fan de la milanesa napolitana y la torta brownie con dulce de leche. La bellísima modelo que cautivó el corazón del ex de Wanda Nara, es rubia, de ojos celestes, nació en Estocolmo, y trabaja para la agencia Major Models. Es una de las mannequin más solicitadas de Europa, y con su 1,77 metro de altura y sus medidas 83-59-88, paseó su charme por pasarelas internacionales como las de Nueva York, Londres, Milán, Berlín, Tokio y París, entre otras. Daniela ganó el World Top Model, en el Hotel Mont Blanc, en Courmayer, Valle d’Aosta, Italia, donde obtuvo el premio máximo de 200.000 euros. El certamen es famoso por haber sido ganado por celebridades de la talla de Claudia Schiffer, Valeria Mazza, Grace Jones y Brigitte Nilsen. Además de hablar su lengua materna, Daniela domina el inglés, el francés y el alemán, y se defiende bastante con el español. Ahora acaba de ser la cara de Pin-Up (un brand italiano de bikini y lencería) y cerró un contrato con una marca francesa donde va a ser la imagen de la próxima temporada en París.
En su segunda visita a Buenos Aires, Christiansson tuvo tiempo de recorrer varios barrios con su gran amor oficiando de anfitrión, y como “frutilla del postre” de estas vacaciones, antes de volverse a Italia la pareja finalmente viajó a Bariloche, San Martín de los Andes y Villa La Angostura.Un deseo que tenía desde hace tiempo la glamorosa top model, y que fue cumplido por su enamorado Príncipe Azul. “La Argentina no deja de sorprenderla”, afirmó Maxi López.