martes 27 de septiembre del 2022
ACTUALIDAD 12-08-2022 17:10

Hernán de Mala Fama: “La música no se puede dejar”

El cantante de Mala Fama, Hernán Coronel, estuvo presente junto a El Doctor en un stream de PEEK Latam. Habló de lo qué significa la “sagrada musiquera” y, además, adelantó cuándo va a ser su próximo show en Buenos Aires.

Local Support es un café al estilo neoyorquino ubicado en el corazón de Palermo. Es un pequeño local con varios pisos en el que siempre hay algo nuevo para todos aquellos fans del café, el diseño y la buena música. Es por esto, que tanto El Doctor como Hernán Coronel decidieron junto a la producción de PEEK Latam reunirse en el lugar para tener una charla sincera, fiel al estilo que los identifica a ambos. Coronel, de 44 años, inició su carrera en el 2000, cuando Mala Fama se dio a conocer por medio de su primer disco “Ritmo y sustancia”. El estilo peculiar del vocalista, sumado a las letras cómicas de sus canciones, fueron las claves del éxito de la banda en el apogeo de la cumbia villera en esos años, cuando explotó el género de la mano de Pablito Lescano, actual cantante de Damas Gratis. “La música se resume en canciones, si son lindas, no importa de qué estilo sean”, afirmó el músico.

Siendo el cantante y tecladista de Mala Fama, Coronel logró el éxito con su particular tono vocal, pronunciando las palabras con una R (erre) excesiva y siempre con un cigarrillo prendido, tomando cerveza con una mano y el micrófono en la otra. Sus latiguillos y frases son marca registrada, y su timbre de voz es único entre los cantantes de cumbia. “Mi mamá me llevó al Parque Centenario a ver a Mala Fama cuando tenía siete años. En ese entonces, tenía mi batería y trataba de sacar la percusión de un par de temas”, confesó El Doctor, al principio de la charla, en su programa “808 Studio” en vivo por la plataforma de Twitch.

Hernán de Mala Fama: “La música no se puede dejar”

El Doctor le preguntó por su hijo Bartolo, de quien dijo que tenía “mucho talento”. “Es la sagrada musiquera que se abre camino. Siempre lo induje a eso de que la música no se copia, no se manipula, así como todo en la vida”, enfatizó el autor de temas como “El soguero”, “Guampachata”, “Soy Mala Fama”, “La marca de la gorra” y “Yo uso visera”. En 2019, Coronel protagonizó un programa basado en sus giras con el grupo: “Malafameros, un reality de feos”.

¿Cuándo se viene un show de Mala Fama acá en Buenos Aires?
Casi siempre estamos por acá o por allá. Estamos por ahí, levantando la cortina. Voy a estar en la Mágica el 24 de septiembre en el estadio Malvinas Argentinas por el decimosegundo aniversario. Van a estar de invitados La Delio Valdez, una banda de cumbia familiar, masiva y autogestiva, y Karina, la Princesita. Yo no tengo berretines de nada. Siempre dejo que todo fluya, pase, se sienta y perciba. Amo a los músicos de la Delio. Son uno de los mayores ejemplos contemporáneos de que la música se abre camino. Cuando la gente se reúne, no hay ningún líder. Junto a Los Palmeras son los mejores ejemplos.

Hernán de Mala Fama: “La música no se puede dejar”

¿Qué elegís si tuvieras que dejar la música o el tabaco?
El tabaco obviamente, que me importa. Me hiciste sacar una conclusión: la música no se puede dejar. Es imposible porque se abre el camino sola. ¿Cómo te apartas de ella? Sólo supuestamente muriéndote, pero tampoco sabemos si la muerte existe. La vida se abre camino y la sagrada musiquera es más que una religión y la gente no lo sabe. 

En relación a cuál es su tema preferido de Mala Fama, Coronel confesó: “Las canciones de Mala Fama son como hijos míos porque las creo sin querer comercializar. Sin buscar fama, plata, ni ningún interés. Nunca hice una canción pensando en ser famoso. “Ha pasado el tiempo”, o “Todavía la resaca de tu amor…”, esas son las más divinas, ponele. No sé qué canción hice referida a mí. Casi todas se refieren a todo lo que siento, lo que digo y comparto.

Escuchá a Mala Fama cantando sus canciones preferidas durante el stream: 

¿Cómo surgió la idea de hacer un tema con Andrés Calamaro?
No hubo ninguna idea mi amor. La música se abre caminos. Toqué con Fito Páez y con Joaquín Levinton, de Turf, somos muy amigos. También tuve el placer de tocar con los Fundamentalistas del Aire Acondicionado. Grabé dos canciones con Gaspar Benegas y una con todos los músicos. Cuando los escuches, no vas a encontrar similitud, se va a abrir un portal nuevo de la sagrada musiquera. En la música, libre albedrío. Puede jugar cualquiera. Las canciones tienen que ser genuinas, nada más que eso. La sagrada musiquera es la herramienta universal que vos podes escuchar lo que te haga alegrar, emocionar o acordar de la gente que queres.

Por último, el nacido en San Fernando contó cómo se maneja a la hora de producir su música y agradeció a todo el público que se hizo presente en Local Support para ver el stream en vivo: “Soy zarpado de minucioso y específico en hacer canciones. Todos estamos acá por la música. La fama es puro cuento, pero no así la Mala Fama. Gracias a todos aquellos que me miran con ternura, los aprecio mucho. Igual que a los guisos de mi vieja (risas). No desperdicies los momentos de alegrar y ayudar. Estoy acá porque mi hijo me habló muy bien de vos (a El Doctor). Para acompañarte tanto a vos como a toda la audiencia de PEEK. Todos somos hijos del rock. Casi nadie lo tiene presente, pero cuando éramos chiquitos no existía casi nada de cumbia ni de nada”.

En esta Nota