sábado 15 de agosto de 2020
caras
ACTUALIDAD | 13-07-2020 23:30

Liliana Parodi abre las puertas de su casa

La Productora Integral y Gerenta de Programación de América Televisión asegura: "El rating se gana a cara de perro". Galería de fotos

Ingresar a su universo más íntimo supone descubrir facetas reveladoras, estratégicamente resguardadas. Liliana Parodi (58) es el típico ejemplo de Self-Made Woman (“Mujer hecha a sí misma”) que hoy se convirtió en una verdadera Dama de Hierro de la televisión. Tuvo una infancia durísima en Villa Saboya, Partido de General Villegas. Y una adolescencia con grandes carencias en José C.Paz. Fue camarera de la tienda Harrod’s y recepcionista en un restaurante, y cursó estudios de periodista en el Círculo de la Prensa, locución en el ISER y Ciencias Políticas en la UBA. Hoy es Productora Integral y Gerenta de Programación de América Televisión. Fueron más de treinta años de carrera para hacer que su apellido integre la encumbrada lista de los más poderosos de la TV. Desde que empezó en la radio con íconos de los medios como Antonio Carrizo, Héctor Larrea y Cacho Fontana, sus decisiones fueron moldeando a ciclos televisivos en los que estaban al frente personalidades como Mirtha Legrand, Gerardo Sofovich y Jorge Lanata, entre otros. Hoy los máximos referentes del canal América no dejan de mencionarla como ejemplo de profesionalismo y agradecen su generosidad. Batalladora del rating, tiene fama de tener un carácter todo lo fuerte que se necesita para abrirse paso en un mundo en el que imperan los hombres y perduran bastantes códigos machistas.

   Liliana Parodi recibe a CARAS en su departamento de Palermo, respetando todos los protocolos sanitarios que impone la cuarentena. Y aquí es donde se abre ese Universo que la mujer fuerte de América preserva y del cual se nutre. Durante la producción fotográfica está presente su gran amor, el contador y empresario Ulises Novoa (58), quien es su marido desde hace 12 años.Y la otra gran protagonista de la sesión fotográfica es “la reina” de la casa: Lolita, una dogo de Burdeos de cinco años (la tienen desde que tenía dos meses) que pesa 62 kilos. “La gente me pregunta qué hago con un perro de más de sesenta kilos en un departamento, pero ella se la pasa en su camita, es muy dormilona. La saco, hace sus cosas y vuelve sin necesitar de grandes caminatas. Es una gran compañía. Abrís la puerta de tu casa y te está esperando. Te mira con esos ojotes y uno piensa: ‘¿Qué me estará diciendo?’. Quisiera hablar ‘idioma perro’ para entenderla”, afirma Parodi refiriéndose a la perra que por día come 600 gramos de alimento balanceado mezclado con queso blanco descremado (“Para hacerle un mimo extra”, agrega Liliana). 

   Uno de los capítulos de su biografía llamada “En Vivo” (Editorial Planeta), fue denominado “Mis Hijos Perros”, y es ahí cuando surge el hecho de no haber sido mamá, lo que la convierte en blanco de una duda recurrente. “A Lolita le digo ‘Hija Perra’, no la llamo ‘hija’. Pero la verdad es que no tiene nada que ver que ame tanto a las mascotas por el hecho de no haber sido mamá. No puedo saber qué es tener un hijo porque nunca lo tuve. Puedo saber qué es tener sobrinos porque tengo muchos. Pero sé que no es lo mismo. Al no ser madre, no podés sentir lo mismo que las que lo son. Pero sí podés tener este amor por las mascotas. Siento que sacan lo mejor de mí. Mi parte tierna, lúdica, me relajo porque sé que desde ellos nunca va a venir algo que no me guste. Tendría más perros, también gatos... Pero jamás se me ocurriría pensar que es lo mismo que tener un hijo”, aclara.

      Liliana Parodi está todo el tiempo conectada con el canal. Explica que la mayoría de los trabajadores hacen Home Office para que no circule tanta gente. Con mucho entusiasmo recibió la máscara de  CARAS creada por la marca DAR Máscaras que se encuentran en Farmacity. Ella y su marido forman un equipo hogareño en el que uno lava y el otro plancha, y alguno cocina mientras que el otro lava los platos. Así, la responsable de la programación de América concilia su vida en aislamiento social con el desafío de conservar el liderazgo en diferentes franjas horarias televisivas. “En casa tengo un televisor en cada ambiente. Siempre estoy siguiendo la transmisión del canal. Me mantengo al tanto de todo, pensando en qué hacer con la tele en cuarentena”, comenta. 

   La mujer fuerte de América confiesa que es   de que durante esta pandemia es una privilegiada. “En ese sentido soy una agradecida a la vida. Por supuesto que no llegué hasta acá sin haber tenido los otros problemas antes, pero me siento como una privilegiada teniendo que pasar la cuarentena con todas mis comodidades”, comenta.     

   Liliana destaca haber logrado estabilidad emocional, gracias a sus seres queridos y a hacer terapia durante 32 años con su psicóloga, la doctora Marta Williams. Aunque también valora cuestiones más estéticas, y agradece a la doctora Diana Chugri por cuidarle la piel y la silueta. Se define como una “cazadora de oportunidades”, y tiene argumentos para terminar de delinear el perfil de “la Parodi” de América TV. “Para ganar en el rating trabajo a cara de perro, sí. Se podría decir :‘Con cara de Lolita’ (Risas). ¿Pero qué hay detrás de semejante imagen? Una gran ternura. Es una cara de perro pero que adentro contiene una enorme cantidad de sentimientos que nunca se demuestran. Porque no deben demostrarse... Por supuesto que estamos hablando de ‘la diaria’ y para que las cosas funcionen en la tele. Es ahí cuando salgo a matar o morir,  poniendo ‘cara de Lolita’”, concluye.

 

Prod Sol Miranda

Agradecimientos: MakeUp: Tevy Salgado 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota
Fabián Cataldo

Fabián Cataldo

Comentarios