lunes 19 de octubre de 2020
caras
ACTUALIDAD | Ayer 10:50

Luisa Albinoni presenta a su hija Verónica, de 15 años

En una charla íntima, la actriz asegura: "Nos adoptamos" Galería de fotos

Nunca imaginó que recibiría nuevamente el reconocimiento masivo del público. Así lo relata Luisa Albinoni, en la previa del Día de la Madre, ella que lo dejó todo a un lado para cumplir el sueño de ser mamá. Dedicó casi una década a un proceso de adopción que le daría el premio mayor, su hija Verónica, que hoy tiene 15 años. “Nos adoptamos”, resume la participante del “Cantando 2020” al referirse a este noble gesto de amor.

   —¿En qué momento de su vida la sorprendió esta propuesta del “Cantando 2020”?

   En un momento bueno, venía trabajando y haciendo televisión. Fue una propuesta de Maxi Cardaci para hacer el trío con Carmen Barbieri y después “Carmencita” tuvo problemas de salud y la reemplacé. Parecía que volvía y no pudo, y finalmente me ofrecieron quedarme        efectiva. Nosotros teníamos otra propuesta para otro canal, pero el “Cantando” es una pista que tiene magia, nunca había estado, y me trataron en Laflia maravillosamente, con cariño y respeto. 

   —¿Esperaba semejante repercusión?

  La repercusión del público, desde 1981 que comenzó mi popularidad con “Hola Mami”, si bien hacía tiempo que yo venía trabajando, haciendo cine con Hugo Sofovich, y teatro independiente. Fue algo maravilloso. Si algo tengo que decir con el paso de los años es que el público es muy agradecido y generoso conmigo, y me recuerda siempre con mucho cariño. Esta repercusión fue algo que me maravilló y me hizo sentir de nuevo en mi mejor momento, y cuando ya pensaba que estaba en las últimas etapas con 68 años, no esperaba tener una repercusión de esta magnitud en el público, y fue sorprendente, maravilloso y agradable, una caricia al alma. 

   —¿Carmen le dio algún consejo?

   Con Carmen hemos sido compañeras, trabajamos en varias revistas y nuestra amistad se resignificó con la pandemia y todo lo que le estaba sucediendo con Fede. Estrechamos nuestro vínculo y le pareció maravilloso que hiciera el trío con ella. Se preocupó y empezó a realizar el vestuario. De hecho, usé ese vestuario para “Las Cosas del Querer”, que Carmen estaba preparando para que hiciéramos juntas. Fue muy emocionante para mí. El consejo de Carmen fue que iba a ser la mejor, me dio mucha polenta y me deseó que me quedé, y así sucedió.

   —Yendo a su rol de madre, ¿Siempre soñó con esa idea?

   La llevé siempre en mi corazón la idea de ser mamá. No importaba cómo, biológicamente o adoptivamente, pero siempre estuvo. Fue lo que más deseé en toda mi vida, a veces postergado en el tiempo por la misma carrera o posiblidades que no se daban o tener una pareja acorde para poder realizarlo. Por eso con mi última pareja decidí seguir sola para cumplir este sueño. Fue monoparental y me costó muchísimo más. Fue algo maravilloso. En ese momento debí viajar durante nueve años buscando a mi hijo o a mi hija. No sabía si sería uno o dos y tampoco tenía pretensiones de un bebé porque era una mujer grande de 52 años que había perdido un embarazo. Se terminó mi pareja porque no estaba de acuerdo con la adopción así que llegué solita como monoparental. Fue difícil pero al final del camino estaba mi premio mayor que es mi hija Verónica. La decisión de adoptar surge cuando pierdo ese embarazo a los 52 años y mi pareja quería que hiciera otro tipo de tratamiento y no era algo bueno para mi salud. Era bastante grande así que de ahí surge la decisión de adoptar. 

  —Perdió una pareja y ganó una hija…

   Claro, fue el final de una relación de 10 años. Pero elegí el camino de ser mamá. El primer encuentro con mi hija fue maravilloso. Era madrina de 10 hogares y no sabía bien qué criatura podía ser y fue realmente algo increíble porque no sabía que iba a ser ella mi hija. La había recibido con sus hermanitos sin saber que iba a ser mi hija. Los dueños del hogar le habían enseñado a decir “Hola, Mami”, porque no veían televisión y no sabía ella que yo era actriz. Sólo sabía que era la querida madrina que los iba a visitar. Fue maravilloso. Le habían enseñado a decir eso y yo casi me desmayo, fue increíble. 

   —¿Dejó a un lado su carrera para iniciar el proceso de adopción?

   En el momento en que yo estaba en mi proceso de adopción, que me llevó casi 9 años, muy complicado por ser monoparental y más en esa época y por el hecho de ser alguien famoso, cambié mi forma de vestir, no me pintaba tanto, me corté el pelo. Mi hija en cuanto me vio me dijo que me dejara el pelo largo de nuevo y que me pintara las uñas y los labios de rojo como me había visto en televisión. Un amor. Me aceptaba como era, pero uno a veces se condiciona frente a los jueces o frente a los que uno sabe que lo pueden prejuzgar o tomar a mal por cómo se viste o se arregla. Eso hizo que yo cambiara. No fue fácil pero mi familia me acompañó con su amor incondicional. 

  —¿Cómo fue acompañar el crecimiento de su hija?

  Fue maravilloso, con todas las dificultades que afronta un padre o una madre en la educación de un hijo o hija. Es exactamente lo mismo, con muchos temores, esperando que ocurriera el final de la guarda y poder darle mi apellido finalmente, y una serie de cosas que te angustian como mamá. Es el ser más maravilloso que me pudo haber tocado en el mundo, estoy muy agradecida, mi hija es una bendición. Es fácil acompañarla aunque muchas veces me pregunto si es lo correcto, porque a veces soy su amiga y otras me pongo más estricta. Es muy madura por toda la vida que le tocó enfrentar desde muy chiquita así que a veces ella también me enseña. 

   —¿Conoce a su mamá biológica?

   Sí, por supuesto que la conoce. No la recuerda bien porque ella entró al hogar siendo un bebé de un año y medio. Ella y sus hermanitos la recuerdan. Conoce su historia exactamente como es y puede ir con la cabeza en alto por la vida. Por eso elegí la adopción por la vía legal para que ningún cable quedara suelto, ninguna espina ni ninguna historia. Conoce exactamente todo. Yo conozco a sus hermanos, a los padres que los adoptaron, porque en ese momento el Juez los separaba y ahora ya no sucede. Nuestra relación es maravillosa. La adopté pero ella también me adoptó a mí. Cuando me dicen qué acto maravilloso es adoptar una criatura, siempre digo que la maravilla la hizo ella, logró convertirme en mamá. Ella hizo la maravilla en mí. 

   —¿Le gustaría seguir sus pasos en el espectáculo?

   Sí, le gusta cantar, actuar y baila excelentemente bien. Ahora dice que va a ser veterinaria o médico forense, tiene otras ideas en su cabeza. Pero me gustaría un día aplaudirla en un escenario. De hecho cuando hice las últimas revistas la hice subir al escenario para que la gente la conociera. No tenemos planes de hacer algo juntas, respeto totalmente sus decisiones respecto a su futuro. Lo que a ella la haga feliz me hará feliz a mi. 

  —¿Está en pareja?

   Estoy sola, estuve muchos años abocada a la crianza de mi hija. También si alguien se me acercaba aparecían los celos de ella, no le gustaba. Ahora está más flexible porque ella también está mirando a sus futuros amigovios, pero igual me marca muchísimas cosas. A mi me gustaría estar en pareja sobre todo después de este encierro de la cuarentena, me encantaría encontrar un compañero. Como siempre digo, alguien que me despierte las maripositas en el estómago. No es un capítulo cerrado el amor en mi vida, está siempre abierto, estoy stand by nomás.

   —¿Tiene proyectos?

   Muchísimos. El 8 de noviembre a las 21:00 horas voy a hacer mi streaming “Tengo las Bolas Llenas”, por “Argentina Show Live”. Se pueden comprar las entradas por “Haus Ticket”. Lo van a pasar fenómeno. Hago una recopilación de mis monólogos más todo lo que se agregó por la cuarentena. Creo que todos lo humoristas y cómicos hablamos de las mismas cosas. Canto, hablo con la gente y pasamos un lindo momento. También voy a ser jurado estable de “Las Morias Drag Night”. Los Drag son seres humanos maravillosos, con talento, y Maxi Cardaci me prometió que me van a montar como una verdadera Drag, así que estoy muy emocionada con eso. Además vamos a hacer otro streaming de “Plumas en la Noche”. Como ves, tengo muchos proyectos, hay que acomodarse a la situación actual. 

No te pierdas las fotos de Luisa Albinoni y Verónica, su hija.

Galería de imágenes

En esta Nota
Diego Esteves

Diego Esteves

Comentarios