jueves 21 de septiembre del 2023

ANGIE CHAMOSA, Educadora Musical

Recursos para abordar la música en la infancia. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

Francesco Tonucci, pensador, psicopedagogo y dibujante italiano, comentó que en una de sus entrevistas le habían preguntado “¿cuál considera que fue su año más importante?”. Pregunta a la que muchos responderíamos con frases como “cuando nació mi hijo”, “cuando me recibí”, “cuando gané el premio de...”. Francesco, con toda claridad, respondió: Seguramente el primero”.

En los primeros años de vida se asientan las bases para que el niño/a se enfrente al mundo. Durante estos años, adquieren las habilidades necesarias para moverse en sociedad. Se desarrolla la conciencia social, la motricidad, el lenguaje, el pensamiento crítico, la interacción con pares y adultos, etc.

El propósito de la utilización de la música en la infancia no es que salgan músicos, si no que vivan la música con todo su ser, desde el oído hasta los pies, pasando por el corazón, la mente y todo el cuerpo. Para ello, se necesitan acompañantes con criterio y sentido estético. En otras de mis notas abordo el tema del repertorio en la infancia. En este caso, quisiera compartir sobre algunos recursos que podemos utilizar para llevar la música a las mismas.

Un recurso muy a mano es, valga la redundancia: las manos. Las rimas, juegos, canciones con movimientos de manos son unos de las primeras que aparecen en los bebés, cuando comienza el descubrimiento de su cuerpo. Luego, se continúa con todo el cuerpo. Una referente en esta área es Tamara Chubarovsky, de la cual he aprendido muchas rimas con movimiento y me ha inspirado a crear las mías. Las rimas tienen un objetivo claro de estimulación del lenguaje, además del motriz.

Otra herramienta que suelo utilizar mucho en el aula son los títeres. Elena Santa Cruz, licenciada en Educación Inicial, Magíster en Familia y titiritera (entre otras cosas), nos habla de los títeres como “objetos mediadores de ternura” (¡qué maravilla!). Aprendí escuchándola que los títeres deben ser cuidados y protegidos: salen de su lugarcito y vuelven a él, con mucho cuidado y amor. Durante mi profesión han nacido: Oscar, el pájaro verde que canta; Susana, la serpiente; Rodolfo, el duende; Sandro, el pájaro émbolo; Mirta y Marta, dos pájaras con las que juego con la duración del sonido; Octavio, el picaflor; entre otros. Con ellos tengo fotos andando en bicicleta, tomándose la fiebre al ingreso del jardín en época de burbujas, haciendo selfies con los grupos…

Los objetos cotidianos pueden transformarse también en una excusa para el encuentro musical: tambores de ollas, sonajas de vasos de yogurt, lijas, maderas, etc. En este campo, Judith Akoschky fue la impulsora de los “cotidiáfonos” (instrumentos realizados con objetos cotidianos).

El dibujo rítmico nace de una investigación de la autora colombiana Tita Maya. Es un recurso para fortalecer la lectoescritura a través de la rítmica que a los grupos de Nivel Inicial les resultó altamente atractiva, ya que se combinan las historias con las canciones y el dibujo como escena de esa canción.

También podemos utilizar objetos como cintas, pañuelos, pelotas, caracoles, paraguas, globos, pompones, plumas, etc., que son mediadores entre la música y la expresión corporal.

Por último, para no extenderme, los libros. Libros con pestañas, con sorpresas, pop-up, con texturas para explorar se vuelven un mundo maravilloso para las infancias. Yo suelo crear canciones partiendo de los libros o acompañar con música entrelazando las áreas.

Todos estos recursos, cuando se disponen a ser presentados a las infancias, debe ser de manera estética y cuidadosa. Si es una tarjeta de papel, es preferible plastificar para que sea duradera. Si son títeres, pañuelos, telas… pueden llegar perfumados. Y no es lo mismo si los saco de una bolsa de supermercado que de una bolsita de organza o de una cajita… La presentación de los recursos hace mucho a la vivencia y la predisposición a la actividad.

En mi Instagram y en mi canal de Youtube (ambos como “Angie Chamosa”), encontrarán muchas actividades de las que acabo de nombrar. Les invito a pasar por las redes y bucear en el mar de recursos que les propongo. Y… ¡a jugar!

 

 

Galería de imágenes
En esta Nota